martes, 30 de diciembre de 2014

25 cosas que debes dejar de lado antes de año nuevo.

2014 acaba y Año Nuevo está a la vuelta de la esquina. Muchos de nosotros esperamos reenfocar nuestra energía y atención en las cosas correctas y creo que ahora es el momento perfecto para empezar a dejar de lado las cosas equivocadas. ¿No te parece? Así que hoy te reto a: 
1. Dejar de lado tu temperamento. Nunca hagas algo sólo porque estés enfadad@. 
2. Dejar de lado los rencores. La vida es demasiado corta como para estar amargad@ recontando errores ajenos. 
3. Dejar de lado la idea de que todos lo tienen más fácil que tú. Si la hierba parece más verde en el jardín de vecino...deja de mirar. Deja de compararte. Deja de quejarte. Y comienza a regar tu césped. 
4. Dejar de lado las falsas creencias. Pensar en algo no significa que sea cierto. Querer algo no significa que sea real. Así que cuidado con tus pensamientos. Sorprende la facilidad con que envolvemos nuestra mente y la encajamos a nuestra versión de la realidad. Para de vez en cuando y pregúntate: "¿Es esto verdad?". 
5. Dejar de lado los ideales caducados. El crecimiento es doloroso. El cambio es doloroso. Pero al final nada es tan doloroso como quedarse atascado en un lugar al que no perteneces. 
6. Dejar de lado las tragedias del ayer. No eres lo que te ha pasado. Eres en lo que decides convertirte en este momento. Sabrás que estás en el camino correcto cuando no te importe mirar atrás mientras das el siguiente paso. 
7. Dejar de lado tu tendencia a evitar problemas. No puedes cambiar lo que te niegas a afrontar. 
8. Dejar de lado las pequeñas molestias de la vida. La preocupación y el estrés nacen de nuestra manera de reaccionar, no de las cosas. Cambia tu actitud y el estrés y la frustración se irán. 
9. Dejar de lado la idea de que otros están por debajo tuya. Lo que das finalmente lo recibes. Así que nunca juzgues o hagas suposiciones sobre la gente. Primero pregunta y luego escucha. 
10. Dejar de lado la idea de que eres lo que tienes. Tus propiedades no te hacen ser tú. Un coche de lujo no te hace más atractivo, ni un buen vestido te hace más mujer. Lo que te hace ser tú es lo que eres y no lo que tienes, no lo olvides. 
11. Dejar de lado las cosas que no necesitas. No pienses en el coste. Piensa en el valor. No es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita. 
12. Dejar de lado la idea de que la felicidad se encuentra fuera. La felicidad no es algo que se adquiere. La felicidad nace de dentro. Nace de ti. No esperes que alguien o algo te vaya a hacer feliz porque sólo una persona puede hacerlo: tú. 
13. Dejar de lado las mentiras piadosas. ¿Cómo se construye la credibilidad? Pues ya está todo dicho. 
14. Dejar de lado la hipocresía. Por ejemplo: no ores cuando llueve si no rezas cuando el sol brilla. 
15. Dejar de lado las necesidades de los demás. Escucha a los demás de cerca, pero no pierdas tu propia voz. 
16. Dejar de lado el miedo. El miedo mata a los sueños más que cualquier fracaso. Así que lejos de apagarte, que el miedo te despierte! Haz cada día una cosa que te asuste. Cuanto más actúes en base a tu intuición, más te servirá. 
17. Dejar de lado la necesidad de hacerlo todo a la vez. No te estreses. La verdadera finalidad no tiene límites de tiempo. Simplemente haz lo que puedas en cada momento. Paso a paso se llega a todos lados. 
18. Dejar de lado la mentalidad del todo o nada. Aprecia los grises entre el blanco y negro. El proceso, el camino, las cosas que vas aprendiendo...
19. Dejar de lado las autocríticas. Nadie se inspira por la miseria o las autocríticas. Si quieres inspirarte e inspirar a los demás sé alegre. Ámate. Perdónate. Acéptate. Sé imperdonablemente tú. 
20. Dejar de lado a aquéll@s que dicen que no eres suficientemente atractiv@. Hay más mujeres luchando ahora mismo contra la anorexia y la bulimia que contra el cáncer de mama. Estadísticas similares en hombres. Y sabes qué? Que si no te quieres tú, nadie lo hará realmente. Ama lo que eres, porque todo eso eres tú. Y es único. 
21. Dejar de lado el cambiar sólo por gustar a la gente. Cambia porque quieres ser una mejor persona. Cambia porque quieres conducirte a un futuro más brillante. Cambia porque sabes que es lo que tienes que hacer POR TI. 
22. Dejar de lado el pensamiento de que renunciar a cosas (y relaciones) malas es igual que fracasar. Abandonar y seguir adelante son dos cosas muy diferentes. 
23. Dejar de lado la idea de que es demasiado tarde para empezar de nuevo. Recuerda que siempre será mejor estar estar en la falda de la montaña que quieres escalar que estar en la cima de una en la que no.
24. Dejar de lado las malas energías. No esperes estar bien cuando todo tu alrededor es negatividad. Rodéate de quien te saque lo mejor de ti, y no al revés.
25. Dejar de lado la procrastinación. Deja de aplazar. Deja de dilatar. Haz lo que tengas que hacer hoy para hacer lo que realmente quieres y ser lo que realmente eres mañana.

Para terminar 
A veces la parte más difícil no es dejar ir, sino más bien aprender a empezar de nuevo en ciertas áreas de tu vida. Si estás luchando con cualquiera de los puntos anteriores, hay un camino muy claro para el nuevo comienzo que buscas. Tus hábitos actuales se han quedado obsoletos y necesitas actualizarlos. Y cuando vives en base a unos hábitos obsoletos es cuestión de tiempo que te quedes obsolet@ tu también. 

miércoles, 24 de diciembre de 2014

El amor es la esencia de la Navidad

La Navidad debiera significar ocupar tiempo precioso con tu familia y amigos. Tiene que ver con acariciar y celebrar el amor que compartes.

Tristemente, el amor puede perderse antre el movimiento y el bullicio. A veces está tapado por las decoraciones y regalos, las compras sin fin, y la cena de Navidad y su contenido.

La Navidad es época de fiesta, pero tiene que ver con mucho más que eso.

La Navidad es Mi cumpleaños. Es época de celebrar el mas grande regalo dado a la humanidad.

¿Puedes tomar un momento para Mi ahora, en  honor de Mi cumpleaños?

¿Puedes gastar un minuto para dejar que te diga cuanto Te amo??

¿Puedes parar para agradecerme por Mi amor, y reflexionar cómo puedes esparcir más amor por el mundo?

Fue el amor por  tí que Me trajo a la Tierra hace más de 2000 años.

Fue el amor el que Me dió ímpetu para caminar por tu mundo y ser uno de los tuyos, para vivir y morir por tí.

El amor fue, y aún es, el centro de Mi existencia.

Todo lo que he hecho ha sido por amor a tí personalmente, y por amor a la humanidad como un todo.

Tu significas mucho para Mi!

En esta Navidad, toma tiempo para amar..

Si lo haces, estarás dándome un maravilloso regalo, y Me será posible darte especiales regalos este año.

Jesús.

