martes, 30 de diciembre de 2014

25 cosas que debes dejar de lado antes de año nuevo.

2014 acaba y Año Nuevo está a la vuelta de la esquina. Muchos de nosotros esperamos reenfocar nuestra energía y atención en las cosas correctas y creo que ahora es el momento perfecto para empezar a dejar de lado las cosas equivocadas. ¿No te parece? Así que hoy te reto a: 
1. Dejar de lado tu temperamento. Nunca hagas algo sólo porque estés enfadad@. 
2. Dejar de lado los rencores. La vida es demasiado corta como para estar amargad@ recontando errores ajenos. 
3. Dejar de lado la idea de que todos lo tienen más fácil que tú. Si la hierba parece más verde en el jardín de vecino...deja de mirar. Deja de compararte. Deja de quejarte. Y comienza a regar tu césped. 
4. Dejar de lado las falsas creencias. Pensar en algo no significa que sea cierto. Querer algo no significa que sea real. Así que cuidado con tus pensamientos. Sorprende la facilidad con que envolvemos nuestra mente y la encajamos a nuestra versión de la realidad. Para de vez en cuando y pregúntate: "¿Es esto verdad?". 
5. Dejar de lado los ideales caducados. El crecimiento es doloroso. El cambio es doloroso. Pero al final nada es tan doloroso como quedarse atascado en un lugar al que no perteneces. 
6. Dejar de lado las tragedias del ayer. No eres lo que te ha pasado. Eres en lo que decides convertirte en este momento. Sabrás que estás en el camino correcto cuando no te importe mirar atrás mientras das el siguiente paso. 
7. Dejar de lado tu tendencia a evitar problemas. No puedes cambiar lo que te niegas a afrontar. 
8. Dejar de lado las pequeñas molestias de la vida. La preocupación y el estrés nacen de nuestra manera de reaccionar, no de las cosas. Cambia tu actitud y el estrés y la frustración se irán. 
9. Dejar de lado la idea de que otros están por debajo tuya. Lo que das finalmente lo recibes. Así que nunca juzgues o hagas suposiciones sobre la gente. Primero pregunta y luego escucha. 
10. Dejar de lado la idea de que eres lo que tienes. Tus propiedades no te hacen ser tú. Un coche de lujo no te hace más atractivo, ni un buen vestido te hace más mujer. Lo que te hace ser tú es lo que eres y no lo que tienes, no lo olvides. 
11. Dejar de lado las cosas que no necesitas. No pienses en el coste. Piensa en el valor. No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita. 
12. Dejar de lado la idea de que la felicidad se encuentra fuera. La felicidad no es algo que se adquiere. La felicidad nace de dentro. Nace de ti. No esperes que alguien o algo te vaya a hacer feliz porque sólo una persona puede hacerlo: tú. 
13. Dejar de lado las mentiras piadosas. ¿Cómo se construye la credibilidad? Pues ya está todo dicho. 
14. Dejar de lado la hipocresía. Por ejemplo: no ores cuando llueve si no rezas cuando el sol brilla. 
15. Dejar de lado las necesidades de los demás. Escucha a los demás de cerca, pero no pierdas tu propia voz. 
16. Dejar de lado el miedo. El miedo mata a los sueños más que cualquier fracaso. Así que lejos de apagarte, que el miedo te despierte! Haz cada día una cosa que te asuste. Cuanto más actúes en base a tu intuición, más te servirá. 
17. Dejar de lado la necesidad de hacerlo todo a la vez. No te estreses. La verdadera finalidad no tiene límites de tiempo. Simplemente haz lo que puedas en cada momento. Paso a paso se llega a todos lados. 
18. Dejar de lado la mentalidad del todo o nada. Aprecia los grises entre el blanco y negro. El proceso, el camino, las cosas que vas aprendiendo...
19. Dejar de lado las autocríticas. Nadie se inspira por la miseria o las autocríticas. Si quieres inspirarte e inspirar a los demás sé alegre. Ámate. Perdónate. Acéptate. Sé imperdonablemente tú. 
20. Dejar de lado a aquéll@s que dicen que no eres suficientemente atractiv@. Hay más mujeres luchando ahora mismo contra la anorexia y la bulimia que contra el cáncer de mama. Estadísticas similares en hombres. Y sabes qué? Que si no te quieres tú, nadie lo hará realmente. Ama lo que eres, porque todo eso eres tú. Y es único. 
21. Dejar de lado el cambiar sólo por gustar a la gente. Cambia porque quieres ser una mejor persona. Cambia porque quieres conducirte a un futuro más brillante. Cambia porque sabes que es lo que tienes que hacer POR TI. 
22. Dejar de lado el pensamiento de que renunciar a cosas (y relaciones) malas es igual que fracasar. Abandonar y seguir adelante son dos cosas muy diferentes. 
23. Dejar de lado la idea de que es demasiado tarde para empezar de nuevo. Recuerda que siempre será mejor estar estar en la falda de la montaña que quieres escalar que estar en la cima de una en la que no.
24. Dejar de lado las malas energías. No esperes estar bien cuando todo tu alrededor es negatividad. Rodéate de quien te saque lo mejor de ti, y no al revés.
25. Dejar de lado la procrastinación. Deja de aplazar. Deja de dilatar. Haz lo que tengas que hacer hoy para hacer lo que realmente quieres y ser lo que realmente eres mañana.

