lunes, 28 de diciembre de 2015

¿QUE ES LA FE EN DIOS?

El pequeño Roberto asistía a la primaria y la maestra les encargó una tarea: “investigan qué es la fe en Dios”.
Intrigado, de regreso a casa le preguntó a su tío “¿Qué es la fe en Dios? Me la dejaron de tarea en la escuela”.
Con una amplia sonrisa, su tío le respondió: “¿En verdad quieres saber lo que es la fe en Dios?”.
“Si”, respondió Roberto.
Bien, vamos a la playa y te lo enseñaré.
Roberto vivía en las paradisíacas playas de Cancún.
Una vez que llegaron, le entregó el chaleco salvavidas y las aletas.
“Pero yo no se nadar” dijo Roberto.
“Lo se”, le dijo el tío, “póntelos de todas maneras”.
Lo hizo.
“Ahora, comienza a caminar hacia el mar de espaldas. Llegará un momento en el que sentirás que tus pies no tocan tierra. Déjate ir y arrójate de espaldas. No te hundirás, ya que el chaleco te hará flotar”.
Roberto estaba aterrado “No tío, no quiero”.
“¡Hazlo!” Le respondió “Estaré junto a ti para que no temas. Así que tranquilo”.
Roberto confió en su tío. Mientras caminaba de espaldas llegó un momento en el que sintió que no tocaba tierra. Dudó. Pero recordó las palabras de su tío, aparte de que lo tenía cerca.
En un acto de valor, dio el siguiente paso ¡Ya no tocaba tierra! Sin embargo, flotó en el mar gracias al chaleco. Se sintió emocionado ante la experiencia y feliz.
Ambos salieron del mar. Camino a casa, su tío le explico:
“En esto consiste la fe en Dios: el mar representa la vida. Yo represento a Dios y el chaleco representa la fe. Cuando te adentres en el mar de la vida y sientas que la lógica no puede ayudarte a salir a flote de tus problemas, hasta perder el piso, debes creer que el chaleco de la fe te salvará. Dios estará siempre cerca de ti, pero depende de que te atrevas a dar el primer paso de confiar en EL, vistiéndote el chaleco de la fe y arrojándote con el, para que puedas flotar en el mar de la vida con total paz y tranquilidad”.
Roberto quedó maravillado con la explicación de su tío y le dio las gracias. Cabe mencionar que la maestra quedó impresionada con la tarea y sacó la nota más alta de la clase.

lunes, 21 de diciembre de 2015

EL HOMBRE QUE APARECIO EN MI SUEÑO

Sucedió en diciembre de 2011, dos meses después de cortar mi relación con mi novio. Antes de contar mi relato confieso que siempre he creído en los sueños, en los cuales siempre que pido en oración alguna respuesta, casi siempre se me manifiesta en sueños. Creo que ellos nos recuerdan lo vivido en el pasado, en el presente y también nos revelan situaciones futuras. Se dice que en los sueños nuestra alma se separa del cuerpo y tenemos viajes ancestrales. Los "sueños" en ocasiones son experiencias espirituales muy hermosas, pues hasta parecen reales. Pues ahora si, quiero contarles y dejar plasmado ese sueño que tuve hace cuatro años y que ha marcado mi vida, pues no se borra de mi memoria y lo recuerdo como si fuese ayer y que sólo a unas pocas personas conté (Incluyendo a algunos amigos, familia y al protagonista de mi historia) confieso que siempre que lo cuento mi piel se eriza y mis ojos brillan.
Para esa época estaba pasando por un momento triste por la reciente ruptura de mi relación, entonces recuerdo que siempre oraba y le pedía señales a Dios para superar ese dolor...y así fué...sucedió, me puso un sueño, como en la mayoría de sueños aparecen escenarios raros y situaciones raras, el mío no fué la excepción. Aparecí en un lugar público y al aire libre, parecía una reunión con personas conocidas, recuerdo que decidí ir al baño del lugar y no quise entrar sola porque parecía oscuro y hacía frío ahí dentro, entonces le dije a una conocida que me esperara mientras yo salía, salí del baño y la conocida ya no estaba...estaba yo sola, y ví pasar un alma (El fantasma de una mujer de blanco) me dió mucho miedo y salí enseguida del baño muy asustada y buscando a mi familia que no veía por ningún lado. De repente aparece una de mis mejores amigas del colegio y me llene de alegría al verla y le dije 《ando buscando a mi familia, no los veo 》y ella me dijo 《tu familia está por allá, vamos te voy a llevar》 Para ese momento el escenario ya había cambiado, parecía un parque muy verdoso y tenía jardines hermosos, se sentía tranquilidad. Mi amiga me llevó hacía mi familia, señaló con su dedo índice a una dirección de casi un metro de distacia y me dijo 《Ahí esta tu familia 》 Yo esperaba ver a mi mamá y hermana. Y le dije 《¿A dónde?》 pues lo único que veía en esa dirección era un hombre muy guapo, alto, chelito, de barba, no muy delgado y con unos hermosos ojos cafés, y junto a él se encontraba un chico recién entrado a la adolescencia y otro niño de menor edad, muy bellos ambos. Entonces mi amiga volvió a señalar a la misma dirección y me dijo 《Ellos son tu famila, él es tu esposo y tus hijos》 En ese momento sentí una emoción enorme y les dije 'hola' con una sonrisa....pero ellos parecían no escucharme ni verme, le dije a mi amiga, ¿pero porque no me escuchan ni me miran?...ella solo me miro haciendo un gesto levantando los hombros, en cuestión de segundos pude percatarme que yo no estaba físicamente ahí, que era sólo mi alma y por eso no me veían. Entonces le dije a mi amiga asombrada 《estoy muerta》 y me invadió un sentimiento de duda y nostalgia.  En eso mire nuevamente a mi famila y él "mi esposo" pudo sentir la presencia de mi alma, miró para donde yo estaba, sonrió y dijo: te amo.
Cuando me levanté al día siguiente, yo recordaba a la perfección mi sueño, recuerdo que a partir de ese día me volví más fuerte y optimista de pensar que llegaría el día en que conocería al hombre de mis sueños, de aquel sueño. Y que creen, unos meses después en el año 2012, así fué...lo reconocí, hubo un momento en que lo ví a él y se me vino a la memoria la imagen del hombre de mi sueño, de aquel sueño...y mi corazón palpitó con toda su fuerza por él. Desde ese entonces y hasta la fecha cada vez que miro su imagen o escucho su voz tengo la misma emoción y alegría en mi corazón. También desde que lo conocí no ha dejado de aparecer en mis sueños, por eso siempre digo que el tiene el récord de aparecer en ellos. También recuerdo perfectamente que un día, tomándonos un café y hablando de nuestro futuro juntos, él me preguntó 《 Lorena ¿cómo sabías que yo iba a ser tuyo y que terminaríamos juntos? 》
Y yo respondí con lágrimas en mis ojos 《sencillo, Dios me lo dijo. Lo puso un día en mis sueños》.
Bueno ya no estoy con el hombre de mi sueño,  a quién por vueltas y circunstancias de la vida nuestra relación terminó. 
Quiero decir que para mí nuestra historia fué increíble, como la de una novela inconclusa, llena de incertidumbre, perseverancia, paciencia, de espera, superando una serie de obstáculos, llena sobre todo de amor incondicional y verdadero de mi parte; y sin miedo de manifestar mis sentimientos, confieso que por nadie más he sentido lo mismo, puedo decir que el tiempo que pasé a su lado son los momentos más hermosos que atesora mi corazón y por lo tanto ahí permaneceran siempre.
Agradezco a la vida y al cielo por todo lo vivido y por las maravillosa capacidad que me ha dado de amar.

Interpretando mi sueño y como dato curioso, contar que él (el hombre de mi sueño) a estas alturas de la vida ya tiene un segundo hijo varón...coincidencias?...no lo sé, sólo Dios lo sabe. Sólo Dios sabe si permitió a mi alma hacer ese viaje ancentral al futuro, pero de lo que si estoy segura es que para ser madre no necesariamente los hijos deben ser biológicos.

"Dios actúa de manera misteriosa, pero siempre a nuestro favor"
"Nunca pierdas la fe, no sabes lo que Dios tiene preparado para mañana"
"No dejemos de soñar y de creer en nuestros sueños"
"La posibilidad de lograr un sueño es lo que hace que la vida sea interesante"

miércoles, 16 de diciembre de 2015

LA FURIA: EL DISFRAZ DE LA TRISTEZA

En un reino encantado donde los hombres nunca pueden llegar, o quizás donde los hombres transitan eternamente sin darse cuenta...En un reino mágico, donde las cosas no tangibles, se vuelven concretas...
Había una vez...Un estanque maravilloso. Era una laguna de agua cristalina y pura donde nadaban peces de todos los colores existentes y donde todas las tonalidades del verde se reflejaban permanentemente...Hasta ese estanque mágico y transparente se acercaron a bañarse haciéndose mutua compañía, la tristeza y la furia.
Las dos se quitaron sus vestimentas y desnudas, las dos, entraron al estanque. La furia, apurada (como siempre está la furia), urgida -sin saber por qué- se baño rápidamente y más rápidamente aún salió del agua...Pero la furia es ciega, o por lo menos, no distingue claramente la realidad, así que desnuda y apurada, se puso, al salir, la primera ropa que encontró...Y sucedió que esa ropa no era la suya, sino la de la tristeza...Y así vestida de tristeza, la furia se fue.
Muy calma, y muy serena, dispuesta como siempre, a quedarse en el lugar donde está, la tristeza terminó su baño y sin ningún apuro (o mejor dicho sin conciencia del paso del tiempo), con pereza y lentamente, salió del estanque. En la orilla encontró que su ropa ya no estaba. Como todos sabemos, si hay algo que a la tristeza no le gusta es quedar al desnudo, así que se puso la única ropa que había junto al estanque, la ropa de la furia.
Cuentan que desde entonces, muchas veces uno se encuentra con la furia, ciega, cruel, terrible y enfadada, pero si nos damos el tiempo de mirar bien, encontramos que esta furia que vemos, es sólo un disfraz, y que detrás del disfraz de la furia, en realidad... está escondida la tristeza.

lunes, 7 de diciembre de 2015

MEREZCO LA PENA...YO LO SÉ

"Se que soy un desastre como mujer, no soy la típica mujer que se arregla cada día para salir a caminar, no soy la típica chica que se conquista con regalos caros, ni la que pinta su rostro con capas de maquillaje. No, no soy la típica mujer que encuentras con tus amigos los sábados en los bares.
Soy una mujer simple y a la vez complicada. A veces ni yo misma me entiendo y se que eso puede llegar a sacar tanto de quicio a alguien pero te pido que me tengas paciencia.
Soy de las que me gustan los regalos hechos a mano, soy de las que quiere detalles inesperados sin fechas indicadas, soy de las que les gusta que le besen en la frente y le digan "te quiero".
Me gusta ir con tu camiseta como loca correteando por el pasillo de tu casa, cantando y bailando como una loca cuando prendes la radio del salón, me gusta que me hagas sonreír cada día, me gusta que me arropes si tengo frío, me gusta que me demuestres que me quieres en vez de decírmelo tantas veces.
Quiero que me agarres fuerte, pero no me sueltes.
Repito que no soy la típica chica corriente y que eso supondrá que tendrás que dedicar mucho tiempo a conocerme a mi y a mi mundo propio. Pero créeme, merece la pena conocerme.
Soy una persona cariñosa, extrovertida aunque en ocasiones bastante tímida, me gusta pasar tiempo a solas y saber quererme a mi misma para luego poder querer a otra persona, como a ti por ejemplo.
Me gusta pasar tiempo con mis amigos, con mi familia, me gusta salir a bailar aunque no tenga ni idea de hacerlo, me gustan las reuniones con amigos un miércoles cualquiera por la tarde, me encanta hacer reír a la gente, soy de las que cuido de la gente que me importa y incluso de la que no también.
Me gusta dedicar tiempo a las personas de mi entorno, ser detallista, paciente con ellos, ser su confidente, saber escucharlos y apoyarlos para mi eso es algo muy importante.
Me gustan las películas y leer los domingos, pero me encanta salir de fiesta y disfrutar del mundo ante mis pies.
Soy un poco bipolar también, lo reconozco aunque a veces ese punto me cueste reconocerlo, soy algo terca y orgullosa. Pero he aprendido a lo largo de los años que el orgullo lo pierdo por cualquiera que merece la pena, solo tienes que saber hacerme ver y sentir que "mereces la pena".
-Ven, quiéreme, cuídame, protégeme. Pero sobretodo te pido que me aceptes con mis mayores defectos y virtudes. Que ames cada trocito que me forma a mi. Por que cuando aprendas a amarme tal y como soy, sabre que me quieres sinceramente y ahi será cuando te agarre y créeme no te dejaré caer, no te soltaré."