Las festivas decoraciones, los deliciosos alimentos, los muchos regalos, caerán en el olvido la mayor parte de ellos, perdidos entre los recuerdos de muchas Navidades; pero el amor que habrás compartido y alimentado vivirán por siempre.

Si tu aún no has experimentado el hermoso amor de Jesús, el corazón y el alma de la Navidad, puedes hacerlo ahora.

Todo lo que necesitas es invitarle a entrar en tu corazón y vida.

ORACION:

Jesús, te agradezco por el amor que me has mostrado al venir a la Tierra, al vivir y morir por mí. Quiero celebrar esta Navidad contigo. Deseo conocerte, recibir Tu amor y Tu regalo de la vida eterna. Por favor toca mi vida con el amor que Tu tienes para ofrecer, y ayúdame a compartir ese amor con otros también.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

ERRORES

Hablando de amor, todos en algún momento en la vida nos hemos equivocado, cometimos errores grandes y otros casi imperceptibles, hicimos daño sin pensarlo pero también fuimos lastimados, dimos todo sin recibir nada y a veces recibimos todo sin siquiera notarlo, hemos estado por amor y amado sin amor, bendecimos a alguien que después maldecimos y viceversa. Y después de habernos equivocado tanto aún tenemos el descaro de preguntarnos: ¿por qué no llegó a nosotros el amor perfecto y sin dolor? Qué ingenuos somos si pensamos que el amor nace así, no hemos comprendido que el amor es un camino, que amar es equivocarse y aprender, es tener heridas y saber sanarlas, es saber que un día llegará alguien que mirándote a los ojos te dirá: Te amo con toda el alma, Te amo con todas mis fuerzas, pero sobre todo Te amo con todos tus errores.

Y aun así, ser tan ciegos para cometer el error de no verlo...

Ángel Zamora ©®

martes, 16 de diciembre de 2014

Y así un día...

Así después de esperar tanto, un día como cualquier otro, decidí triunfar..... 
Decidí, no esperar a las oportunidades, sino yo mismo buscarlas.
Decidí, ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución.
Decidí, ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis.
Decidí, ver cada noche como un misterio a resolver.
Decidí, ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.
Anoche descubrí, que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en estas, está la única y mejor forma de superarnos.
Aquél día dejé de temer  a perder, y empecé a temor a no ganar.
Descubrí, que no era yo el mejor, y que quizás nunca lo fui.
Me dejó de importar, quien ganara o perdiera, ahora mismo me importa mucho más simplemente saberme mejor que ayer.
Aprendí, que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.
Aprendí, que el mejor triunfo que puedo tener, es tener el derecho de llamar a alguien "Amigo".
Descubrí, que el amor es más que un simple estado de enamoramiento.
Anoche, dejé de ser un reflejo de mis escasos  triunfos pasados, y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente.
Aprendí, que de nada sirve ser luz, si no vas a iluminar el camino de los demás.
Anoche decidí, cambiar tantas cosas.....
Aprendí, que los sueños son solamente para hacerse realidad.
Desde anoche, ya no duermo para descansar..... ahora simplemente duermo para soñar.
¡EL AMOR ES UNA FILOSOFÍA DE VIDA!

domingo, 14 de diciembre de 2014

Gracias Señor en mi día de Cumpleaños

Hoy señor, vengo con humildad profunda para darte gracias por permitirme nacer, por brindarme la vida y por amarme como lo haces.
Hoy es mi cumpleaños y de rodillas te doy gracias por todos los momentos felices que he tenido; han sido maravillosos e inolvidables. También te doy gracias por los momentos amargos que he vivido porque con ellos aprendí lecciones de vida y principalmente aprendí que sin ti nada soy.
Gracias también por las personas que he conocido en mi vida, algunos partieron otros permanecen, de todos he aprendido algo es por eso que me los pusiste en mi camino y a ti te doy gracias por ello.
Gracias por mi familia, me colocaste en el lugar perfecto pues lo único que tengo que decir es que son maravillosos y me han cuidado y tratado con el mejor amor. Con ellos aprendí a superar muchas dificultades y me han enseñado los valores que necesito para seguir tu camino.
En los momentos difíciles te he llamado y me has contestado en el momento apropiado, también en tiempos de prueba sé que has estado al lado mio porque así lo siento y así me lo has demostrado.
La vida no ha sido del todo fácil, pero junto a ti la vida no la siento complicada pues mi confianza y mi vida reposan en tus manos.
Me llevas siempre como a un pequeño tomado de la mano de su padre y así me dejo guiar por el camino que eliges para mi.
Gracias por enseñarme a valorar la vida, por enseñarme a valorar a los demás a pesar de que en ocasiones no los comprendo.
Gracias por enseñarme a ver la necesidad de los demás y ver en ellos la mirada de Jesús pidiéndome ayuda.
Gracias por haberme dado la esperanza cuando mis sueños se perdían, gracias por la perseverancia de luchar cada día por alcanzar mis metas y principalmente por enseñarme amarte más y más cada día.
Mi amado Jesús, mi buen pastor quiero darte gracias por todo, tu misericordia es infinita y tu amor es tan grande y sublime que hace vibrar y regocijar mi alma con sólo decir tu nombre. No permitas que me aleje de ti porque sin ti nada soy.
Te pido que me enseñes amarte más, a conocerte más y que me ayudes a que mis defectos se transformen en virtudes. Con todo mi amor y gratitud quiero mi buen Jesús darte gracias por darme un año más de vida.
Con amor sincero....
                                             Tu hija <3

jueves, 11 de diciembre de 2014

LA CAJITA DORADA

La historia va así ...

Hace ya un tiempo, un hombre castigó a su pequeña hija de 3 años por desperdiciar un rollo de papel de envoltura dorado.
El dinero era escaso en esos días por lo que explotó en furia, cuando vió a la niña tratando de envolver una caja para ponerla debajo del árbol de Navidad.
Más sin embargo, la niña le llevó el regalo a su padre la mañana siguiente y dijo:
-" Esto es para ti, Papito ".
El se sintió avergonzado de su reacción de furia, pero, volvió a explotar cuando vió que la caja estaba vacía.  Le volvió a gritar diciendo:
-¿Que no sabes que cuando das un regalo a alguien se supone que debe haber algo adentro?
La pequeñita volteó hacia arriba con lágrimas en los ojos y dijo:
¡Oh, Papito, no esta vacía, yo soplé besos adentro de la caja.  Todos para ti, Papi!
El padre se sintió morir; puso sus brazos alrededor de su hija y le suplicó que lo perdonara.
Se ha dicho que el hombre guardó esa caja dorada cerca de su cama por años y siempre que se sentía derrumbado, tomaba de la caja un beso imaginario y recordaba el amor que su hija había puesto ahí.
En una forma muy sensible, cada uno de nosotros humanos hemos recibido un recipiente dorado, lleno de amor incondicional y besos de nuestros hijos, amigos, familia o de Dios. Nadie podría tener una propiedad o posesión más hermosa que ésta.

lunes, 8 de diciembre de 2014

El DIAMANTE

Cuenta una leyenda que hace tiempo un joven trabajador de una mina se quedó atrapado en la profundidad de los túneles, sin comida, sin agua y sin luz, pasaron las horas y habiendo acostumbrado sus ojos a la oscuridad, en un punto lejano del túnel vio una pequeñísima luz que coquetamente guiñaba, lentamente y tomándose de las paredes del túnel, se encaminó hacia la lucecilla, cuando la alcanzó se dio cuenta que era una pequeña y sucia roca a la que sobresalía una pequeña porción ligeramente transparente, que fue suficiente para reflejar la luz que le condujo a la salida de donde se encontraba atrapado.