Para terminar 
A veces la parte más difícil no es dejar ir, sino más bien aprender a empezar de nuevo en ciertas áreas de tu vida. Si estás luchando con cualquiera de los puntos anteriores, hay un camino muy claro para el nuevo comienzo que buscas. Tus hábitos actuales se han quedado obsoletos y necesitas actualizarlos. Y cuando vives en base a unos hábitos obsoletos es cuestión de tiempo que te quedes obsolet@ tu también. 

miércoles, 24 de diciembre de 2014

El amor es la esencia de la Navidad

La Navidad debiera significar ocupar tiempo precioso con tu familia y amigos. Tiene que ver con acariciar y celebrar el amor que compartes.

Tristemente, el amor puede perderse antre el movimiento y el bullicio. A veces está tapado por las decoraciones y regalos, las compras sin fin, y la cena de Navidad y su contenido.

La Navidad es época de fiesta, pero tiene que ver con mucho más que eso.

La Navidad es Mi cumpleaños. Es época de celebrar el mas grande regalo dado a la humanidad.

¿Puedes tomar un momento para Mi ahora, en  honor de Mi cumpleaños?

¿Puedes gastar un minuto para dejar que te diga cuanto Te amo??

¿Puedes parar para agradecerme por Mi amor, y reflexionar cómo puedes esparcir más amor por el mundo?

Fue el amor por  tí que Me trajo a la Tierra hace más de 2000 años.

Fue el amor el que Me dió ímpetu para caminar por tu mundo y ser uno de los tuyos, para vivir y morir por tí.

El amor fue, y aún es, el centro de Mi existencia.

Todo lo que he hecho ha sido por amor a tí personalmente, y por amor a la humanidad como un todo.

Tu significas mucho para Mi!

En esta Navidad, toma tiempo para amar..

Si lo haces, estarás dándome un maravilloso regalo, y Me será posible darte especiales regalos este año.

Jesús.

Las festivas decoraciones, los deliciosos alimentos, los muchos regalos, caerán en el olvido la mayor parte de ellos, perdidos entre los recuerdos de muchas Navidades; pero el amor que habrás compartido y alimentado vivirán por siempre.

Si tu aún no has experimentado el hermoso amor de Jesús, el corazón y el alma de la Navidad, puedes hacerlo ahora.

Todo lo que necesitas es invitarle a entrar en tu corazón y vida.