-Amante de Letras-



lunes, 26 de octubre de 2015

NO TENGAS PRISA PARA EL MATRIMONIO

"Nunca he dicho que el amor es destruido por el matrimonio. ¿Cómo puede el matrimonio destruir el amor? Sí, se destruye en el matrimonio pero es destruido por ti, no por el matrimonio. Es destruido por la pareja. ¿Cómo puede el matrimonio destruir el amor? Eres tú quien lo destruye porque no sabes qué es el amor. Simplemente pretendes saber, simplemente esperas saber; sueñas que sabes, pero tú no sabes qué es el amor. El amor tiene que ser aprendido; es el arte más grande que existe...
Naces sólo con una capacidad. Por supuesto, naces con un cuerpo; puedes ser un bailarín porque tienes el cuerpo. Puedes mover tu cuerpo y puedes ser un bailarín pero el bailar tiene que ser aprendido. Se necesita mucho esfuerzo para aprender a bailar. Y el bailar no es tan difícil porque solamente tú estás involucrado en ello.
El amor es mucho más difícil. Es bailar con alguien más. El otro también se necesita para saber qué es el baile. El acoplarse con alguien es un gran arte. Crear una armonía entre dos personas... dos personas significan dos mundos diversos. Cuando dos mundos se acercan, el choque va a estar allí si no sabes cómo armonizar. El amor es armonía. Y la felicidad, la salud, la armonía, todo surge del amor. Aprende a amar. No tengas prisa para el matrimonio, aprende a amar. Primero conviértete en un gran amante...
La primera lección del amor es no pedir amor, sino sólo dar. Conviértete en un dador.
La gente está haciendo justo lo contrario. Aún cuando dan, dan sólo con la idea de que el amor debe regresar. Es un negocio. No comparten, no comparten libremente. Comparten con una condición. Siguen observando de reojo si está volviendo o no. Gente muy pobre... no conocen el funcionamiento natural del amor. Tú simplemente viértelo, él regresará....
Dos personas, infelices por separado, crean más infelicidad el uno para el otro cuando se juntan. Eso es matemático. Tú eras infeliz, tu esposa era infeliz ¿y ambos están esperando que al estar juntos llegarán a ser felices? Esto es... esto es una aritmética tan ordinaria, como dos más dos son cuatro. Es así de simple. No es parte de ningunas matemáticas más elevadas; es muy ordinario, puedes contarlo con tus dedos. Ambos llegarán a ser infelices.
Cortejar es una cosa. No dependas del cortejo. De hecho antes de que te cases, desházte del cortejo. Mi sugerencia es que el matrimonio debería ocurrir después de la luna de miel, nunca antes. Solamente si todo va bien, sólo entonces el matrimonio debería ocurrir.
La luna de miel después de la unión es muy peligrosa. Por lo que sé, el noventa y nueve por ciento de los matrimonios se terminan en el momento en que se acaba la luna de miel. Pero entonces estás atrapado, entonces no hay manera de escaparte. Entonces la sociedad entera, la ley, la corte -todos están en tu contra si dejas a tu esposa, o si la esposa te deja. Entonces la moralidad entera, la religión, el sacerdote, todos están contra ti. De hecho la sociedad debería crear todas las barreras posibles para el matrimonio y ninguna barrera para el divorcio. La sociedad no debería permitir que la gente se casara tan fácilmente. La corte debería crear barreras -convive con la mujer por dos años cuando menos, entonces la corte puede permitir que te cases....
Se debería permitir que dos personas convivan juntas el tiempo suficiente para llegar a conocerse, a familiarizarse el uno con el otro. Y aunque desearan casarse, no debería permitírseles. Entonces los divorcios desaparecerán del mundo. Los divorcios existen porque las uniones son equivocadas y forzadas. Los divorcios existen porque las uniones se hacen en un estado de romanticismo.
El romanticismo está bien si eres un poeta... y los poetas no son conocidos como buenos maridos o buenas esposas. De hecho los poetas son casi siempre solteros. Se dan sus buenos ratos pero nunca son atrapados, y por lo tanto su romance se mantiene vivo. Continúan escribiendo poesía, poesía hermosa. Uno no debería casarse con una mujer o con un hombre en un estado de ánimo poético. Permite que el humor de la prosa llegue, luego decide. Porque la vida cotidiana se parece más a la prosa que a la poesía. Uno debería llegar a ser lo suficientemente maduro.
La madurez significa que uno ya no es más un tonto romántico. Uno entiende la vida, uno entiende la responsabilidad de la vida, uno entiende los problemas de estar junto a una persona. Uno acepta todas esas dificultades y aún así decide vivir con la persona. Uno no está esperando que sólo vaya a haber cielo, sólo rosas. Uno no está esperando tonterías; uno sabe que la realidad es ardua. Es áspera. Hay rosas, pero lejos y en el medio; hay muchas espinas.
Cuando llegas a estar alerta de todos estos problemas y aún así decides que vale le pena arriesgar y estar con una persona preferentemente que estar solo, entonces cásate. Entonces los matrimonios nunca matarán el amor, porque este amor es realista. El matrimonio puede matar solamente el amor romántico. Y el amor romántico es lo que la gente llama amor infantil. Uno no debería depender de él. Uno no debería pensar en él como alimento. Puede ser sólo como el helado. Puedes comerlo a veces, pero no dependas de él. La vida tiene que ser más realista, más prosa...."
Osho, The Discipline of Transcendence

miércoles, 7 de octubre de 2015

SI LAS MUJERES ENTENDIERAN 

Si las mujeres entendieran... que los hombres también tienen miedos, pero sin tanto permiso para mostrarlos. 
Que hay emoción en el ruido de un motor o en el grito de un gol. 
Que valoran mucho más el exceso de sonrisas que tres kilos menos o más. 
Lo abrumador de ser el sostén económico de una familia. 
Lo que es tener que ser valiente, poderoso y exitoso a toda hora. 
Lo molestas que son las comparaciones con "el marido/novio de". 
La necesidad que tienen de un abrazo que no siempre saben pedir. 
Lo difícil que es comprender lo que nunca les han enseñado. 
Las lágrimas que no se animan a llorar. 
El poder que tenemos sobre ellos. 
Que ellos también pasan noches sin dormir. 
Que necesitan silencio como nosotras charla. 
Que no andan por la vida pensando en cómo lastimarnos. 
Que son más débiles de lo que su altura y músculos dirían. 
Que sacar lo mejor o peor de ellos está en nuestras manos. 
Que piensan y razonan diferente. 
Que sienten muy parecido. 
Que demuestran sentimientos como pueden o como aprendieron. 
Si las mujeres entendiésemos todo esto si lográsemos mirar más allá de algunos olvidos, si nos diéramos cuenta de que no hay todos o ninguno, si pudiésemos sentir que para ellos la mejor demostración de amor es habernos elegido, si las mujeres bajáramos un poquito la guardia, los reproches y tantos reclamos, si pudiéramos incrementar las sonrisas, los brindis y la picardía y si los dejáramos hacer sin tanto mandato ni expectativa, comprenderíamos que somos lo que le da sentido a sus vidas. Como
mujeres, novias, madres, hijas, hermanas o amigas. Al final del día, donde se acaban las bromas, donde no hay público ni formas, donde solo queda un hombre y sus latidos, ahí estamos nosotras... con el que cada una eligió. 

Jess Browne 

lunes, 28 de septiembre de 2015

LA FLOR DE LA HONESTIDAD


Se cuenta que allá por el año 250 a.C., en la China antigua, un príncipe de la región norte del país estaba por ser coronado emperador, pero de acuerdo con la ley, él debía casarse.
Sabiendo esto, él decidió hacer una competencia entre las muchachas de la corte para ver quién sería digna de su propuesta. Al día siguiente, el príncipe anunció que recibiría en una celebración especial a todas las pretendientes y lanzaría un desafío.
Una anciana que servía en el palacio hacía muchos años, escuchó los comentarios sobre los preparativos. Sintió una leve tristeza porque sabía que su joven hija tenía un sentimiento profundo de amor por el príncipe. Al llegar a la casa y contar los hechos a la joven, se asombró al saber que ella quería ir a la celebración y sin poder creerlo le preguntó:
- ¿Hija mía, que vas a hacer allá? Todas las muchachas más bellas y ricas de la corte estarán all. Sácate esa idea insensata de la cabeza. Sé que debes estar sufriendo, pero no hagas que el sufrimiento se vuelva locura.
Y la hija respondió:
- No, querida madre, no estoy sufriendo y tampoco estoy loca. Yo sé que jamás seré escogida, pero es mi oportunidad de estar por lo menos por algunos momentos cerca del príncipe. Esto me hará feliz.
Por la noche la joven llegó al palacio. Allí estaban todas las muchachas más bellas, con las más bellas ropas, con las más bellas joyas y con las más determinadas intenciones. Entonces, finalmente, el príncipe anunció el desafío:
- Daré a cada una de ustedes una semilla. Aquella que me traiga la flor más bella dentro de seis meses será escogida por mí, para ser mi esposa y futura emperatriz de China.
La propuesta del príncipe seguía las tradiciones de aquel pueblo, que valoraba mucho la especialidad de cultivar algo, sean: costumbres, amistades, relaciones, etc.
El tiempo pasó y la dulce joven, como no tenía mucha habilidad en las artes de la jardinería, cuidaba con mucha paciencia y ternura de su semilla, pues sabía que si la belleza de la flor surgía como su amor, no tendría que preocuparse con el resultado. Pasaron tres meses y nada brotó. La joven intentó todos los métodos que conocía pero nada había nacido. Día tras día veía más lejos su sueño, pero su amor era más profundo.
Por fin, pasaron los seis meses y nada había brotado. Consciente de su esfuerzo y dedicación, la muchacha le comunicó a su madre que sin importar las circunstancias ella regresaría al palacio en la  fecha y hora acordadas sólo para estar cerca del príncipe por unos momentos.
En la hora señalada estaba allí, con su vaso vacío. Todas las otras pretendientes tenían una flor, cada una más bella que la otra, de las más variadas formas y colores. Ella estaba admirada. Nunca había visto una escena tan bella.
Finalmente llegó el momento esperado y el príncipe observó a cada una de las pretendientes con mucho cuidado y atención. Después de pasar por todas, una a una, anunció su resultado. Aquella bella joven sería su futura esposa.
Todos los presentes tuvieron las más inesperadas reacciones. Nadie entendía por qué él había escogido justamente a aquella que no había cultivado nada.
Entonces, con calma el príncipe explicó:
- Esta fue la única que cultivó la flor que la hizo digna de convertirse en emperatriz: LA FLOR DE LA HONESTIDAD. Todas las semillas que entregué eran estériles.

lunes, 14 de septiembre de 2015

Sé la mejor versión de tí mismo.