Como recuerdo a lo sucedido, el joven trabajador tomó la roca y se la llevó, la limpió y se dio cuenta que entre más pulía más brillaba y con el paso del tiempo la roca fue adquiriendo un singular brillo.

Por las noches la admiraba contra la luz de las velas y se maravillaba de sus destellos, pero en una ocasión camino a su casa, volteó al suelo y vio una piedra de bonita figura, la tomó y tiró aquella roca que una ocasión fue su guía a la superficie. Se llevó la piedra de bonita forma a su casa, la limpió y al paso de los días de dio cuenta que por más que la puliera, la piedra seguía siendo la misma piedra, sin brillo, sin cambios, solo una piedra.

Volvió sobre sus pasos a buscar aquella roca que fue su luz un día, ya no la encontró en el lugar donde la había tirado. Levantó sus ojos y la vio, linda, esplendorosa y reluciente en manos de un hombre que supo aquilatar el verdadero valor de la roca, el brillo de sus destellos enorgullecían al hombre que la llevaba de su mano, porque aquella roca que un día guiñó tímidamente con su luz, era un puro y verdadero diamante.

Se acercó al hombre, lloró y le rogó que le devolviera su roca, le explicó lo que había significado en su vida y también le contó que había cometido el error más grande al tirar su diamante por una piedra del camino.

Serenamente el caballero le respondió que entendía perfectamente todo lo que le contaba y que lamentaba su gran perdida, pero que en sus manos el diamante alcanzó todo su esplendor y señorío, y que no estaba dispuesto a devolverlo, porque además el diamante titilaba alegremente en su mano y ese era su lenguaje de felicidad, que ahora le pertenecía y que para él era el tesoro más preciado en su vida, que no lo cambiaría ni por una montaña de piedras del camino... porque las piedras por mas que las pulas y trates de cincelarlas, siguen siendo piedras, sin brillo, sin destellos y nunca te llevarán a ningún lado.


He aprendido que la vida y el amor son como una rosa bella, pétalos por todos lados pero tienen espinas y si algún día por casualidad lastima una de ellas, no se toma como un dolor sino como una experiencia para ser mejor.

He aprendido que en la vida se cometen errores, pero lo más importante es saber reconocer nuestros actos y actitudes, saber cuándo tenemos la razón y cuando nos hemos equivocado. Debemos vencer las luchas, las tentaciones y guiarnos por el camino del bien. Y si algún día se cae se hace como el sol, que por las tardes cae pero al día siguiente se levanta con un mayor resplandor.

He aprendido que hay un ser espiritual muy maravilloso, que nos quiere a todos por igual, que aunque no lo podamos ver ni tocar lo podemos sentir como una paz en nuestro corazón. Le debemos todo en esta vida y lo único que tienes que hacer es abrirle las puertas de tu corazón e invitarlo a que entre en ti, Dios, gracias por todo.

 He aprendido que con esfuerzo y perseverancia todo se logra y para poder avanzar en la vida y ser feliz siempre hay que ver más allá de lo que todo ser humano es capaz de ver. He aprendido: la mejor herencia de nuestro Padre Divino, es el amor, perdón, humildad, bondad, esperanza y fe.... siendo así el principal cimiento para el futuro, es refugiarse en Él..

 Una lección importante del amor: no has amado si no has sufrido por amor, pero eso no quiere decir que tienes que vivir la vida sufriendo por amor. Valórate que nadie te valorará como tú mismo(a).

He aprendido que todo lo que nos sucede en esta vida, es algo que tenía que pasar...es la única forma de aprender y avanzar

He aprendido que con esfuerzo y perseverancia todo se logra y para poder avanzar en la vida y ser feliz siempre hay que ver más allá de lo que todo ser humano es capaz de ver. He aprendido: la mejor herencia de nuestro Padre Divino, es el amor, perdón, humildad, bondad, esperanza y fe.... siendo así el principal cimiento para el futuro, es refugiarse en Él..

martes, 2 de diciembre de 2014

La lucecita

La lucecita

Existe ella, un ser lleno de luz, quizá una luz tenue o una brillante; quizá pequeña o quizá grande; quizá una luz blanca o de colores, pero es luz, y fué luz en su vida cuando no encontraba el camino, luz en su corazón cuando se sintió quebrantado, luz en sus noches de desvelo, luz cuando se sentía cansado, luz en palabras de ánimo, esa sencilla luz que alumbra en la obscuridad pero que te dá la esperanza de salir de ella, una lucecita que él siguió y resplandecía más y más cada vez que ella notaba que él salía de la oscuridad de sus días, ella le daba luz y él le daba brillo con su sonrisa. Pero llegó el día en que él salió de la oscuridad y se rodeó de luces, otras luces, luces efímeras, luces artificiales, luces superficiales y luces sin sentido, pero que terminaron poco a poco de alejarlo de aquella lucecita que siempre estaba cerca de él, pero él ya no la notaba, la ignoraba, la rechazaba. Pero la lucecita decidió que nada le quitaría el brillo, ella permanece iluminada, luz natural y de amor, sigue brillando y aunque él ya no la note, ella permanece cerca...cerca, por si él algún día vuelve a recordarla y a pedirle que sea la luz de su camino.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

LLAMADA AL CIELO

¿Qué sucedería si Cristo instalara un contestador telefónico automático en el cielo?
Imagínate rezando y escuchando el siguiente mensaje:
Gracias por llamar a la Casa de mi Padre.
Por favor selecciona una de estas opciones:

* Presiona 1 para peticiones.
* Presiona 2 para acciones de gracias.
* Presiona 3 para quejas.
* Presiona 4 para cualquier otro asunto"

Imagínate que Dios usara esta conocida excusa:

De momento todos nuestros ángeles están ocupados, atendiendo a otros clientes. Por favor manténgase rezando en la linea,su llamada sera atendida en el orden que fue recibida. "..

¿Te imaginas obteniendo este tipo de respuestas cuando llames a Dios en tu oración?:

_ Si deseas hablar con Gabriel, presiona 5.
_Con Miguel, presiona 6.
_Con cualquier otro angel, presiona 7.
_ Si deseas que el Rey David te cante un Salmo, presiona 8.
_ Si deseas obtener respuestas a preguntas necias sobre los dinosaurios, la edad de la Tierra, donde esta el Arca de Noe, por favor esperate a llegar al Cielo.

¿Te imaginas lo siguiente en tu oracion?:

Nuestra computadora señala que ya llamaste hoy. Por favor despeja la linea para otros que tambien quieren rezar... O bien:
Nuestras oficinas estan cerradas por Semana Santa. Por favor, vuelve a llamar el Lunes.

Gracias a Dios que esto no sucede...
Gracias a Dios que le puedes llamar en oracion cuantas veces necesites...
Gracias a Dios que a la primera llamada, El siempre te contesta...
Gracias a Dios porque la linea de Jesus nunca esta ocupada...
Gracias a Dios que El nos responde y nos conoce por nuestro nombre...
Gracias a Dios que El conoce nuestras necesidades antes de que se las manifestemos...
Gracias a Dios porque de nosotros depende llamarle en oracion...
Gracias a Dios por leer este mensaje..