ORACION:

Jesús, te agradezco por el amor que me has mostrado al venir a la Tierra, al vivir y morir por mí. Quiero celebrar esta Navidad contigo. Deseo conocerte, recibir Tu amor y Tu regalo de la vida eterna. Por favor toca mi vida con el amor que Tu tienes para ofrecer, y ayúdame a compartir ese amor con otros también.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

ERRORES

Hablando de amor, todos en algún momento en la vida nos hemos equivocado, cometimos errores grandes y otros casi imperceptibles, hicimos daño sin pensarlo pero también fuimos lastimados, dimos todo sin recibir nada y a veces recibimos todo sin siquiera notarlo, hemos estado por amor y amado sin amor, bendecimos a alguien que después maldecimos y viceversa. Y después de habernos equivocado tanto aún tenemos el descaro de preguntarnos: ¿por qué no llegó a nosotros el amor perfecto y sin dolor? Qué ingenuos somos si pensamos que el amor nace así, no hemos comprendido que el amor es un camino, que amar es equivocarse y aprender, es tener heridas y saber sanarlas, es saber que un día llegará alguien que mirándote a los ojos te dirá: Te amo con toda el alma, Te amo con todas mis fuerzas, pero sobre todo Te amo con todos tus errores.

Y aun así, ser tan ciegos para cometer el error de no verlo...

Ángel Zamora ©®

martes, 16 de diciembre de 2014

Y así un día...

Así después de esperar tanto, un día como cualquier otro, decidí triunfar..... 
Decidí, no esperar a las oportunidades, sino yo mismo buscarlas.
Decidí, ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución.
Decidí, ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis.
Decidí, ver cada noche como un misterio a resolver.
Decidí, ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.
Anoche descubrí, que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en estas, está la única y mejor forma de superarnos.
Aquél día dejé de temer  a perder, y empecé a temor a no ganar.
Descubrí, que no era yo el mejor, y que quizás nunca lo fui.
Me dejó de importar, quien ganara o perdiera, ahora mismo me importa mucho más simplemente saberme mejor que ayer.
Aprendí, que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.
Aprendí, que el mejor triunfo que puedo tener, es tener el derecho de llamar a alguien "Amigo".
Descubrí, que el amor es más que un simple estado de enamoramiento.
Anoche, dejé de ser un reflejo de mis escasos  triunfos pasados, y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente.
Aprendí, que de nada sirve ser luz, si no vas a iluminar el camino de los demás.
Anoche decidí, cambiar tantas cosas.....
Aprendí, que los sueños son solamente para hacerse realidad.
Desde anoche, ya no duermo para descansar..... ahora simplemente duermo para soñar.
¡EL AMOR ES UNA FILOSOFÍA DE VIDA!

domingo, 14 de diciembre de 2014

Gracias Señor en mi día de Cumpleaños

Hoy señor, vengo con humildad profunda para darte gracias por permitirme nacer, por brindarme la vida y por amarme como lo haces.
Hoy es mi cumpleaños y de rodillas te doy gracias por todos los momentos felices que he tenido; han sido maravillosos e inolvidables. También te doy gracias por los momentos amargos que he vivido porque con ellos aprendí lecciones de vida y principalmente aprendí que sin ti nada soy.
Gracias también por las personas que he conocido en mi vida, algunos partieron otros permanecen, de todos he aprendido algo es por eso que me los pusiste en mi camino y a ti te doy gracias por ello.
Gracias por mi familia, me colocaste en el lugar perfecto pues lo único que tengo que decir es que son maravillosos y me han cuidado y tratado con el mejor amor. Con ellos aprendí a superar muchas dificultades y me han enseñado los valores que necesito para seguir tu camino.
En los momentos difíciles te he llamado y me has contestado en el momento apropiado, también en tiempos de prueba sé que has estado al lado mio porque así lo siento y así me lo has demostrado.
La vida no ha sido del todo fácil, pero junto a ti la vida no la siento complicada pues mi confianza y mi vida reposan en tus manos.
Me llevas siempre como a un pequeño tomado de la mano de su padre y así me dejo guiar por el camino que eliges para mi.
Gracias por enseñarme a valorar la vida, por enseñarme a valorar a los demás a pesar de que en ocasiones no los comprendo.
Gracias por enseñarme a ver la necesidad de los demás y ver en ellos la mirada de Jesús pidiéndome ayuda.
Gracias por haberme dado la esperanza cuando mis sueños se perdían, gracias por la perseverancia de luchar cada día por alcanzar mis metas y principalmente por enseñarme amarte más y más cada día.
Mi amado Jesús, mi buen pastor quiero darte gracias por todo, tu misericordia es infinita y tu amor es tan grande y sublime que hace vibrar y regocijar mi alma con sólo decir tu nombre. No permitas que me aleje de ti porque sin ti nada soy.
Te pido que me enseñes amarte más, a conocerte más y que me ayudes a que mis defectos se transformen en virtudes. Con todo mi amor y gratitud quiero mi buen Jesús darte gracias por darme un año más de vida.
Con amor sincero....
                                             Tu hija <3