 No puedes romper con tu  pasado. Las cicatrices no son malas, representan heridas curadas. Representan fortaleza, superación, autoestima. Significa que resististe y que lo superaste. Lo que no te mata te hace mas fuerte.
Empezar de nuevo es necesario pero no como si el resto de tu vida no importara. Pasar la página sin entender cómo has llegado hasta aquí, sin valorar tu recorrido, no solo no es bueno ni justo sino que en ese paso te pierdes.
El pasado importa, importa para entender y valorar tu presente. Tienes que aprender a curar tus heridas, a cerrarlas, a cicatrizarlas y a vivir con ellas con orgullo. Son tus señales de guerra. No esperes encontrar nada en esta vida si no te encuentras a ti mismo. Encuéntrate!
Si no sabes quien eres, que quieres y ni donde estas no podrás saber lo que realmente mereces y todo lo maravilloso que te puede ofrecer esta vida.
Si realmente quieres un cambio en tu vida, hazlo ahora. No tiene porque ser el primer día del mes, un lunes o enero para fijarse propósitos. Cualquier día es bueno para poner punto y final a aquello que no te termina de gustar y prometerte a ti misma que tu si puedes y que lo vas a conseguir.
Comprométete contigo misma para un mañana mejor, encuentra aquello que funciona para ti y que te satisfaga cada dia. Rompe con patrones, deja de seguir estereotipos, encuentra el que funcione para ti, que saque lo mejor de ti. Se la mejor versión de ti.

lunes, 7 de septiembre de 2015

MI PADRE ES EL PILOTO




Una niña abordó un avión para viajar a Nueva York, llamando la atención de todos. Subió al avión con boleto en mano, buscando su asiento y se sentó al lado mío. Se veía una niña educada, segura e inteligente.
Me miró, sonrió, sacó un libro y comenzó a dibujar, pintar y colorear. A pesar de su corta edad, como mucho unos 8 años, no presentaba rasgos de ansiedad ni nerviosismo al despegar el avión.
El vuelo no fue muy bueno, hubo tormenta y mucha turbulencia. De pronto una sacudida fuerte, y todos estaban muy nerviosos, pero la niña mantuvo su calma y serenidad en todo momento ¿Cómo lo hacía?, ¿Por qué su calma? Hasta que una mujer frenética le preguntó: – Niña: ¿no tienes miedo? – “No señora”, contestó la niña y mirando su libro de pintar le dice: – ”Mi padre es el piloto”…
A lo largo del camino nos vamos a encontrar con sucesos que nos sacudan como en una turbulencia. Habrá momentos en los que no veremos el terreno sólido y nuestros pies no pisarán lugar seguro. No veremos dónde sostenernos, estaremos inseguros.
En esos tiempos hay que recordar que nuestro PADRE es el piloto. A pesar de las circunstancias, nuestras vidas están puestas en el creador. Así que la próxima vez que llegue una tormenta a tu vida o si en este momento estás pasando por una, alza tu mirada al cielo, CONFÍA y di para ti mismo/a: ¡Mi PADRE es el piloto!

Salmos 46:1 Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.



miércoles, 2 de septiembre de 2015

EL SUSPIRO DEL CORAZÓN

Tenía ratos de no sentarme a escribir directamente desde mi computador, pero de la nada recordé las palabras que un señor me dijo ayer y que quedaron en mi mente, la conversación comenzó así:
El día de ayer por la tarde como de costumbre me quedé esperando a mis compañeros después del trabajo en la recepción, ésta vez estaba otro vigilante en el área de recepción, luego de aproximadamente diez minutos de espera me dice: ya esperó bastante, y le respondí: si, pero me falta aún esperar otros 10 minutos más. Me mirÓ y sonrió.
Después me dice: Cómo se llama usted?
y le digo: Lorena
Sólo ví que se le salió un suspiro, sonrió y dijo casi que para si mismo ahhh que nombre más bonito y me trae recuerdos bonitos.
Y quién me conoce sabe lo curiosa que soy y le pregunto: Su hija se llama así?
Él responde: No, no es mi hija. Mi primera novia se llama Lorena y aún somos muy buenos amigos.
Interesada en la plática le pregunto: awww que bonito que aún son amigos, pues es raro quedar de amigos con antiguos amores y de nuevo dije: awww que bonito.
Él de inmediato me dice: Si pero todo depende de la madurez y la honestidad de las personas.
Esas fueron las palabras que se quedaron en mi mente, y es que cuanta verdad hay en ellas, si sólo las personas fuéramos honestas, honestas para admitir que nos equivocamos, que herimos y dañamos a otros por falta de honestidad!
También es cierto, cómo pueden volverse extraños dos personas que en un determinado momento compartieron alegrías y tristezas, te vió llorar y en instantes cambiarte el ánimo, cuando los dos compartían momentos juntos, secretos y momentos que no deseábamos terminaran. Por qué se debe terminar como desconocidos?
Luego él continuó con unas anécdotas de sus siguientes novias y me dice: Sabe lo bonito de esos momentos, es que se deben recordar y agradecer a esas personas que en su momento nos hicieron felices.
Y le respondí: awww así es, eso es lo bonito, tener las mejores recuerdos de esas personas y sonreí, de esas sonrisas que vienen del corazón.
y el señor también sonrió, y en ese momento llegó su relevo, y se despidió diciendo: Un gusto señorita Lorena. y yo por dentro agradecida por dejar algo grabado en mi memoria y éstas palabras..."Todo depende de la honestidad de las personas".
Y es que me sentí identificada cuando él suspiró, pues es bonito sonreír y que se te escape un suspiro cuando recuerdas a una persona especial de tu vida, y lo es más aún cuando no importa si esa persona se terminó marchando o si de manera inconciente te lastimó; lo bonito es que puedes decir cuando escuchas su nombre que fué una persona importante en tu vida y mejor aún sonreír porque aún se conservan las mejores memorias y ese lugar en el corazón.
 Y yo estoy en ese camino, suspiro y sonrío cuando escucho su nombre. 



lunes, 31 de agosto de 2015

OJO CON ELLAS

Andan por ahí, con su atrevido miedo, portando sus cuarenta y tantos, lindas, leídas, viajadas, sensibles.
Ojo con ellas.
Vienen de cerrar una puerta con decisión, pero sin olvido. Amaron, construyeron, parieron, cumplieron.
Amaron a su hombre, dieron alas a sus crías y ahora, desentumecieron las suyas: ¡ahí estaban!: intactas, brillantes,soberbias, majestuosas, listas para el vuelo: no ya las de un hornero, sí las de una gaviota, soberana y curiosa.
Saben de la vida y de tu hambre porque con su cuerpo han sabido saciarlas.
Expertas en estupidez y sus matices: se reconocieron inmersas en ella hasta el estupor y soportaron mucha hasta el dolor; sabrán distinguirla, no lo dudes.
Versadas en economía, la aplican en el gesto, en el andar y en su exacta sensualidad.
Ojo con sus caderas sabias: ya se estiraron y contrajeron, se estremecieron y agitaron.
Saben del amor, en todos sus colores, desde el rojo resplandor al mustio gris.
Sus piernas fuertes arrastran raíces todavía.
Prontas a sentir, van con una vieja canción en los labios, profunda intensidad en la mirada y delicada seguridad en la sonrisa.
Pero, si esta advertencia es tardía, y descubres que ya no puedes dejar de pensar en ella, entonces, ten cuidado de ahora en más, no te equivoques, no lo arruines: no les envíes un mensaje de texto, mejor invítale un café con tiempo; no recurras al e mail, preferirán sin duda un poema en servilleta. No les hagas promesas, no les vendas imagen, mejor exhibe tu autenticidad mas despojada. No caigas, por rellenar, en aturdido ruido vacuo, deja que respire un silencio en común.
Vienen de quemar las naves y cambiar comodidad indolente por riesgo vital.
Avanzan por un camino incierto, pero elegido.
En su cartera, fotos, un perfume y algunas lágrimas.
En su mirada, una decisión...
Ojo con ellas…tal vez, si tienes suerte, hay una en tu camino.

Jorge Eduardo Cinto. Publicado en Escritores de Tucuman Siglo XXI. Lucio Piérola Ediciones

lunes, 24 de agosto de 2015

CUATRO LEYES DE LA ESPIRITUALIDAD

"En la INDIA se enseñan las "Cuatro Leyes de la Espiritualidad" La primera dice: "La persona que llega es la persona correcta", es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.
La segunda ley dice: "Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido". Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: "si hubiera hecho tal cosa hubiera sucedido tal otra...". No . Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo. 

La tercera dice: "En cualquier momento que comience es el momento correcto". Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará. 



Y la cuarta y última: "Cuando algo termina, termina". Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia. Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegó a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado"

miércoles, 19 de agosto de 2015

EL PUNTO NEGRO

Cierto día, un profesor entra al salón de clases y le dice a los alumnos que se preparen para una prueba sorpresa. Todos se pusieron nerviosos mientras el profesor iba entregando la hoja del examen con la parte frontal para abajo, de modo que no vieran lo que contenía hasta que él explicara en qué consistía la prueba.
-Una vez que entregó todas las hojas, les pidió que las dieran vuelta y miraran el contenido. Para sorpresa de todos, era una hoja en blanco que tenía en el medio un punto negro. Viendo la cara de sorpresa de todos sus alumnos, el profesor les dijo: ahora van a escribir una redacción sobre lo que están viendo.
Todos los jóvenes, confundidos, se pusieron a pensar y a escribir sobre lo que veían. Terminado el tiempo, el maestro recogió las hojas, las colocó en el frente del escritorio y comenzó a leer las redacciones en voz alta. Todas, sin excepción se referían al punto negro de diferentes maneras.
Terminada la lectura, el profesor comenzó a hablar de la siguiente manera:
- Este examen no es para darles una nota, les servirá como lección de vida. Nadie habló de la hoja en blanco, todos centraron su atención en el punto negro. Esto mismo pasa en nuestra vida, en ella tenemos una hoja en blanco entera, para ver y aprovechar, pero nos centramos en los puntos negros.
La vida es un regalo de la naturaleza, nos es dada con cariño y amor, siempre tenemos sobrados motivos para festejar, por nuestra familia, por los amigos que nos apoyan, por el empleo que nos da el sustento, por los milagros que nos suceden diariamente, y no obstante insistimos en mirar el punto negro, ya sea el problema de salud que nos afecta, la falta de dinero, la difícil relación con un familiar, o la decepción con un amigo.
Los puntos negros son mínimos en comparación con todo lo que diariamente obtenemos, pero ellos ocupan nuestra mente en todo momento. Saca tu atención de los puntos negros, aprovecha cada momento y SÉ FELIZ