Bonita Reflexión

Un muchacho entró con paso firme a la joyería y pidió que le mostraran el mejor anillo de compromiso que tuvieran. El joyero le mostró una hermosa piedra solitaria que brillaba como un pequeño sol resplandeciente. El muchacho contempló el anillo, preguntó el precio y con una sonrisa se dispuso a pagarlo.
¿Se va usted a casar pronto? - Preguntó el joyero.
¡No! - respondió el muchacho - Ni siquiera tengo novia.
Es para mi mamá - dijo el muchacho. Cuando yo iba a nacer estuvo sola; alguien le aconsejó que me matara antes de que naciera, así se evitaría problemas. Pero ella se negó y me regaló la vida que hoy puedo disfrutar. Fue padre y madre. Amiga, hermana y maestra. Me hizo ser lo que soy. Ahora que puedo le compro este anillo de compromiso. Ella nunca tuvo uno. Yo se lo doy como promesa de que si ella hizo todo por mí, ahora yo haré todo por ella.
El joyero, sorprendido, no dijo nada. Solamente ordenó a su cajera que hiciera al muchacho el descuento especial que sólo se hace a los clientes importantes.

Reflexión:
Tenemos casas más grandes, pero familias más chicas.
Tenemos más compromisos, pero menos tiempo.
Tenemos más medicinas, pero menos salud.
Hemos multiplicado nuestras fortunas, pero interiormente estamos vacíos.
Hablamos mucho, amamos poco y odiamos demasiado.
Hemos llegado a la luna y regresamos, pero tenemos problemas para cruzar la calle y conocer a nuestro vecino.
Hemos conquistado el espacio exterior pero no el interior.
Tenemos mayores ingresos, pero menos moral y felicidad.
Estos son tiempos con más libertad, pero menos alegría.
Con más comida, pero menos nutrición.
Son días en los que llegan dos sueldos a casa, pero aumentan los divorcios.
Son tiempos de casas más lindas, pero más hogares rotos.
Por eso, siéntate en la terraza y admira la vista sin fijarte en las malas hierbas; pasa más tiempo con tu familia y con tus amigos en el campo, en la playa; come tu comida preferida; visita los sitios que te gustan.
La vida es una sucesión de momentos para disfrutar, no es sólo para sobrevivir.
Escribamos aquella carta que pensábamos escribir.
Digamos hoy a nuestros familiares y amigos cuánto los queremos.
No retrases nada que agregue alegría y felicidad a tu vida.
Cada día, hora y minuto pueden ser especiales.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Gracias papá, por enseñarme lo pobre que somos...

Un Padre económicamente acomodado, queriendo que su hijo supiera lo que es ser pobre Lo llevó para que pasara un par de días en el monte con una familia campesina. Pasaron tres días y dos noches en su vivienda del campo.

En el automóvil, retornando a la ciudad, el padre preguntó a su hijo:
- ¿Qué te pareció la experiencia?…
- Buena, contestó el hijo con la mirada puesta a la distancia.
- Y… ¿Qué aprendiste?, insistió el padre…
El hijo contestó:
1.- Que nosotros tenemos un perro y ellos tienen. cuatro.
2.- Nosotros tenemos una piscina con agua estancada que llega a la mitad del jardín… Y ellos tienen un río sin fin, de agua cristalina, donde hay pececitos, y otras bellezas.
3.- Que nosotros importamos linternas del Oriente para alumbrar nuestro jardín… Mientras que ellos se alumbran con las estrellas y la luna.
4.- Nuestro patio llega hasta la cerca… Y el de ellos llega al horizonte.
5.- Que nosotros compramos nuestra comida… Ellos, siembran y cosechan la de ellos.
6.- Nosotros oímos CD’s… Ellos escuchan una perpetua sinfonía de pájaros, pericos, ranas, sapos, cucarrones y otros animalitos….
7.- Nosotros cocinamos en estufa eléctrica… Ellos, todo lo que comen tiene ese glorioso sabor del fogón de leña.
8.- Para protegernos nosotros vivimos rodeados por un muro, con alarmas….. Ellos viven con sus puertas abiertas, protegidos por la amistad de sus vecinos.
9.- Nosotros vivimos conectados al celular, a la computadora, al televisor… Ellos, en cambio, están “conectados” a la vida, al cielo, al Sol, al agua, al verde del monte, a los animales, a sus siembras, a su Familia, sobre todo a Dios.

El padre quedó impactado por la profundidad de su hijo…y entonces el hijo terminó:
- ¡Gracias papá, por haberme enseñado lo pobres que somos!
Cada día estamos más pobres de espíritu y de apreciación por la Naturaleza.

Nos preocupamos por TENER, TENER, TENER Y MÁS TENER en vez de preocuparnos por SER. —

jueves, 13 de noviembre de 2014

Humildad

Durante una conferencia sobre las grandes diferencias entre generaciones, un presumido estudiante se tomó la molestia de explicarle a un señor mayor sentado cerca de él, por qué le es imposible a la vieja generación comprender a su generación: 
"Usted creció en un mundo diferente, realmente casi primitivo", dijo en voz lo suficientemente alta para que lo escucharan alrededor. 
"Los jóvenes de hoy crecimos con televisión, internet, teléfonos móviles, aviones jet, viajes al espacio. Nuestras sondas espaciales han visitado Marte. Tenemos naves con energía nuclear y autos eléctricos y de hidrógeno. Computadoras con procesos de velocidad de la luz…y más". 
Luego de un breve silencio el señor mayor respondió: 
"Tienes razón, hijo mío; nosotros no tuvimos esas cosas cuando éramos jóvenes... 
¡ASÍ QUE LAS INVENTAMOS! 
Ahora, dime arrogante, ¿qué estás haciendo TÚ PARA LA PROXIMA GENERACION?" 
¡El aplauso fue ensordecedor! 

lunes, 27 de octubre de 2014

SI SE ENAMORA...

Enamórese de una mujer que entienda su carácter...una mujer que esté dispuesta a darle su vida entera...una mujer que quiera cuidarlo y respetarlo por el resto de su vida...una mujer que ame tanto a su hijo como a usted...una mujer que no le importen sus bienes materiales; Aquella mujer que le pueda amar en la escasez y no solo en la abundancia, aquella que ame sus defectos para ayudarlo a mejorar y que realce sus virtudes; aquella que le haga ver sus defectos sin intentar cambiarlo sino mejorarlo, aquella que conozca sus gestos con sólo mirarlo, aquella que seduzca con pequeños y creativos detalles, no regalos caros sino aquellos significativos y que en ellos esté la esencia del amor. Enamórese de aquella que no tenga ojos para nadie más, aún cuanto usted está ausente, aquella que se encargue mas de embellecer su alma que en gastarlo para su exterior en salones de belleza, aquella que con sólo mirarla, usted sepa que ella le ama con todo su corazón y alma; aquella que esté complacida en servirle y apapacharlo, aquella que sueñe verse con usted hasta que las arrugas y calvicie lleguen a su cuerpo. Enámorese de una mujer así y no se aparte de ella.