jueves, 11 de diciembre de 2014

LA CAJITA DORADA

La historia va así ...

Hace ya un tiempo, un hombre castigó a su pequeña hija de 3 años por desperdiciar un rollo de papel de envoltura dorado.
El dinero era escaso en esos días por lo que explotó en furia, cuando vió a la niña tratando de envolver una caja para ponerla debajo del árbol de Navidad.
Más sin embargo, la niña le llevó el regalo a su padre la mañana siguiente y dijo:
-" Esto es para ti, Papito ".
El se sintió avergonzado de su reacción de furia, pero, volvió a explotar cuando vió que la caja estaba vacía.  Le volvió a gritar diciendo:
-¿Que no sabes que cuando das un regalo a alguien se supone que debe haber algo adentro?
La pequeñita volteó hacia arriba con lágrimas en los ojos y dijo:
¡Oh, Papito, no esta vacía, yo soplé besos adentro de la caja.  Todos para ti, Papi!
El padre se sintió morir; puso sus brazos alrededor de su hija y le suplicó que lo perdonara.
Se ha dicho que el hombre guardó esa caja dorada cerca de su cama por años y siempre que se sentía derrumbado, tomaba de la caja un beso imaginario y recordaba el amor que su hija había puesto ahí.
En una forma muy sensible, cada uno de nosotros humanos hemos recibido un recipiente dorado, lleno de amor incondicional y besos de nuestros hijos, amigos, familia o de Dios. Nadie podría tener una propiedad o posesión más hermosa que ésta.

lunes, 8 de diciembre de 2014

El DIAMANTE

Cuenta una leyenda que hace tiempo un joven trabajador de una mina se quedó atrapado en la profundidad de los túneles, sin comida, sin agua y sin luz, pasaron las horas y habiendo acostumbrado sus ojos a la oscuridad, en un punto lejano del túnel vio una pequeñísima luz que coquetamente guiñaba, lentamente y tomándose de las paredes del túnel, se encaminó hacia la lucecilla, cuando la alcanzó se dio cuenta que era una pequeña y sucia roca a la que sobresalía una pequeña porción ligeramente transparente, que fue suficiente para reflejar la luz que le condujo a la salida de donde se encontraba atrapado.

Como recuerdo a lo sucedido, el joven trabajador tomó la roca y se la llevó, la limpió y se dio cuenta que entre más pulía más brillaba y con el paso del tiempo la roca fue adquiriendo un singular brillo.

Por las noches la admiraba contra la luz de las velas y se maravillaba de sus destellos, pero en una ocasión camino a su casa, volteó al suelo y vio una piedra de bonita figura, la tomó y tiró aquella roca que una ocasión fue su guía a la superficie. Se llevó la piedra de bonita forma a su casa, la limpió y al paso de los días de dio cuenta que por más que la puliera, la piedra seguía siendo la misma piedra, sin brillo, sin cambios, solo una piedra.

Volvió sobre sus pasos a buscar aquella roca que fue su luz un día, ya no la encontró en el lugar donde la había tirado. Levantó sus ojos y la vio, linda, esplendorosa y reluciente en manos de un hombre que supo aquilatar el verdadero valor de la roca, el brillo de sus destellos enorgullecían al hombre que la llevaba de su mano, porque aquella roca que un día guiñó tímidamente con su luz, era un puro y verdadero diamante.