lunes, 27 de julio de 2015

ENAMORATE DE UNA MUJER DE VERDAD



Puedo pedirte que te enamores de una mujer de verdad. Enamórate de una mujer que lee, pero no de esas que leen porque deben, sino de aquella que lo hace por pasión, sin obligación. Enamórate de una mujer que busque “figuritas” en las nubes. Enamórate de una mujer que sea lo suficientemente valiente para decir que tiene miedo pero que siempre ejecute a pesar de él. Enamórate de una mujer que no mate hormiguitas sólo porque puede, enamórate de la que agarra la hormiguita en la uña y la devuelve a su fila, eso significa que es buena y capaz de apiadarse de los que no tienen las mismas herramientas que ella. Enamórate de una mujer que no disimule ni esconda lo inteligente que es. Las que se hacen pasar por brutas son mucho más peligrosas que las que asumen con orgullo lo inteligentes que son. Además, ¿por qué quisieras estar con una mujer que se subestima para cazar un hombre? Enamórate de una mujer que sea abrazable, adorable, querible y cogible. Todas son importantes. Enamórate de una mujer que no se maquille mucho. Son honestas y seguras. Las que se maquillan mucho envejecen más rápido. Enamórate de una mujer que le guste Mafalda y no tan Barbie. Enamórate de una mujer que no tema decirte tus verdades, pues demuestra que su opinión cuenta. Enamórate de una mujer que hable con los animales, sabe que no pueden hablar pero si escuchar y sentir. Eso indica que respeta a los demás aún siendo inferiores. Enamórate de una mujer que le gusten las plantas y cultivarlas. Enamórate de una mujer que tiene detalles inesperados, tus días serán diferentes. Enamórate de una mujer que pueda disculparse cuando sabe que cometió un error, pues demuestra que eres más importante que una discusión. Enamórate de una mujer que le guste comer. La vida es más divertida comiendo pizza que lechuga. Enamórate de una mujer que le guste la música. No importa que no sea la misma que te guste a ti. La música puede unirlos cuando se distancien, curarlos cuando se enfermen y salvarlos cuando se pierdan. Enamórate de una mujer que sepa cocinar, que le guste lavar platos o que tenga dinero como para comprar un lavaplatos. Enamórate de una mujer que esté más preocupada por los ceros en sus cheques que en los tuyos. Enamórate de una mujer que te quiera porque la haces reír y no porque le compras cosas. Enamórate de una mujer a la que no necesites llevarla a lugares caros para saber que la conquistará. Enamórate de una mujer que respire profundo para calmarse cuando te ve. Enamórate de una mujer que no pueda esconder nada. Enamórate de los ojos que la delaten y que te digan lo que necesitas saber. Enamórate de ella porque le brillan los ojos cuando te ve. Eso significa que está enamorada de ti. Enamórate de una mujer que te escuche con atención. Enamórate de una mujer que te pueda hacer sentir culpable y genuinamente arrepentido de vez en cuando. Que tenga ese poder sobre ti es el mejor antídoto contra la arrogancia y el orgullo. Enamórate de una mujer que no sepa planchar, para que no pierdan ni un solo momento juntos. Enamórate de una mujer que sepa escribir “notitas” de amor. Las “notitas” reviven las mariposas y hasta pueden mandar un bombazo de sangre al…corazón.
Enamórate de una mujer que le guste bailar. Recuerda que bailar es la expresión vertical de un deseo horizontal. Enamórate de una mujer que piense en otras cosas, que haga otras cosas y que piense en otras personas diferentes a ti. Enamórate de una mujer con hobbies, con intereses, con pasiones. Que no seas sólo tú. Enamórate de una mujer que sepa que el amor tiene que ser libre. El amor obligatorio sólo le hace daño a los involucrados.
Enamórate de una mujer que ame y deje amar. Que sea y deje ser. Enamórate de mí o de alguien como yo, para que no me duela tanto.



viernes, 17 de julio de 2015

LAS MUJERES SON COMO LAS MANZANAS

Las mejores están en la copa del árbol. Los hombres no quieren alcanzar las mejores, porque tienen miedo de caer y herirse. En cambio, toman las manzanas podridas que han caído a tierra y que aunque no son tan buenas, son fáciles de alcanzar.

Así que las manzanas que están en la copa del árbol, piensan para si, que algo está mal con ellas, cuando en realidad, "Ellas son grandiosas". Simplemente tienen que ser pacientes y esperar a que el hombre correcto llegue, aquel que sea lo suficientemente valiente para trepar hasta la cima del árbol por ellas.

No nos caigamos para ser alcanzadas, quien nos necesite y quiera hará TODO para alcanzarnos.... La mujer salió de la costilla del hombre, no de los pies para ser pisoteada, ni de la cabeza para ser superior. Sino del lado para ser igual, debajo del brazo para ser protegida, y al lado del corazón para ser amada.


Quiero agregar mi opinión de ésta reflexión. Han escuchado hablar de la ley del mínimo esfuerzo? Aquella donde el individuo no quiere complicarse y busca lo fácil. Pues hay hombres que la usan hasta para buscar pareja. Y es que siempre he pensado que es por miedo, porque se acostumbraron a vivir con el mismo tipo de mujeres, que cuando tienen a una que vale la pena, huyen! Huyen con cualquier excusa, quizá nunca creyeron que existieran mujeres que les demostraran el amor en cada momento y tienen miedo que fuera real. Muchos van por el camino que los lleva a la copa del árbol, pero en el trayecto se les cruza la manzana podrida, la fácil de alcanzar y la toman, a veces porque es el tipo de manzana al que vienen acostumbrados y no quieren complicarse con la manzana de la copa del árbol y desisten. Desisten por miedo, por cobardes, por temor a lo nuevo, a lo complicado, lo difícil, por no tener claro lo que quieren, por simplemente la ley del mínimo esfuerzo.

Diferencia entre estar enamorado y amar a esa persona.

Tardé mucho tiempo en aprender la diferencia entre estar enamorado de alguien y realmente amar a esa persona. Y lo aprendí de la manera más difícil.

Hubo corazones rotos repetidamente durante años. Aunque me hubiese gustado no sufrir tanto, las experiencias que aprendí me enseñaron más que cualquier otra cosa.

Crecí con cuentos de hadas e historias de amor que me enseñaron a creer que enamorarse y amar a alguien eran la misma cosa. Pero esto no podía estar más lejos de la realidad.

Estar enamorado de alguien y amar realmente a esa persona son dos cosas completamente diferentes. Ser capaz de aplicar este conocimiento a tus propias relaciones es la clave para construir una relación que dure en el tiempo.

Aquí te mostramos algunas diferencias entre estar enamorado y amar a alguien:

Cuando estás enamorado de alguien, quieres tener a esa persona. Cuando amas a alguien, necesitas a esta persona.

Estar enamorado se trata de querer tener parte de la otra persona. Es creer que esta persona es tan maravillosa, que quieres que él o ella sean parte de tu vida. Parte de ti. Cuando te enamoras de alguien, sientes una necesidad intensa de consumir tiempo junto a esa persona.

Estar enamorado es creer que necesitas a alguien para ser feliz.

No quieres tenerlo, o más bien, no te basta con tenerlo. Necesitas a esa persona para vivir una vida feliz y saludable. Tu felicidad, literalmente, depende de eso.

Necesitas que esta persona sea parte de tu vida de una u otra forma, no porque quieras ser dueño de parte de este ser humano, sino porque quieres darle a él o a ella una parte de ti mismo: amar a alguien es sentir que valen tanto como para entregarles parte de ti.

No se trata de apropiación, se trata de querer lo mejor para esa persona: algo que, a veces, involucra dejarlos ir.

Cuando estás enamorado de alguien, tus emociones siempre están al 100%. Cuando amas a alguien, los sentimientos van y vienen.

Te sientes como si estuvieses flotando sobre una nube. Te sientes así sólo con estar enamorado de esta persona, y es una sensación que no quieres dejar ir.

Nadie quiere dejar de sentir algo así,  y ese es el problema: llega un momento en que te bajas de la nube.

Amar a alguien no es tanto sobre las emociones, tiene más que ver con los pensamientos.

Pensar en alguien, querer lo mejor para ellos, hacer lo que puedas para hacerlos felices y preocuparte de ellos tanto, o más, de lo que te preocupas de ti mismo: eso es amor. Las emociones que vienen con el proceso son beneficios adicionales.

Una vez que pasas la etapa de simplemente estar enamorado de alguien a comenzar a amarlos, tienes que aprender a dejar ir esta sensación de estar en una nube y aprender a vivir con emociones menos estridentes.

Cuando estás enamorado de alguien, crees que te importa esa persona más de lo que en realidad es. Cuando amas a alguien, te preocupas de esa persona más de lo que te das cuenta.

Enamorarse es mucho más fácil que amar. Cuando estás enamorado, los químicos presentes en tu cerebro y cuerpo te hacen sentir como si esta persona fuera la mejor persona del mundo.

Crees que este ser humano es la persona más increíble con la que jamás te hayas encontrado. Lamentablemente, esta forma de pensar acaba cuando pasa el enamoramiento.

Es fácil reconocer cuándo estás enamorado porque te hace sentir una necesidad constante. Por otro lado, amar, no te da recordatorios tan constantes.

Cuando realmente amas a alguien, dichos momentos de separación y pérdida te sobrepasan con la emoción. Muchas veces las personas olvidan cuánto aman a alguien, o a veces no se dan cuenta, hasta que la vida los obliga a recordar.

Cuando estás enamorado, puedes desenamorarte de esa persona. Cuando amas a alguien, nunca dejas de amarlo.

Si puedes enamorarte de alguien entonces ya saber que puedes, igual de fácil, desenamorarte de esa persona.

Estar enamorado, y todo lo que se relaciona con el amor romántico, es en su mayoría el resultado de lo que nuestra mente elabora. Nos permitimos enamorarnos al ver de manera romántica al individuo así como también a la relación. Cuando estás enamorado, la realidad no siempre es lo mismo que tú ves.

Amar a alguien es algo que te define: define quién eres. Quienes nunca nos dejan son las personas a quienes amamos.

Pueden irse, o salir debido a otras razones de nuestra vida, pero nunca se van de nuestra mente. Su recuerdo nos provoca emociones fuertes. Su presencia en nuestras vidas tiene una influencia tan importante en nosotros que, debido a ellos, somos personas diferentes.

Cuando amas a alguien, no puedes dejar de amar a esa persona, ya que requeriría dejar de amar a una parte de ti mismo.

Y tú, ¿amas a esa persona o estás enamorado de ella?

miércoles, 8 de julio de 2015

SER COMO EL ARBOL





Admirable es la sabiduría del viejo árbol,
que, conociéndose a sí mismo,
desecha sus hojas enfermas
para dar nuevas hojas sanas.

Admirable es el gran sabio,
quien discerniendo entre el bien y el mal,
y conociéndose a sí mismo,
obra como el viejo árbol.

He aquí la mayor de las sabidurías:
sólo conociéndome a mí mismo podré perfeccionarme,
al igual que se perfecciona el gran sabio;
al igual que se perfecciona el viejo árbol.

Analizaré cada día de mi vida,
mi conducta y mis actos.
Seleccionaré mis errores:
seleccionaré mis malos hábitos.
Escogeré uno de estos hábitos,
y repetiré constantemente el hábito contrario
hasta que el mal hábito haya perecido.
De esta forma, al igual que el viejo árbol,
Sabré cuáles son mis hojas enfermas,
Desecharé éstas y haré brotar nuevas hojas sanas.