No se enamore de una mujer que le haga promesas, pues sólo lo hacen para seducirlo y menos que le condicionen "hasta que me lo permita" pues una mujer que le ama no pone condiciones y debe estar segura que se lo permita o no ella estará allí. La mujer que de verdad lo ama, no importarán las circunstancias, ella permanecerá y guardará su esencia. No se enamore de una mujer que lo seduzca con su cuerpo, escotes o minifaldas, pues es lo único que le ofrecerá. No se enamore de una mujer que no sonría con alegría o a carcajadas cuando esté con usted, pues de las falsas sonrisas debe cuidarse. No se enamore de una mujer que pretenda insinuarle que si usted no la aprovecha hay más en espera, porque la mujer que le ame habrá olvidado al resto y sólo existirá usted en su mundo. No se enamore de una mujer que quiera parecer vulnerable con cuentitos baratos que la han lastimado en relaciones anteriores, o de esos que no creía en el amor hasta que lo conoció, pues esas mujeres son la típica manipuladora ambiciosa. No se enamore de la mujer que actúa bien sólo cuando las cosas van bien. No se enamore de una mujer que quiso impresionarlo desde la primera cita con su cuerpo, porque no supo de qué otra manera hacerlo. No se enamore de una mujer así, pues ese tipo de mujeres, sólo dan falsas y temporales alegrías y le haran creer que usted es el amor de su vida; ese tipo de mujeres son las que terminan abandonando y siendo infieles, pues actuaron no por amor sino por su propio beneficio. 

Enamórese de la esencia y la existencia de la primera mujer; porque de la segunda solo será una ciega pasión.


By: Lorena Mejía. 

jueves, 23 de octubre de 2014

El viejo maestro

Un grupo de profesionales, todos triunfadores en sus respectivas carreras, se juntó para visitar a su antiguo profesor... 

Pronto la reunión se enfoco acerca del interminable estrés que les producía el trabajo y la vida en general. 

El profesor les ofreció café, fue a la cocina y pronto regresó con una cafetera grande y una selección de tazas de lo más selecta: de porcelana, plástico, vidrio, cristal finas y baratas, otras decoradas, unas caras y otras realmente exquisitas-... 

Tranquilamente les dijo que escogieran una taza y se sirvieran un poco del café recién preparado. Cuando lo hicieron, el viejo maestro se aclaró la garganta y con mucha calma y paciencia se dirigió al grupo: 

Se habrán dado cuenta de que todas las tazas que lucían bonitas, se terminaron primero y quedaron pocas de las más sencillas y baratas; lo que es natural, ya que cada quien prefiere lo mejor para sí mismo, ésa es realmente la causa de muchos de sus problemas relativos al “Stress”. 

Continuó: Les aseguro que la taza no le añadió calidad al café, en verdad la taza solamente disfraza o reviste lo que bebemos. 

Lo que ustedes querían era el café, no la taza, pero instintivamente buscaron las mejores, después se pusieron a mirar las tazas de los demás. 

Ahora piensen en esto: La vida es el café; los trabajos, el dinero, la posición social, etc. son sólo tazas, que le dan forma y soporte a la vida, y el tipo de taza que tengamos no define ni cambia realmente la calidad de vida que llevemos. A menudo, por concentrarnos sólo en la taza dejamos de disfrutar el café. 

domingo, 19 de octubre de 2014

CARTA A UN AMIGO

“CARTA PARA UN AMIGO”

Algún viernes te dije que a las mujeres se las conquista por el oído y con los pequeños detalles. Palabras, conversación, encanto, sensibilidad. No hay nada que seduzca mas a una mujer que un caballero a la antigua: gentil, amable, varonil, alegre, refinado, comunicativo, sencillo, interesante, romántico, prudente, temerario, previsible, detallista (recordar cada palabra que ella te dice es vital) misterioso, seguro y que siempre huela bien. Que la haga reír, pero que también la haga sentir segura.
Recuerda que quien trata a una mujer como una princesa, demuestra que fue criado por una reina. Tienes que hacer tu trabajo de hombre y saber interpretar las señales que ella te está dejando notar. Si te dice "Cuídate", es porque vales muchísimo para ella. Si te mira fijamente es que está intentando recordar bien tu cara para sus sueños. Se que a veces es un poco extraño saber que una persona a la que ves tan poco, te puede conocer mucho mas que los que están todo el día a tu lado, pero no deja de ser una muy buena señal, si ella se da cuenta de como estás anímicamente sin siquiera hablarte, es porque tiene una conexión única contigo en su corazón. Es como si te dijera: “¿Te quedó claro que te amo? ¿O te tengo que tirar mil indirectas mas?” A lo mejor llevas días sin hablarle o escribirle, pero nada cambia que eres tu a quien ella necesita y ama.
No hay un solo día en que ella no se pregunte: “¿No es raro como una persona que hasta hace poco era un extraño para mi, ahora se haya convertido en mi mundo?”; tal vez ella no esté muy segura qué fue lo que vio en ti, pero está convencida que no lo vio en nadie mas.
Posiblemente en ocasiones ella intente ignorarte, pero no lo hace porque no siente nada por ti, sino porque le molesta no estar al control de la situación (como le suele gustar a cualquier mujer inteligente) ella aún no aprendió que la persona perfecta no es aquella que llega a su vida y deja todo en paz. Al contrario, es quien llega para hacerle cuestionar cosas, cambiar su mundo, marcar un antes y un después en su historia, y revolucionar su vida como hasta ahora la conocía. Ella apenas se está dando cuenta de todo lo que le estás causando en su vida, especialmente cada vez que se viste y se mira al espejo, preguntándose como la verás tu. Te aseguro que cuando una mujer se viste, se maquilla y se arregla pensando en alguien…es porque está enamorada, aunque no quiera aceptarlo. Y aunque no lo creas, cada vez que la besas en la mejilla, ella se muere de ganas porque la besaras en la boca. Así que, mi viejo amigo, ¿de quién es la culpa? ¿Tuya por amarla o de ella por enamorarte? No lo se...pero estoy seguro que no debe haber un solo día en que no te preguntas: “¿Porqué ella no llegó antes a mi vida?” Y puedo darte mi palabra de honor que ella también está asustada de perderte, aunque sabe que todavía nunca te ha tenido.
Yo se que ella te ama y cuando escucha tu nombre, sus ojos brillan, sus pupilas se dilatan y su corazón se acelera. Te voy a decir algo, tómalo como un secreto, pero creo que es muy importante que tu lo sepas: Te extraña y casi no lo puede disimular. Créeme que se lo que te digo.
Cuando escucha tu nombre te añora, cuando teme encontrarte se inquieta, guarda tu foto y la ve cuando quiere, recuerda tu teléfono y le duele no poder llamarte o escribirte cada vez que tiene ganas. Créeme, le ha sido muy difícil vivir sin ti, todo el tiempo. A veces, en medio de una frase corrida, cierra sus ojos y no puede continuar. En esos momentos tu has llegado a su mente, y a ella le duele recordarte, sin poder tenerte cerca, aunque sea para charlar un poco. A veces llora y dice que se siente mal, pero yo conozco mejor que nadie esas lágrimas y se que tú eres quien las provoca. Otras veces cuando duerme, pide a Dios que te cuide, aunque en realidad preferiría hacerlo ella misma. Te es fiel porque tú no sales de su mente. No, nunca me lo ha dicho, nunca hemos hablado de ti, y no hace falta, la comprendo porque el silencio irrumpe su alegría y porque la presencia de cualquier otro hombre le es indiferente, ella daría todo por abrazarte y no soltarte nunca. ¿Te sorprende saber todo esto? Es que como todo hombre…nunca te das cuenta de nada, no reconocerías a un perro aunque te ladrara toda la noche, y no lo digo porque soy tu amigo, sino porque también soy hombre.
Si no le dices pronto lo que sientes, tarde o temprano alguien mas la enamorará; recuerda que las mujeres se enamoran del que las hace reír, pero por lo general se terminan casando con el que las hace sufrir. Y la culpa la tienen los hombres como tu, que no saben interpretar las señales de alguien que pide a gritos silenciosos que la amen bien.
Así que, mi querido amigo, acepta este consejo de un viejo Pastor de los jóvenes, o mas bien de uno de los últimos románticos que quedan de aquella vieja época en donde trabajábamos duro para enamorar a una mujer: No hables demasiado. Una mujer puede que olvide tus palabras, pero jamás olvidará como la hiciste sentir. Mírala directo al alma. Escúchala como si nada mas importara en el universo. Recuerda cada detalle de lo que te diga. Ella no siempre querrá que le resuelvas sus problemas, solo necesita un caballero que la escuche el tiempo que sea necesario.
Ella ni siquiera te ha besado y te aseguro que muchas veces se imaginó toda una vida contigo. Aduéñate de su corazón y sigue entrando en su alma sin pedir permiso y uno de estos días, sin pensarlo demasiado, dale un buen beso. En el caso que ella te mire sorprendida, no se te ocurra pedirle perdón, ten en cuenta que tu seguridad es una de las cualidades que a ella la subyugan; solo mírala a los ojos y dile: “Lo mío fue un acto de justicia, te robé un beso porque tu hace meses que me robaste el sueño”. Posiblemente sea lo último que le digas, antes que sea ella…quien te siga besando.
PD: Si te estás riendo porque soy cursi y antiguo, no me ofendo; después de todo somos amigos. Pero te recuerdo que de donde yo vengo, estas cosas siempre resultaban. Y que yo sepa, a todas las mujeres del mundo y de todas las épocas, las enamora exactamente lo mismo: Un hombre que sepa amarlas de verdad.