Se acercó al hombre, lloró y le rogó que le devolviera su roca, le explicó lo que había significado en su vida y también le contó que había cometido el error más grande al tirar su diamante por una piedra del camino.

Serenamente el caballero le respondió que entendía perfectamente todo lo que le contaba y que lamentaba su gran perdida, pero que en sus manos el diamante alcanzó todo su esplendor y señorío, y que no estaba dispuesto a devolverlo, porque además el diamante titilaba alegremente en su mano y ese era su lenguaje de felicidad, que ahora le pertenecía y que para él era el tesoro más preciado en su vida, que no lo cambiaría ni por una montaña de piedras del camino... porque las piedras por mas que las pulas y trates de cincelarlas, siguen siendo piedras, sin brillo, sin destellos y nunca te llevarán a ningún lado.


He aprendido que la vida y el amor son como una rosa bella, pétalos por todos lados pero tienen espinas y si algún día por casualidad lastima una de ellas, no se toma como un dolor sino como una experiencia para ser mejor.

He aprendido que en la vida se cometen errores, pero lo más importante es saber reconocer nuestros actos y actitudes, saber cuándo tenemos la razón y cuando nos hemos equivocado. Debemos vencer las luchas, las tentaciones y guiarnos por el camino del bien. Y si algún día se cae se hace como el sol, que por las tardes cae pero al día siguiente se levanta con un mayor resplandor.

He aprendido que hay un ser espiritual muy maravilloso, que nos quiere a todos por igual, que aunque no lo podamos ver ni tocar lo podemos sentir como una paz en nuestro corazón. Le debemos todo en esta vida y lo único que tienes que hacer es abrirle las puertas de tu corazón e invitarlo a que entre en ti, Dios, gracias por todo.

 He aprendido que con esfuerzo y perseverancia todo se logra y para poder avanzar en la vida y ser feliz siempre hay que ver más allá de lo que todo ser humano es capaz de ver. He aprendido: la mejor herencia de nuestro Padre Divino, es el amor, perdón, humildad, bondad, esperanza y fe.... siendo así el principal cimiento para el futuro, es refugiarse en Él..

 Una lección importante del amor: no has amado si no has sufrido por amor, pero eso no quiere decir que tienes que vivir la vida sufriendo por amor. Valórate que nadie te valorará como tú mismo(a).

He aprendido que todo lo que nos sucede en esta vida, es algo que tenía que pasar...es la única forma de aprender y avanzar

He aprendido que con esfuerzo y perseverancia todo se logra y para poder avanzar en la vida y ser feliz siempre hay que ver más allá de lo que todo ser humano es capaz de ver. He aprendido: la mejor herencia de nuestro Padre Divino, es el amor, perdón, humildad, bondad, esperanza y fe.... siendo así el principal cimiento para el futuro, es refugiarse en Él..

martes, 2 de diciembre de 2014

La lucecita

La lucecita

Existe ella, un ser lleno de luz, quizá una luz tenue o una brillante; quizá pequeña o quizá grande; quizá una luz blanca o de colores, pero es luz, y fué luz en su vida cuando no encontraba el camino, luz en su corazón cuando se sintió quebrantado, luz en sus noches de desvelo, luz cuando se sentía cansado, luz en palabras de ánimo, esa sencilla luz que alumbra en la obscuridad pero que te dá la esperanza de salir de ella, una lucecita que él siguió y resplandecía más y más cada vez que ella notaba que él salía de la oscuridad de sus días, ella le daba luz y él le daba brillo con su sonrisa. Pero llegó el día en que él salió de la oscuridad y se rodeó de luces, otras luces, luces efímeras, luces artificiales, luces superficiales y luces sin sentido, pero que terminaron poco a poco de alejarlo de aquella lucecita que siempre estaba cerca de él, pero él ya no la notaba, la ignoraba, la rechazaba. Pero la lucecita decidió que nada le quitaría el brillo, ella permanece iluminada, luz natural y de amor, sigue brillando y aunque él ya no la note, ella permanece cerca...cerca, por si él algún día vuelve a recordarla y a pedirle que sea la luz de su camino.