Tal es el secreto de la perfección.

lunes, 29 de junio de 2015

EL NUDO EN LA SABANA

En una junta de padres de familia de cierta escuela, la Directora resaltaba el  apoyo que los padres deben darle a sus hijos.
También pedía que se hicieran presentes el máximo de tiempo posible.
Ella entendía que, aunque la mayoría de los padres
de la comunidad fueran trabajadores, deberían
encontrar un poco de tiempo para dedicar
y entender a los niños.
Sin embargo, la directora se sorprendió cuando
uno de los padres se levantó y explicó, en forma
humilde, que él no tenía tiempo de hablar con
su hijo durante la semana.
Cuando salía para trabajar era muy temprano
y su hijo todavía estaba durmiendo.
Cuando regresaba del trabajo era muy tarde
y el niño ya no estaba despierto.
Explicó, además, que tenía que trabajar de esa
     forma para proveer el sustento de la familia.     
Dijo también que el no tener tiempo para su hijo lo
angustiaba mucho e intentaba redimirse yendo a
besarlo todas las noches cuando llegaba a su casa
y, para que su hijo supiera de su presencia,
él hacia un nudo en la punta de la sábana.
Cuando el hijo despertaba y veía el nudo, sabía, a
través de él, que su papá había estado allí y lo había
besado. El nudo era el medio de comunicación
entre ellos.
La Directora se emoció con aquella singular historia
y se sorprendió aún más cuando constato que el hijo
de ese padre, era uno de los mejores alumnos
de la escuela.
El hecho nos hace reflexionar sobre las muchas
formas en que las personas pueden hacerse
presentes y comunicarse con otros.
Aquél padre encontró su forma, que era simple pero
eficiente. Y lo más importante es que su hijo percibía,
a través del nudo afectivo, lo que su papá le estaba
diciendo.
Algunas veces nos preocupamos tanto con la forma de
decir las cosas que olvidamos lo principalque es la
comunicación a través del sentimiento.
Simples detalles como un beso y un nudo en la punta
de una sábana, significaban, para aquél hijo, muchísimo
más que regalos o disculpas vacías.
Es válido que nos preocupemos por la personas pero
es más importante que ellas lo sepan,
que puedan sentirlo.
Para que exista la comunicación, es necesario que
las personas "escuchen" el lenguaje de nuestro
corazón, pues, en materia de afecto, los
sentimientos siempre hablan más alto
que las palabras.
Es por ese motivo que un beso, revestido del más
puro afecto, cura el dolor de cabeza, el raspón en
la rodilla, el miedo a la oscuridad.
Las personas tal vez no entiendan el significado de
muchas palabras, pero saben registrar un gesto de
amor. Aún y cuando el gesto sea solamente un nudo.
Un nudo lleno de afecto y cariño.
VIVE DE TAL MANERA QUE CUANDO
TUS SERES QUERIDOS PIENSEN EN
JUSTICIA, CARIÑO, AMOR E INTEGRIDAD...
PIENSEN EN TI....
(Autor desconocido) 


martes, 23 de junio de 2015

QUE YO NO PIERDA

"......Que Dios no permita que yo pierda el romanticismo, aún sabiendo que las rosas no hablan...

Que yo no pierda el optimismo, aún sabiendo que el futuro que nos espera puede no ser tan alegre...

Que yo no pierda la voluntad de vivir, aún sabiendo que la vida es, en muchos momentos, dolorosa... 

Que yo no pierda la voluntad de tener grandes amigas; aún sabiendo que, con las vueltas del mundo, ellas se van de nuestras vidas...

Que yo no pierda la voluntad de ayudar a las personas, aún sabiendo que muchas de ellas son incapaces de ver, reconocer y retribuir, esta ayuda...

Que yo no pierda el equilibrio, aún sabiendo que muchas fuerzas quieran que yo caiga... 

Que yo no pierda la voluntad de amar, aún sabiendo que la persona que yo más amo, pueda no sentir el mismo sentimiento por mí...

Que yo no pierda la luz y el brillo en la mirada, aún sabiendo que muchas cosas que veré en el mundo, oscurecerán mis ojos...

Que yo no pierda la garra, aún sabiendo que la derrota y la pérdida son dos adversarios sumamente peligrosos...

Que yo no pierda la razón, aún sabiendo que las tentaciones de la vida son muchas y deliciosas...

Que yo no pierda el sentimiento de justicia, aún sabiendo que la perjudicada pueda ser yo... 

Que yo no pierda mi abrazo fuerte, aún sabiendo que un día mis brazos estarán débiles... 

Que yo no pierda la belleza y la alegría de ver, aún sabiendo que muchas lágrimas brotarán de mis ojos y correrán por mi alma... 

Que yo no pierda el amor por mi familia, aún sabiendo que ella muchas veces, me exigirá esfuerzos increíbles para mantener la armonía...

Que yo no pierda la voluntad de donar este enorme amor que existe en mi corazón, aún sabiendo que muchas veces él será rechazado...

Que yo no pierda la voluntad de ser grande, aún sabiendo que el mundo es pequeño...

Y encima de todo...

Que yo jamás me olvide que ¡Dios me ama infinitamente! Que un pequeño grano de alegría y esperanza dentro de cada uno es capaz de cambiar y transformar cualquier cosa, pues ¡La vida es construida en los sueños y realizada en el Amor!

¿De qué nos sirve vivir, si no sabemos respirar? ¿De qué nos sirve soñar, si no somos capaces de hacer realidad nuestros sueños?

domingo, 21 de junio de 2015

CUANDO LO SIMPLE MOLESTA

No pude evitar hablar sobre el tema, quise abstenerme de hacerlo, creánme, no saben cuanto, pero simplemente no soy una mujer que se queda callada, algunos ya conocen ese lado mío, me gusta de una u otra forma expresarme, sacar mis pensamientos. Espero no se mal entienda ésto, mi intención no es hacer quedar mal a nadie, porque como ellas hay otras mujeres así, sólo quiero dar mi punto de vista. De manera que no obligo a nadie a leerme. 
Bueno, así de sencillo expresaré mi observación.

Yo puedo entender hasta cierto punto que hay mujeres simples y las habemos también complicadas y pasionales, eso lo entiendo, lo que no me cabe en la cabeza y lo que en verdad me hizo tener un raro sentimiento, un corto enojo en mi corazón, es que algunas mujeres no dejen de ser simples para las cosas especiales, para un día especial, para el hombre que se supone aman.
Mi breve enojo consistió, quizá más en que no lo hagan sentir especial a él en su fecha de cumpleaños, pues al ver la simpleza del detalle con el que ella hizo que él iniciara su día; Y es que por simple curiosidad, como mujer intensa y curiosa que soy, me decidí a perder un minuto de mi tiempo para poner en el buscador en imágenes el título "Feliz Cumpleaños amor" y ésto es lo que me apareció, cabe mencionar que cuando lo hice, ésta era la primera imagen que me tiró el buscador, ahora ya aparece como la tercera imagen. 



Y es que cuando noté la simpleza con que algunas mujeres dejan ver su mínimo esfuerzo, me dá la impresión que no se tomó ni la molestía de buscar una imagen especial para él, y que tomó la primera imagen que le apareció en la primera página del buscador, le dió "printer" y listo! caso resuelto, luego pegarlo sin mayor detalle en la pared para dar la "ingeniosa" sorpresa. Y en sí, no me molesta que hayan mujeres simples (bueno si, son muy comunes), me molesta que finjan sentimientos, que no demuestren el amor, lo importante que una persona es para ellas, considero que cada mujer es diferente, pero cuando se trata de un día especial para esa persona, cuando lo que deseas es verlo feliz en su máxima expresión, por tal motivo no deben existir excusas que "no me quedó suficiente tiempo" o "no tenía presupuesto", siempre debe haber un motivo fuerte que te haga estallar en detalles para el hombre que se ama. Eso me indigna, que algunas se llenen la boca diciendo "te amo" y bla bla bla y no se vea reflejado. 
Sólo quiero expresar que los detalles te los lanza el corazón, dejas de ser simple y te aventuras a lo extraordinario, y es que un detalle puede ser sencillo, hecho a mano, un detalle con tu esencia, pero algo único, esos son los que valen la pena, pero bueno, quizá haya hombres que les guste lo simple, lo común y no creen merecer más...más por ser el hombre que amamos, el padre de familia, la figura del hogar, quien lleva el sustento diario, el que se pasa el día trabajando y al estar cansado siempre muestra su sonrisa, así que como mujer que amamos a ese hombre, lo mínimo que podemos hacer, es hacer de su día el mejor  y no algo ordinario.
Mujer simple no sólo se trata de complacerlo en la cama, también hay que llenarle todos sus sentidos, su corazón y sobre todo su alma.


Lorena Mejía





viernes, 5 de junio de 2015

NO CULPES A NADIE

No culpes a nadie, nunca te quejes de nada ni de nadie, porque fundamentalmente tú has hecho tu vida.

Acepta la responsabilidad de edificarte a ti mismo, y el valor de acusarte en el fracaso para volver a empezar otra vez, corrigiéndote.

Nunca te quejes del ambiente ó de quienes te rodean, hay quienes en tu mismo ambiente supieron vencer. Las circunstancias son buenas ó malas según la voluntad ó la fortaleza de tu corazón.

Aprende a convertir toda situación difícil en una arma para luchar.

No te quejes de tu pobreza de tu soledad ó de tu suerte, enfréntate con valor y acepta que de una u otra manera son el resultado de tus actos, y la prueba que has de ganar. No te amargues de tu propio fracaso, ni se lo cargues a otro, acéptate ahora ó seguirás justificándote como un niño.

Recuerda que cualquier momento es bueno para comenzar, y que ninguno es tan terrible para claudicar.

Deja ya de engañarte, eres la causa de ti mismo, de tu necesidad , de tu dolor, de tu fracaso. Si tu has sido el ignorante, el irresponsable, tú únicamente tú, nadie pudo haber sido tú.

No olvides nunca, que la causa de tu presencia es tu pasado, como la causa de tu futuro es tu presente.

Aprende de los fuertes, de los valientes, de los audaces, imita a los enérgicos, a los vencedores, a quienes no aceptan situaciones, a quienes vencieron a pesar de todo.

Piensa menos en tus problemas y más en tu trabajo, y tus problemas sin alimento morirán. Aprende a nacer desde el dolor y a ser más grande, que es el más grande de los obstáculos. Mírate en el espejo de ti mismo.

Comienza a ser sincero contigo mismo, reconociéndote por tu valor, por tu voluntad y por tu debilidad para justificarte.

Recuerda que dentro de ti hay una fuerza que todo puede hacerlo; reconociéndote a ti mismo más libre y más fuerte, dejarás de ser un títere de las circunstancias, porque tú mimo eres tu destino.

Levántate y mira por las mañanas, y respira la luz del amanecer.

Tú eres la parte de la fuerza de la vida.

Ahora despierta, camina, lucha.

Decídete de una vez y triunfarás en la vida.

¡NUNCA PIENSES EN LA SUERTE, PORQUE LA SUERTE ES EL PRETEXTO DE LOS FRACASADOS.

ANÓNIMO
(Falsamente atribuido a Pablo Neruda)

lunes, 25 de mayo de 2015

HAY REGALOS QUE NO CONVIENE RECIBIRLOS

Era un profesor comprometido y estricto, conocido también por sus alumnos como un hombre justo y comprensivo. Al terminar la clase, ese día de verano, mientras el maestro organizaba unos documentos encima de su escritorio, se le acercó uno de sus alumnos y en forma desafiante le dijo:
 
-Profesor, lo que me alegra de haber terminado la clase es que no tendré que escuchar más sus tonterías y podré descansar de verle esa cara aburridora.
 
El alumno estaba erguido, con semblante arrogante, en espera de que el maestro reaccionara ofendido y descontrolado. El profesor miró al alumno por un instante y en forma muy tranquila le preguntó:
 
-¿Cuándo alguien te ofrece algo que no quieres, lo recibes?
El alumno quedó desconcertado por la calidez de la sorpresiva pregunta.
-Por supuesto que no. Contestó de nuevo en tono despectivo el muchacho.
 
-Bueno, prosiguió el profesor, cuando alguien intenta ofenderme o me dice algo desagradable, me está ofreciendo algo, en este caso una emoción de rabia y rencor, que puedo decidir no aceptar.
-No entiendo a qué se refiere. Dijo el alumno confundido.
 