Por: Dante Gebel (El mensaje de los viernes)

miércoles, 15 de octubre de 2014

EL ARBOL QUE NO SABIA QUIEN ERA

Había una vez en un lugar que podría ser cualquier lugar, y en un tiempo que podría ser cualquier tiempo, un jardín esplendoroso con árboles de todo tipo: manzanos, perales, naranjos, grandes rosales,... Todo era alegría en el jardín y todos estaban muy satisfechos y felices. Excepto un árbol que se sentía profundamente triste. Tenía un problema: no daba frutos.
-No sé quién soy... -se lamentaba-.
-Te falta concentración... -le decía el manzano- Si realmente lo intentas podrás dar unas manzanas buenísimas... ¿Ves qué fácil es? Mira mis ramas...
-No le escuches. -exigía el rosal- Es más fácil dar rosas. ¡¡Mira qué bonitas son!!
Desesperado, el árbol intentaba todo lo que le sugerían. Pero como no conseguía ser como los demás, cada vez se sentía más frustrado.

Un día llegó hasta el jardín un búho, la más sabia de las aves. Al ver la desesperación del árbol exclamó:
-No te preocupes. Tu problema no es tan grave... Tu problema es el mismo que el de muchísimos seres sobre la Tierra. No dediques tu vida a ser como los demás quieren que seas. Sé tú mismo. Conócete a ti mismo tal como eres. Para conseguir esto, escucha tu voz interior...
¿Mi voz interior?... ¿Ser yo mismo?... ¿Conocerme?... -se preguntaba el árbol angustiado y desesperado-. Después de un tiempo de desconcierto y confusión se puso a meditar sobre estos conceptos.

Finalmente un día llego a comprender. Cerró los ojos y los oídos, abrió el corazón, y pudo escuchar su voz interior susurrándole:
"Tú nunca en la vida darás manzanas porque no eres un manzano. Tampoco florecerás cada primavera porque no eres un rosal. Tú eres un roble. Tu destino es crecer grande y majestuoso, dar nido a las aves, sombra a los viajeros, y belleza al paisaje. Esto es quien eres. ¡Sé quien eres!, ¡sé quien eres!..."

Poco a poco el árbol se fue sintiendo cada vez más fuerte y seguro de sí mismo. Se dispuso a ser lo que en el fondo era. Pronto ocupó su espacio y fue admirado y respetado por todos. Las ardillas disfrutaban de sus bellotas.
Solo entonces el jardín fue completamente feliz. Cada cual celebrándose a sí mismo.

EL PESCADOR Y EL EMPRESARIO

Había una vez un empresario americano que estaba sentado junto a la playa en un pequeño pueblo. Mientras estaba sentado ve a un pescador remando en un barco pequeño. Dentro del bote había varios atunes amarillos de buen tamaño. El americano elogió al pescador por la calidad del pescado y le preguntó ¿cuánto tiempo le había tomado pescarlos? 

El pescador respondió que sólo un de poco tiempo. 

El americano luego le preguntó ¿porqué no permanecía más tiempo y sacaba más pescado? 

El pescador dijo que él tenía lo suficiente para satisfacer las necesidades inmediatas de su familia. 

El americano luego preguntó ¿pero qué hace usted con el resto de su tiempo? 

El pescador dijo, "duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, hago siesta con mi señora María, caigo todas las noches al pueblo donde tomo vino y toco guitarra con mis amigos. Tengo una vida "placentera y ocupada". 

El americano replicó, "Soy un graduado de Harvard y podría ayudarte. Deberías gastar más tiempo en la pesca y con los ingresos comprar un bote más grande, con los ingresos del bote más grande podrías comprar varios botes y eventualmente tendrías una flota de botes pesqueros. 

En vez de vender el pescado a un intermediario lo podrías, hacer directamente a un procesador y eventualmente abrir tu propia procesadora. 

Deberías controlar la producción, el procesamiento y la distribución. 

Deberías salir de este pequeño pueblo e irte a La Capital, donde manejarías tu empresa en expansión". 

El pescador preguntó, ¿Pero, cuánto tiempo tarda todo eso? 

A lo cual respondió el americano, "entre 15 y 20 años". 

"¿Y luego qué?" 

El americano se rió y dijo que esa era la mejor parte. 

"Cuando llegue la hora deberías anunciar un IPO (Oferta inicial de acciones) y vender las acciones de tu empresa al público. Te volverás rico, tendrás millones. 

"Millones ... y ¿luego qué?" 

Dijo el americano: "Luego te puedes retirar. Te mueves a un pueblito en la costa donde puedes dormir hasta tarde, pescar un poco, jugar con tus hijos, hacer siesta con tu mujer, caer todas las noches al pueblo donde tomas vino y tocas guitarra con tus amigos". 

El pescador respondió: "¿Acaso eso no es lo que tengo ya?" 

MORALEJA: 
Cuántas vidas desperdiciadas buscando lograr una felicidad que ya se tiene pero que muchas veces no vemos.

La verdadera felicidad consiste en amar lo que tenemos y no sentirnos mal por aquello que no tenemos. 