-Muy sencillo, replicó el profesor, tú me estás ofreciendo rabia y desprecio y si yo me siento ofendido o me pongo furioso, estaré aceptando tu regalo, y yo, mi amigo, en verdad, prefiero obsequiarme mi propia serenidad muchacho, concluyó el profesor en tono gentil, -tu rabia pasará, pero no trates de dejarla conmigo, porque no me interesa, yo no puedo controlar lo que tu llevas en tu corazón pero de mí depende lo que yo cargo en el mío. Cada día en todo momento, tu puedes escoger qué emociones o sentimientos quieres poner en tu corazón y lo que elijas lo tendrás hasta que tu decidas cambiarlo. Es tan grande la libertad que nos da la vida que hasta tenemos la opción de amargarnos o ser felices.

domingo, 10 de mayo de 2015

SER COMO EL GRANO DEL CAFE

Una hija se quejaba con su padre acerca de su vida y de cómo las cosas le resultaban tan difíciles. No sabía como hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida. Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre el fuego. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café. Las dejó hervir. Sin decir palabra.

La hija esperó impacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó en un tazón. Sacó los huevos y los colocó en otro plato. Finalmente, coló el café y lo puso en un tercer recipiente.

Mirando a su hija le dijo: "Querida, ¿Qué ves?"; "Zanahorias, huevos y café" fue su respuesta. La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias, ella lo hizo y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. Luego de sacarle la cáscara, observó el huevo duro. Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma.

Humildemente la hija preguntó: - "¿Qué significa esto, padre?" Él le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: agua hirviendo, pero habían reaccionado en forma diferente. La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después de pasar por el agua hirviendo se había puesto débil, fácil de deshacer. El huevo había llegado al agua frágil, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido. Los granos de café, sin embargo eran únicos: después de estar en agua hirviendo, habían cambiado el agua. "¿Cuál eres tú, hija?, Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿Cómo respondes?", le preguntó a su hija.

¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza? ¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable, poseías un espíritu fluido, pero después de una pérdida, una crisis, o un problema te has vuelto duro y rígido? Por fuera te ves igual, pero ¿Eres amargada y áspera, con un espíritu y un corazón endurecido? ¿O eres como un grano de café? El café cambia al agua hirviendo, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor.

Si eres como el grano de café, cuando las cosas se ponen peor tú reaccionas en forma positiva, sin dejarte vencer y haces que las cosas a tu alrededor mejoren, que ante la adversidad exista siempre una luz que ilumina tu camino y el de la gente que te rodea. Esparces con tu fuerza y positivismo el "dulce aroma del café".

¿Y tú?, ¿Cuál de los tres eres?


lunes, 27 de abril de 2015

CREO EN LAS PERSONAS

Creo en las personas, especialmente en aquellas que se les vé algo más que la humanidad.
Aquellas que a veces la gente confunde con ángeles u otras entidades divinas.
Hablo de aquellas que existen en nuestras vidas, que engrandecen nuestro espacio con pequeñas alegrías.
De aquellas, que miran a los ojos porque son verdaderas, que hacen elogios, que agradecen y piden disculpas con la misma simplicidad de un niño.

Personas que no necesitan hacer trampas para conseguir lo que buscan, porque sus deseos se muestran en sus acciones y reacciones, no en sus caprichos.
Personas que van por la vida sin miedo a la oscuridad, que caminan firmes y levantan la cabeza en momentos de completa desesperanza.
Las que se equivocan más veces de las que aciertan, que aprenden más de lo que enseñan, y viven más de lo que sueñan.

Que cuidan de su cuerpo, por que les acompañará hasta el final de sus días.
Que no distinguen entre ricos o pobres, gordos o flacos, negros o blancos.
Personas simplemente personas que no siempre están seguros de todo, pero siempre cumplen.
Transparentes, amigas, espontáneas y a veces ingenuas.

Prefiero creer en relaciones basadas en la confianza, la serenidad, la humanidad y la sinceridad. Y creer en aquellos encuentros que nos transmiten Paz y Tranquilidad.

Prefiero creer en hombres y mujeres que reverencian la vida con la misma intensidad que un gran amor.
Que pasan por la tierra y dejan su huella, su recuerdo.
Hombres y mujeres que habitan el perfecto universo y el orden de la existencia...

LOS DE ALMA LIMPIA Y PUROS DE CORAZÓN.

miércoles, 22 de abril de 2015

LAS CUATRO ESTACIONES

De manera personal, al leer ésta historia me llena de nostalgia al recordarlo a él, lo conocí en sus cuatro estaciones y todas ellas me gustaron y me enamore de todas. Le conocí en su invierno y me llenaba de estusiasmo saber que llegaría el momento que lo vería brotar con todo su esplendor en su primavera y cuando botó sus hojas lo amé más,  porque me dejaba ver su interior y se mostraba tal cual era, y al llegar a su verano me mostraba lo cálido que podía ser. Pero él me conoció en mi otoño y le mostré mi alma desnuda y sentimientos, y también conoció mi verano y le mostré mi calidez cuando él pasaba por su invierno, para que no se congelara; pero él al llegar a mi invierno tuvo miedo y buscó lo más fácil, huir...sin imaginar que después de esa estación fría le haría ver y vivir en el jardín de bendiciones en los que floreceríamos los dos, no esperó a ver mis frutos rojos y dulces para él. Así ésta historia me llenó de recuerdos y nostalgia al pensar que alguien huye de una situación complicada, sin pensar que son etapas y parte del proceso de la vida y sin pensar que ésta pudo haber sido su más grande bendición. La historia dice así:

Había una vez un hombre que tenía cuatro hijos.

El hombre buscaba que ellos aprendieran a no juzgar las cosas tan rápidamente; entonces los envió a cada uno por turnos a visitar un peral que estaba a una gran distancia.

El primer hijo fue en el invierno, el segundo en la primavera, el tercero en el verano y el hijo más joven en el otoño.

Cuando todos ellos habían ido y regresado; su padre los llamó, y juntos les pidió que describieran lo que habían visto.

El primer hijo mencionó que el árbol era horrible, doblado y retorcido.

El segundo dijo que no, que estaba cubierto con brotes verdes y lleno de promesas.

El tercer hijo no estuvo de acuerdo, dijo que estaba cargado de flores, que tenia aroma muy dulce y se veía muy hermoso, era la cosa más llena de gracia que jamás había visto.

El último de los hijos no estuvo de acuerdo con ninguno de ellos, y dijo que el peral estaba maduro y marchitándose de tanto fruto, lleno de vida y satisfacción.

Entonces el hombre les explicó a sus hijos que todos tenían razón, porque ellos solo habían visto una de las estaciones de la vida del árbol.

Les dijo a todos que no deben de juzgar a un árbol, o a una persona, solo por ver una de sus temporadas, y que la esencia de lo que son, el placer, regocijo y amor que viene con la vida puede ser solo medida al final, cuando todas las estaciones ya han pasado.

Si tú te das por vencido en el invierno, habrás perdido la promesa de la primavera, la belleza del verano, y la satisfacción del otoño.

No dejes que el dolor de una estación destruya la dicha del resto.

No juzgues la vida solo por una estación difícil.

Aguanta con valor las dificultades y las malas rachas, porque luego disfrutarás de los buenos tiempos.

Sólo el que persevera encuentra un mañana mejor.

EL MEJOR DIA DE TU VIDA

No te detengas en lo malo que has hecho; camina hacia lo bueno que puedes hacer.
No te culpes por lo que hiciste, decide no repetirlo.
No te mires con tus ojos, contémplate con la mirada de quien ama.
No pienses en lo largo que es el camino de tu transformación, sino que en cada paso que des estarás más cerca de ser lo que quieres ser.
No confíes en tus propias fuerzas; pon tu vida en manos de Dios.
No trates que otros cambien; comienza por tu propia vida.
Deja que el amor te inunde y no te defiendas de él.
Sólo contempla la meta y no veas lo difícil que es alcanzarla.
Vive cada día, aprovecha el pasado para bien y deja que el futuro llegue a su tiempo.
No sufras hoy por lo que viene, recuerda que «cada día tiene su propia finalidad»
Busca alguien con quien compartir tus luchas hacia la libertad; una persona que te entienda, te apoye y te acompañe.
Ante cualquier provocación, trata de responder en lugar de reaccionar.
Si tu felicidad y tu vida dependen de alguien que no es Dios, estás apoyando la escalera en la pared equivocada.
Aprende a mirarte con amor y respeto.
Vivir Sirviendo, Vivir Amando.

lunes, 20 de abril de 2015

LOS 10 MANDAMIENTOS DE LA PAREJA INFELIZ

Romeo Albeiro subió al gran monte del Ciberespacio, y luego de cuarenta días de ausencia, que generaron locura y desenfreno en el pueblo que le esperaba, descendió al campamento de los Hebrios…

Todos aguardaban atentos por las palabras que hablaría su profeta iluminado, Romeo Albeiro, luego de haber estado en un retiro espiritual del cual traería los mandamientos que regirían a su pueblo en adelante…

Descendió con dos iPads que contenían los 10 mandamientos, que en adelante serían indispensables para poder tener un noviazgo de película (¡DE PELÍCULA DE TERROR!).

A ver, todos, muchachos, vengan para acá les leo los mandamientos que los llenarán de desdicha e infortunio ―dijo Romeo A. a sus seguidores―, mientras el pueblo, compuesto por indomables jóvenes que ardían de deseo por ennoviarse y casarse, se acercaba poco a poco como oveja que va al matadero.

¡Rápido, que me estoy quemando por el fuego de la pasión! ―afirmó uno que venía en medio de la multitud en calzoncillos.

Romeo Albeiro, por favor, dime pronto si debo o no darme besos al estilo traqueotomía con mi novia ―exclamó otro.

Tengo una semana de estar de novio, ¿ya me puedo casar? ―preguntó otro, que parecía endemoniado con los ojos desorbitados por la pasión.

Y el pueblo entero, en medio de gran jolgorio, se acercaba con el fin de que el profeta iluminado declarara las palabras que los conducirían por el camino del desenfreno.

¡Todos callen! ―exclamó Romeo Albeiro, haciendo señal de silencio con su dedo en la boca―. A continuación, los 10 Mandamientos para tener parejas infelices les entregaré, para que sus relaciones sentimentales en adelante tengan un fracaso garantizado ―añadió el profeta, y continuó uno a uno con sus mandamientos.

I. Renuncia a tu propia vida: Sólo te sentirás valioso y tu vida sólo tendrá sentido cuando tengas una relación sentimental. Desespera cuando estés solo. Depende totalmente de una pareja y entra en depresión si no la tienes. Que el único miembro de tu círculo social sea tu pareja. Escucha y canta a diario las alabanzas del salmo titulado “Sin un Amor” del salmista Vicente Fernández.

II. No uses tu cerebro: Entrega el control a tus hormonas, sentidos y sentimientos, y cree que el enamoramiento durará para siempre y que siempre estarás saltando de flor en flor en calzoncillos, como en la noche de bodas.

III. Únete en yugo desigual: Recuerda que hay muchos inconversos por salvar, en especial aquellos que tienen atractivo físico. Tu entrega a ellos en alma, pero sobre todo en cuerpo, servirá para que esas pobres almas se salven. Recuerda tu vocación de evangelista, aunque los demás malvados de la Iglesia no te comprendan. Escoge la pareja que despierte más oposición en tus padres y líderes religiosos, con eso el éxito al buscar una pareja infeliz estará garantizado.

IV. No tomes las cosas con calma: Aumenta las probabilidades de tu fracaso matrimonial con un noviazgo lo más corto posible. No tienes que esperar tanto tiempo para conocerse y saber si es la persona indicada. Se recomienda un máximo de 3 meses para casarse, y no existe un mínimo. “Hágale rápido que estoy ardiendo de pasión” será nuestro lema en este sentido.

V. No te fijes límites: No te niegues. Déjate llevar. Permite siempre que pasen por encima de ti. Entrégales tu cuerpo y permíteles que lo toquen. Es una prueba de amor. Sólo se trata de “un adelantico”, nada grave.

VI. No dejes para mañana la relación sexual que puedes tener hoy: Déjale el control a tus órganos sexuales. Lo importante es que tú y tu pareja tengan sexo “por amor”. Hay que probar antes de casarse, pues de pronto ya casados resulta que no se entienden y es peor.

VII. En el noviazgo, juega a estar casado: Vivan juntos antes de casarse. Es mejor probar primero. De esta manera aceptas la falta de compromiso de tu pareja que piensa estar libre para un día “salir volando”, y casi que estás garantizando que nunca habrá un matrimonio, pues total tu pareja ya tiene todo lo que pudiera desear sin necesidad de casarse.

VIII. Pelea suciamente: No hables de los problemas, mejor déjalos ocultos para que generen amargura. Cada conflicto tienes que ganarlo a toda costa, pelea con todo lo que tienes para ganar. Anula el pensamiento de tu pareja, su opinión no importa. Insulta, sé violento y grita lo más fuerte que puedas cuando discutan. Recuerda que eres “el duro del paseo”, “el latin lover”, y no te la puedes dejar montar.

IX. Ignora toda señal de advertencia antes de casarte: Ignora el abuso que recibas de parte de tu pareja. Ignora adicciones, infidelidad, irresponsabilidad e inmadurez, pues todo eso “desaparecerá con el tiempo”. Aunque no te guste mucho físicamente, no importa, sigue adelante con la relación, pues como dicen en las novelas venezolanas “aprenderás a amarme Topacio”, y es mejor mal acompañado que solo. Cumpliendo este mandamiento, te prometo que serás la pareja infeliz un día.

X. Elije con insensatez: Ponte de novio y cásate con la primera persona que te lo proponga. Sólo por querer falsamente demostrar que haz superado tus dolores del pasado. Sólo fíjate en lo externo, en sus bienes materiales, en su título universitario, en su belleza; que se parezca a Brad Pitt (para mujeres) o a Jennifer López (para hombres). Cásate con el único objetivo de tener sexo de manera lícita y de no estar solo, aunque de lo demás no estés tan seguro. Haz todo lo más rápido posible.

Ahora, a ser obedientes mis queridos discípulos Hebrios, y les aseguro que tendrán relaciones sentimentales infelices ―concluyó el profeta Romeo Albeiro, “el gran iluminado”.

miércoles, 8 de abril de 2015

LAS PELOTAS DE GOLF

Un profesor, delante de sus alumnos de la clase de Filosofía, sin decir ni una palabra, cogió un bote grande de vidrio y procedió a llenarlo con pelotas de golf. Después preguntó a los estudiantes si el bote estaba lleno. Los estudiantes estuvieron de acuerdo en decir que sí.
El profesor cogió una caja llena de perdigones y los vació dentro del bote. Estos llenaron los espacios vacíos que quedaban entre las pelotas de golf. El profesor volvió a preguntar de nuevo a los estudiantes si el bote estaba lleno, y ellos volvieron a contestar que sí.
Después el profesor cogió una caja con arena y la vació dentro del bote. Por supuesto que la arena llenó todos los espacios vacíos y el profesor volvió a preguntar de nuevo si el bote estaba lleno. En esta ocasión los estudiantes sonrieron y le respondieron con un sí unánime.
El profesor, rápidamente añadió dos tazas de café al contenido del bote y efectivamente, llenó todos los espacios vacíos entre la arena. Los estudiantes reían.
Cuando la risa se fue apagando, el profesor les dijo:
"Quiero que os fijéis que este bote representa la vida. Las pelotas de golf son las cosas importantes como la familia, los hijos, la salud, los amigos, el amor, cosas que te apasionan. Son cosas que, aunque perdiéramos el resto y nada mas nos quedasen estas, vuestras vidas aún estarían llenas.
“Los perdigones son las otras cosas que nos importan, como el trabajo, la casa, el coche... La arena es el resto de las pequeñas cosas.
“Si primero pusiéramos la arena en el bote, no habría espacio para los perdigones, ni para las pelotas de golf. Lo mismo sucede con la vida. Si utilizáramos todo el nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas, no tendríamos nunca lugar para las cosas realmente importantes.
“Presta atención a las cosas que son cruciales para tu felicidad. Juega con tus hijos, concédete tiempo para ir al médico, ve con tu pareja a cenar, practica tu deporte o tu afición favorita. Siempre habrá tiempo para limpiar la casa, para reparar la llave del agua. Ocúpate primero de las pelotas de golf, de las cosas que realmente te importan. Establece tus prioridades, el resto solo es arena".
Uno de los estudiantes levanto la mano y le preguntó que representaba el café. El profesor sonrío y le dijo: "¡Me encanta que me hagas esa pregunta! El café es para demostrar que aunque tu vida te parezca llena, siempre hay un lugar para dos tazas de café con un amigo...

domingo, 29 de marzo de 2015

El noviazgo: Preparación para un matrimonio exitoso.

"El noviazgo: Preparación para un matrimonio exitoso".
Nancy L. Van Pelt

Guillermo y Nina se conocieron en la iglesia. Luego salieron para comer algo. "Hablamos por horas", dice Nina. "Nunca había conocido antes a alguien con quien pudiera entenderme tan bien y tan rápido. Esa primera noche lo conocí mejor que a todos los otros muchachos con quienes había estado saliendo. Le conté cosas de mí que nunca había compartido con nadie. Salimos todas las noches de esa semana y entonces Guillermo me hizo una propuesta matrimonial. Yo estaba de acuerdo y acepté".
Guillermo también recuerda esa primera semana: "Nina era la chica más inteligente y hermosa que alguna vez haya conocido. Me costaba sacarle los ojos de encima. Quería tocarla y retenerla. Ella tenía una fuerte atracción sexual. Nos vimos todos los días. Yo estaba hechizado. Nunca amé a nadie de la manera que la amé. Sabía que era así. Teníamos que casarnos".
Guillermo y Nina se casaron un mes después de haberse conocido. Cuatro meses después se separaron e iniciaron los trámites de divorcio.
Dos buenas personas, honestas en sus sentimientos del uno hacia el otro, se casaron para descubrir que su matrimonio estaba roto y sus esperanzas derrumbadas. ¿Cuál había sido el error? Sencillamente, no se conocían suficientemente. Fueron víctimas de un noviazgo trágico.

Mira antes de saltar.
La más grande tragedia de un noviazgo es contraer enlace antes de haber superado la onda de sentimientos al rojo vivo, para encontrarse más tarde que uno está casado con una persona totalmente incompatible. La sociedad le pone como etiqueta a esta experiencia: "Matrimonio fracasado", cuando en realidad lo que ha fracasado es el noviazgo.
Más de un millón de divorcios se registran por año en los Estados Unidos solamente. La mayoría de estas parejas se casaron dentro de los primeros siete meses de haberse conocido. La duración promedio de estos matrimonios es de siete años y alrededor de la mitad de los casos se desintegraron dentro de los primeros tres años. Todas estas parejas se presentaron ante el altar con los ojos brillantes de alegría, prometiéndose amor y fidelidad eternas y jamás imaginaron que estaban cometiendo la más grande equivocación de sus vidas. ¿Qué pasó con esas charlas plenas de refulgentes estrellas en los ojos, tiernas promesas, miradas prolongadas, abrazos estrechos, besos apasionados y los susurros de amor?
Las palpitantes emociones no dan lugar al buen sentido y la gente se apresura a tomar compromisos que puede lamentar en los años venideros. No existe tal cosa como el amor instantáneo. Las relaciones fuertes y duraderas se establecen sobre extensos períodos de tiempo cuando "tratando de conocerte" es el tema mayor. Es por esto que hago énfasis en bajar la velocidad y mirar cuidadosamente antes de saltar.

Etapas del noviazgo
El noviazgo se desarrolla a través de siete etapas. Cada una tiene su función y propósito al establecer la base para la relación. Si se abrevia o elimina cualquier etapa, se produce un vacío de desarrollo en la relación y ello acarreará problemas.

Etapa 1: Amistad. Durante la amistad cada uno trata de conocer al otro mientras participa de actividades no románticas, sociales, recreativas, espirituales e intelectuales. La mayoría de dichas actividades son de orientación de grupo, opuestas a las orientadas hacia la pareja. Esta etapa es más informal y menos emotiva que las etapas finales del noviazgo, pues no existen matices románticos o sexuales.
La amistad es menos tensionante que el noviazgo, porque la amistad no es noviazgo y no hay necesidad de representar papeles. Con frecuencia los amigos son más honestos entre sí que los novios y esto es posible porque los amigos llegan a ser emotivamente más profundos que los novios.
Llegar a ser amigos antes de involucrarse románticamente tiene mucho sentido. Si tú te enamoras demasiado rápido y la relación no funciona, muy difícilmente volverás a ser amigo otra vez. Si tú te tomas el tiempo para conocer a alguien a nivel de amistad primero y dejas que el amor crezca lenta y gradualmente, estarás más próximo a tener un amigo o amiga para toda la vida sea que te cases o no con esa persona. Más aún, los idilios que brillan instantáneamente, habitualmente se consumen así de rápido. Y es muy posible que seas juzgado o juzgada por cualidades superficiales como tu apariencia o tu estructura física antes que por tu carácter.
Es más difícil mantener una buena amistad que ser novios. Lo más fácil de hacer cuando encuentras a alguien que te resulta atractivo o atractiva es subir a altas revoluciones dándole todo lo que tiene para disparar. Es infinitamente más difícil sacar el pie del acelerador y moverse lentamente cuando no hay curvas, desvíos o rutas cerradas a la vista. Pero eligiendo ir rápido la ruta fácil raramente desarrolla una relación duradera debido a que cuando surgen los conflictos la tendencia es tomar la salida más fácil, que es salirse de la ruta.

Etapa 2: Citas casuales. Dos amigos se separan del grupo para compartir actividades que ya saben que disfrutan juntos. Como el grado de integración emocional entre ellos es bajo, ambos tienen libertad de salir con otros. No se consideran a sí mismos enamorados. Los momentos placenteros son compartidos junto con una amistad que puede prometer algo para el futuro.
Una pareja debería mantenerse en la amistad y la cita incidental por seis o doce meses. Este es el tiempo que se toman para conocer sus gustos, lo que no les agrada, el origen de los hábitos y conductas. Si lo que ellos aprendieron en este ritmo sin apuro se corresponde con lo que están buscando podrán entrar lentamente dentro de la tercera etapa. Es posible mantener la amistad por meses y hasta años sin estar románticamente involucrados.

Etapa 3: Relación especial. Esta es una etapa intermedia. Hay un creciente afecto entre los componentes de la pareja, pero todavía no han alcanzado e] grado de dedicación que requiere una relación más firme. Están dedicando más tiempo juntos pero no están participando aún de una relación más afianzada.