"Si lloras por haber perdido el Sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas" 
¡LA FELICIDAD ES UN TRAYECTO, NO UN DESTINO

viernes, 3 de octubre de 2014

El dulce sabor de una mujer exquisita

Una mujer exquisita no es aquella que más hombres tiene a sus pies, sino aquella que tiene uno solo que la hace realmente feliz.

Una mujer hermosa no es la más joven, ni la más flaca, ni la que tiene el cutis más terso o el cabello más llamativo, es aquella que con tan sólo una sonrisa y un buen consejo puede alegrarte la vida.

Una mujer valiosa no es aquella que tiene más títulos, ni más cargos académicos, es aquella que sacrifica su sueño por hacer felices a los demás.

Una mujer exquisita
no es la más ardiente, sino la que vibra al hacer al amor
solamente con el hombre que ama.

Una mujer interesante no es aquella que se siente halagada por ser admirada por su belleza y elegancia, es aquella mujer firme de carácter que puede decir NO.

Y un hombre, un hombre exquisito es aquel que valora una mujer así.

Autor: Gabriel García Márquez

domingo, 28 de septiembre de 2014

Decisiones

Hay momentos en la vida en que una sola decisión, en un solo instante, cambia irremediablemente el curso de las cosas. Cuando decides disparar a alguien, cuando decides quererlo o no quererlo, cuando decides tirar para delante, cuando decides mentir, traicionar, ocultar, o cruzar la línea... Esa décima de segundo, podrá hacer girar todo al lado oscuro, o inundarlo de luz... Podrá hacer de tí un héroe, o un criminal... Podrá llevarte al cielo o al infierno, pero siempre será un lugar desde el cual no podrás volver atrás.

lunes, 8 de septiembre de 2014

5 cosas que la gente lamenta en su lecho de muerte.


Cuando se le preguntó a los pacientes acerca de los arrepentimientos que tenían o cualquier cosa que haría de manera diferente, los temas comunes surgieron una y otra vez . Éstos son los cinco más comunes:

1. Ojalá hubiera tenido el coraje de vivir una vida fiel a mí mismo, no la vida que otros esperaban de mí.

Este fue el lamento más común de todos. Cuando las personas se dan cuenta de que su vida está a punto de terminar y miran hacia atrás con claridad, es fácil ver cuántos sueños no se han cumplido. La mayoría de la gente no había cumplido aún la mitad de sus sueños y tenía que morir sabiendo que era debido a las elecciones que habían hecho, o que no hicieron.

Es muy importante tratar de honrar al menos algunos de sus sueños en el camino. Desde el momento en que se pierde la salud , ya es demasiado tarde. La salud conlleva una libertad de la que muy pocos se dan cuenta, hasta que ya no la tienen.

2. Ojalá no hubiera trabajado tan duro.

Esto salió de cada paciente de sexo masculino que cuidé. Se perdieron la juventud de sus hijos y la compañía de su pareja. Las mujeres también hablaron de este pesar. Pero como la mayoría eran de una generación anterior, muchos de los pacientes de sexo femenino no había sido el sostén de su familia. Todos los hombres que cuidé lamentaron profundamente el haber gastado tanto sus vidas en la cinta de una existencia de trabajo.

Al simplificar su estilo de vida y tomar decisiones conscientes en el camino, es posible que no necesite los ingresos que usted cree. Y mediante la creación de más espacio en su vida, usted será más feliz y más abierto a nuevas oportunidades, otras más se compatibles a su nuevo estilo de vida.

3. Ojalá hubiera tenido el coraje para expresar mis sentimientos.

Muchas personas suprimieron sus sentimientos con el fin de mantener la paz con los demás. Como resultado, se conformaron con una existencia mediocre y nunca llegaron a ser lo que eran realmente capaces de llegar a ser. Muchas enfermedades se desarrollan como un resultado relacionado con la amargura y el resentimiento que cargan.

No podemos controlar las reacciones de los demás. Sin embargo, aunque las personas pueden reaccionar inicialmente al cambiar la forma en que están hablando honestamente, al final se plantea la relación a un nivel completamente nuevo y más saludable. O eso, o soltar las relaciones poco saludable de su vida. De cualquier manera, usted gana.

4. Me hubiera gustado haber estado en contacto con mis amigos.

A menudo no se dan cuenta realmente de los beneficios de los viejos amigos hasta después de semanas de convalecencia, y no siempre fue posible localizarlos. Muchos de ellos habían llegado a estar tan atrapados en sus propias vidas que habían dejado que amistades de oro se desvanecieran por el paso de los años. Pese a los lamentos profundos acerca de no dar a las amistades el tiempo y el esfuerzo que se merecían. Todo el mundo pierde a sus amigos cuando está muriendo .

Es común para cualquier persona en un estilo de vida ocupado, dejar que las amistades desaparezcan. Pero cuando usted se enfrenta con su muerte de cerca, los detalles físicos de la vida desaparecen. La gente quiere tener sus asuntos financieros en orden si es posible. Pero no es el dinero o el estatus lo que tiene una verdadera importancia para ellos. Quieren poner las cosas en orden más para el beneficio de aquellos a quienes aman. Por lo general, sin embargo, están demasiado enfermos y cansados para manejar esa tarea. Al final todo se reduce al amor y las relaciones. Eso es todo lo que queda en las últimas semanas, el amor y las relaciones.

5 . Me hubiese gustado permitirme a mí mismo ser más feliz.

Esta es una sorprendentemente común. Muchos no se dieron cuenta hasta el final de que la felicidad es una elección. Se habían quedado atrapados en patrones y hábitos antiguos. El llamado “confort” de la familiaridad desbordado en sus emociones, así como su vida física. El miedo al cambio les había hecho vivir fingiendo a los demás, y para su yo, que estaban contenidos. Cuando muy adentro, anhelaban reír de verdad y tener esa estupidez en su vida de nuevo.

Cuando usted está en su lecho de muerte, lo que los demás piensan de ti está muy lejos de tu mente. ¡Qué maravilloso es ser capaz de sonreír otra vez , mucho antes de que te estés muriendo!.

jueves, 28 de agosto de 2014

¿LO VAS A HACER A TU MANERA O A LA MANERA DE DIOS?

“Cuando [Jesús] acabó de hablar, le dijo a Simón: Lleva la barca hacia aguas más profundas, y echen allí las redes para pescar. “Maestro, hemos estado trabajando duro toda la noche y no hemos pescado nada, le contestó Simón. Pero como tú me lo mandas, echaré las redes.” Lucas 5:4-5 (NVI)

Piensa en lo difícil que debió haber sido para Simón Pedro admitirle su fracaso a Jesús. Él era un pescador profesional, y era bueno en eso. Así era como se ganaba la vida. Pero incluso los profesionales a veces pescan toda la noche y no atrapan nada.

Estos son los buenos hombres, y ellos van hacer su mejor esfuerzo. Pero muchas veces nuestro mejor esfuerzo no es suficiente, y a veces hay situaciones que están fuera de nuestro control. No puedes controlar la economía. No puedes controlar el clima. No puedes cambiar el corazón, los sentimientos ni las emociones de las personas. No puedes controlar muchas cosas que van afectar tu vida. Es posible que lo hayas intentado pero simplemente no hace ninguna diferencia y no tienes mucho que mostrar.