Etapa 4: Relación firme. En esta etapa hay un entendimiento entre ambos por el que no saldrán con otros. Cada uno ve al otro más a menudo que en la relación incidental o casual. Por primera vez tienen lugar las palabras dedicación y exclusivo. La relación más sostenida provee una oportunidad de observarse el uno al otro con más cuidado aunque sin compromiso de matrimonio. Esta etapa prueba también la relación con mucho más cuidado. Revela si las dos personas involucradas son capaces de mantenerse dedicadas a la misma relación, un hecho vital que debe conocerse antes de considerar el matrimonio.
En esta etapa los componentes de una pareja pueden pensar que están enamorados cuando todavía pueden no tener esa certeza. Pero existe la oportunidad para ellos de desarrollar confianza y seguridad en una persona del sexo opuesto sobre un período extenso de tiempo. Durante esta etapa pueden observarse muchos rasgos de la personalidad: sentido del humor, capacidad de escuchar, modales, espiritualidad y madurez, manejo de diferentes opiniones y habilidad para comunicarse.
La relación estable ofrece un serio período de prueba durante el cual una pareja puede tomar decisiones inteligentes sobre su compatibilidad. Esto también implica un aumento de los sentimientos de amor mientras la pareja dedica más tiempo a estar a solas. Las urgencias sexuales pueden explotar latiendo a un alto nivel continuamente. La sexualidad ahora podrá confundir las emociones y complicar el proceso de separar la infatuación del amor real. Una relación afianzada convoca al renunciamiento, la paciencia y la disciplina, rasgos que toman un largo trecho en la construcción de una relación duradera. Esto forma un puente natural para el compromiso o la instancia previa al mismo.

Etapa 5: Precompromiso. El precompromiso es la etapa en la cual una pareja comienza a discutir la posibilidad de casarse. Hablan de casarse "algún día". Algún día: cuando terminemos de estudiar, cuando consiga un mejor puesto, cuando lo podamos pagar, cuando las circunstancias sean favorables o lo permitan. Todas las conversaciones son tentativas, pero la pareja está más segura de que están hechos el uno para el otro. Su comprensión es privada y personal en lugar de ser terminal o dependiente.
Durante esta etapa una pareja puede echar una mirada en profundidad a sus estilos de vida o personalidades, para saber si son lo suficientemente compatibles como para casarse. Mucho de lo que se acostumbraba discutir únicamente durante el compromiso formal se abre aquí para ser escudriñado. Esa manera de encarar el asunto torna el compromiso más significativo, así como reduce el número de compromisos quebrantados o rotos.

Etapa 6: Compromiso formal. El compromiso formal sigue al del "algún día" de la etapa previa. Este trae un profundo sentido de dedicación y pertenencia que no había en el precompromiso. Hay unas cuantas cosas que separan el compromiso formal del precompromiso. Un compromiso formal sirve como anuncio público a la familia y los amigos que una pareja tiene la intención de casarse. Ello ofrece una oportunidad de ajustarse al hecho de que se formará pronto una nueva familia, y un nuevo miembro se unirá a la familia grande. El anuncio público también refuerza la dedicación. Cuanto más gente sabe del compromiso, tanto más seguro es que la pareja siga junta hasta el casamiento, al punto de que un compromiso secreto no es un verdadero compromiso.
Segundo, el futuro consorte presenta a su futura esposa un regalo que solemniza la celebración del compromiso. Este regalo es un símbolo del cometido del uno para el otro y afirma la dedicación mutua de la pareja.
Tercero, queda establecida una fecha de casamiento y se inician los planes para festejar los esponsales. Este es un compromiso de matrimonio. Por lo tanto, se deben trazar los planes para una boda. Un compromiso sin fecha de casamiento en perspectiva destruye el valor del compromiso.
Durante el compromiso, las expresiones de afecto se vuelven más intensas porque están en la transición entre el galanteo y el matrimonio. Debido a la urgencia de dar cumplimiento al deseo natural por una intimidad sin restricciones, los compromisos de una duración limitada de hasta seis o nueve meses resultan ideales. Si una pareja ha dedicado dos años tratando de conocerse mutuamente antes del compromiso, un período breve de compromiso es suficiente.
Esta es la última oportunidad de observar al futuro socio antes de amarrarse el uno al otro para toda la vida. Este es el momento de sacar a luz cualquier diferencia sin resolver o revelar cualquier secreto escondido, revisando y volviendo a revisar cada evaluación.
Un compromiso no es un contrato sellado para siempre que fija el destino de una pareja. Es posible que una pareja pueda decidir no casarse después de todo. Este es un fenómeno muy duro y poco comentado. Del 40 al 50 por ciento de los compromisos se rompen. A pesar de lo difícil que resulta ser, todavía un compromiso roto es mejor que un matrimonio roto.
La tarea más importante a ser lograda durante el compromiso no es planear la boda, sino el apoyo y asesoramiento prematrimonial con un pastor calificado o un profesional especializado. Cada pareja debería tener un mínimo de seis sesiones de ese tipo antes de casarse.

Etapa 7: Matrimonio. El matrimonio se diferencia de las etapas anteriores en que es la última y se vincula con los procedimientos legales y los juzgados necesarios para disolver la relación por medio del divorcio. Tiene que ser la continuación de la fase romántica de cortejo, caracterizada por afectividad, respeto, cortesía y diversión. Todo junto.
Poniendo el carruaje delante del caballo
Desafortunadamente, las parejas frecuentemente atraviesan estas etapas fuera de secuencia. Tan ansiosas están por encontrar el amor, que saltean los preliminares y se zambullen en el romance. Pero todo el componente romántico no produce necesariamente amor duradero si no se ha establecido primero una amistad duradera.
La mayoría de las parejas tiene la tendencia a actuar con prisa y casarse demasiado rápidamente. Toda pareja debe salir junta por dos años antes del compromiso. Idealmente, deberá dedicarse un año para la primera, segunda y tercera etapas, a fin de que lenta y cuidadosamente se nutra primero la amistad.
Para ganar el amor y el respeto de su compañero o compañera, muchos muestran sólo su lado mejor y tratan de ocultar sus faltas y errores. Creen que si la otra persona se entera de sus equivocaciones y fallas o idiosincracia serán menos amados. De manera que juegan un papel y actúan por un tiempo como si esas faltas no fueran parte de sí mismos, dejando ver a sus amados sólo lo mejor de sí. Tal comportamiento no es nada más que una máscara.
Pero no muchos pueden enmascarar sus tendencias negativas por todo un año con éxito. Sólo muy ocasionalmente tal juego llega más allá. Por lo tanto, cuando una pareja se precipita al casamiento, sus componentes no se permiten tomar el tiempo suficiente para que esa máscara se caiga. Están casándose con alguien que es virtualmente un extranjero, alguien que podrá volverse muy extraño, mucho más de lo que alguna vez hubieran deseado saber. La rápida aceleración de las relaciones es tan excitante que los sentimientos románticos se mantienen vivos aún cuando se están marchitando. Mientras la euforia se intensifica, la emoción de ser una pareja y hacer cosas agradables juntos no les permite ver la realidad. Casándose apresuradamente sin tomar suficiente tiempo de conocer a la otra persona, es saltar dentro de una relación basada en suposiciones; suposiciones que pueden asombrar a los componentes del matrimonio. Ciertos investigadores de la Universidad del Estado de Kansas encontraron "una fuerte correlación...entre extensión de tiempo dedicado a salir por parte de los esposos actuales y su actual satisfacción matrimonial". Los investigadores notaron que "los matrimonios que se habían estado citando por más de dos años antes del casamiento alcanzaron un nivel consistentemente alto en la satisfacción matrimonial, mientras que las parejas que se habían estado citando por períodos más breves, alcanzaron un nivel en un amplio espectro de muy alto a muy bajo".
Guillermo y Nina podrían haber salvado su matrimonio si su noviazgo hubiera incluido este esquema de los dos años. Nada llama más rápido mi atención que escuchar a una pareja hablar del matrimonio, pero que no ha salido por suficiente tiempo antes del casamiento. Están por prometerse "hasta que la muerte nos separe" y desestiman seriamente la necesidad de una fuerte relación y capacidad de comunicación necesarias para afrontar las crisis financieras, tiempos de enfermedad, y malos entendidos.
La regla de los dos años se aplica también a los que ya han estado casados previamente. Los que se vuelven a casar pueden sufrir algunos de los más grandes fiascos, pues por considerarse "experimentados" creen que pueden ahorrarse todas "esas cosas de chicos". "Después de todo", declaran, "nosotros no somos adolescentes".
Cada pareja, sin importar su edad, circunstancias o experiencia, debe tomar dos años completos para evaluar su preparación para el matrimonio. Cuando lo hacen tienen una significativa posibilidad de hacer una buena elección. El consejo más importante que doy a las parejas puede resumirse en dos palabras: "¡Tómense tiempo!"
Relaciones pausadas
Progresar demasiado rápidamente en una relación causa un par de problemas. Primero, hay una fuerte posibilidad de que la pareja no reduzca el paso lo suficientemente como para desarrollar las cualidades necesarias para mantener una relación prolongada. La capacidad de relación como comunicación, resolución de conflictos o negociación de tensiones de poder, podrían no ser probadas. Las parejas inmaduras tienden a resolver sus conflictos en el lecho, especialmente si este patrón de conducta ha sido aprendido en el pasado, y a la primera insinuación de dificultad esta es señalada como una seria amenaza.
Segundo, el desarrollar una relación con una persona del sexo opuesto es tan electrificante que es necesario extender el desarrollo de la intimidad sobre un período de tiempo para que se produzca una real profundidad. El deseo irresistible de dedicar la mayor cantidad posible de tiempo a estar juntos impulsa a la pareja hacia la intimidad física y el compromiso.
Cuando los integrantes de una pareja experimentan una fuerte atracción sexual, asumen que están enamorados y se casan sobre la base de la excitación sexual nada más. Ignoran hechos, indicativos de sus valores, objetivos y sistemas de creencias que pueden hallarse en las antípodas de cada uno. Después que se han casado, descubren que tienen muy pocos intereses en común y sus personalidades son incompatibles. Difieren en muchos aspectos de la vida, desde qué hacer un día libre hasta cómo gastar el dinero. En el medio de tal caos, descubren que su interés sexual también va declinando. Cuando despiertan a lo que cada uno puede ver ahora en totalidad, se divorcian. No estuvieron enamorados sino "infatuados".
El desarrollar intimidad física es más excitante y menos trabajoso que desarrollar la intimidad a nivel emocional, espiritual y de amistad. Esto hace que la intimidad física sea más difícil de controlar. Pero puede ser controlada si la pareja selecciona cuidadosamente sus actividades en el noviazgo. Es posible desarrollar algunas relaciones lentamente pero seguras a nivel de amistad, en tanto que otras las lanzan rápidamente a la intimidad física. El pasar una tarde de exploración de una ciudad histórica es más constructivo que pasar un día acariciándose sobre una manta en la playa.
Cathy Guise, protagonista de la tira cómica, comenta: "Soy hermosa, brillante, talentosa, y dispuesta a compartir mi vida con alguien, Charlene. ¡Quiero soñar con alguien... planear con alguien... Yo quiero estar allí para alguien y quiero que alguien esté allí para mí!"
Charlene le responde: "Mi esposo tiene un buen amigo muy simpático que..."
"¡Yiiik! —chilla Cathy—. ¿Uno en preparación? ¡No quiero nada en preparación! Yo estoy lista para casarme. No estoy preparada para el noviazgo!"
Muchos son como Cathy. El matrimonio es su blanco, pero no quieren tener que atravesar el proceso de prepararse exitosamente para alcanzar su objetivo. Quieren el premio pero no están dispuestos a pagar el precio.
Ustedes pueden ser más sabios que esa gente. Antes de quedar involucrados sexualmente y luego intentar construir una amistad, avancen por medio de la amistad y no retrocedan. ¡Y tómense tiempo!

Nancy L. Van Pelt es especialista en vida familiar y ha escrito 22 libros.