¿Qué es lo que necesitas hacer? Primero, necesitas que Jesús esté en tu barca, deja que Él sea el centro en tu vida. Segundo, admite que tu manera de hacer las cosas no funciona.

¿Por qué es tan difícil para nosotros admitir que nuestra manera de hacer las cosas no funciona?

Orgullo. No quieres que nadie piense que no puedes manejar la situación. Tú estás a cargo de eso. Tú lo has tenido todo bajo control. Piensas que puedes manejar todo tu solo, incluso si eso significa trabajar 12 horas al día.

Terquedad. Estás dispuesto a cambiar la manera en cómo estás haciendo las cosas. ¿Sabes que el mayor enemigo del éxito de mañana es el éxito de ayer?

Miedo. No puedes admitir que has pescado toda la noche y no has atrapado nada. Tienes miedo de que las personas piensen que no puedes. Tienes miedo de que Jesús entre a tu barca porque Él te va a dirigir a una dirección que no quieres ir.

Puedes estar haciendo lo mejor en tu trabajo pero simplemente parece que no tienes mucho que mostrar. Necesitas dejar ir el orgullo, la terquedad y el miedo y así Dios podrá tomar tu barca y llenarla hasta rebosar.

Reflexionemos sobre esto
•¿Cómo el orgullo, la terquedad y el miedo, te impiden admitir que necesitas a Dios en el centro de tu vida?
• Dios tiene planes maravillosos para ti, ¿Estás dispuesto a darle el control?

NO RACIONES EL AMOR

"Amarnos los unos a los otros. El amor que tengan unos por otros será la prueba ante el mundo de que son mis discípulos".

NO RACIONES EL AMOR
Nos sentimos mal cuando una prolongada sequía exige racionar el agua.
Hay un racionamiento peor: Racionar el Amor.
Se hace el mal cuando se deja de hacer el bien: el amor que no se da, el diálogo que se evita, las caricias que se niegan, el estímulo no brindado, los bienes no compartidos.
No raciones el cariño, no seas avaro con el afecto. El amor es un tesoro que crece cuando se ofrece.
Una feliz paradoja: más amor tienes cuanto más amor brindas; siempre recibes más de lo que das.
Es lógico que se ahorre agua cuando escasea, pero es absurdo que amemos a cuentagotas cuando la capacidad es ilimitada.
Una misión te reclama y espera lo mejor de ti: Calmar la sed de ternura y comprensión de los que te rodean.
Anímate a compartir y no seas de aquellos que se mueren sin estrenar tantos talentos recibidos.
Sé generoso en el perdón, dadivoso en el afecto, desinteresado en el servicio.

“No es pecado despilfarrar el amor, lo malo es racionarlo”.

ANÓNIMO

lunes, 18 de agosto de 2014

Y AHI ESTARE YO..

Y ahí estaré yo, aún cuando piense que no está en mi mente, pues lo sigo pensando a cada instante.
Y ahí estaré yo, aún cuando piense que ya lo olvidé, no se olvida lo que se ama.
Y ahí estaré yo, tomando sus manos y abrazándolo en silencio.
Y ahí estaré yo, siempre escuchándolo, esperando que suene mi canción.
Y ahí estaré yo, elevando plegarias para que todo le salga bien.
Y ahí estaré yo, pronunciando su nombre en mi mente como sonido dulce para mis labios.
Y ahí estaré yo, siempre con una palabra de aliento para usted.
Y ahí estaré yo, preocupándome en silencio por usted.
Y ahí estaré yo, conservando una sonrisa para usted.
Y ahí estaré yo, esperando el momento de darle un abrazo cálido.
Y ahí estaré yo, recordando momentos y fechas para revivir los momentos.
Y ahí estaré yo, junto a usted, aunque usted sea incapaz de sentirlo.
Y ahí estaré yo, escribiendo para usted, aunque sea incapaz de notarlo.
Y ahí estaré yo, de manera incondicional.
Y ahí estaré yo, en lo más profundo de su memoria.
Y ahí estaré yo, para cuando venga cansado de falsos amores.
Y ahí estaré yo, a pesar de todo....a pesar del tiempo...a pesar de las tormentas.
Y ahí estaré yo, simplemente porque no se hacer otra cosa que estar para usted.
Y ahí estaré yo, simplemente porque lo amo....Ahí estaré. 

Lorena Mejía


domingo, 17 de agosto de 2014

miércoles, 6 de agosto de 2014

Deepak chopra

 
Cuando te descubras reaccionando con enojo u oposición ante cualquier persona o circunstancia, recuerda que sólo estás luchando contigo mismo. Presentar resistencia es la reacción de las defensas creadas por viejos sufrimientos. Cuando renuncies a ese enojo te curarás y cooperarás con el flujo del universo.
Recuerda que el mundo de allí fuera refleja tu realidad de aquí dentro. Las personas ante las cuales tu reacción es más fuerte, sea de amor u odio, son proyecciones de tu mundo interior . Lo que más odias es lo que más niegas en ti mismo. Lo que más amas es lo que más deseas dentro de ti. Usa el espejo de las relaciones para guiar tu evolución. El objetivo es un total conocimiento de uno mismo. Cuando lo consigas, lo que más desees estará automáticamente allí; lo que más te disgusta desaparecerá.
Libérate de la carga de los juicios. Al juzgar impones el bien y el mal a situaciones que simplemente son. Todo se puede entender y perdonar, pero cuando juzgas te apartas de la comprensión y anulas el proceso de aprender a amar. Al juzgar a otros reflejas tu falta de autoaceptación. Recuerda que cada persona a la que perdones aumenta tu amor a ti mismo.
No contamines tu cuerpo con toxinas, ya sea por la comida, la bebida o por emociones tóxicas. Tu cuerpo no es sólo un sistema de mantenimiento de la vida. Es el vehículo que te llevará en el viaje de tu evolución. La salud de cada célula contribuye directamente a tu estado de bienestar, porque cada célula es un punto de conciencia dentro del campo de la conciencia que eres tú.
Reemplaza la conducta que motiva el miedo por la conducta que motiva el amor. El miedo es un producto de la memoria, que mora en el pasado. Al recordar lo que nos hizo sufrir antes, dedicamos nuestras energías a asegurarnos de que el antiguo sufrimiento no se repita. Pero tratar de imponer el pasado al presente jamás acabará con la amenaza del sufrimiento. Eso sólo ocurre cuando encuentras la seguridad de tu propio ser, que es amor. Motivado por la verdad interior, puedes enfrentarte a cualquier amenaza, porque tu fuerza interior es invulnerable al miedo.
Comprende que el mundo físico es sólo el espejo de una inteligencia más profunda. La inteligencia es la organizadora invisible de toda la materia y toda la energía; como una parte de esta inteligencia reside en ti, participas del poder organizador del cosmos. Como estás inseparablemente vinculado con el todo, no puedes permitirte el contaminar el aire y el agua del planeta. Pero en un plano más profundo, no puedes permitirte el vivir con una mente tóxica, porque cada pensamiento crea una impresión en el campo total de la inteligencia. Vivir en equilibrio y pureza es el más elevado bien para ti y para la Tierra.”
Deepak chopra

viernes, 1 de agosto de 2014

Deshojando margaritas

Esta mañana al regarlas me vino a la cabeza un recuerdo de mi juventud, “Deshojar la margarita” No se si alguno de los que me leéis habéis jugado a esto. “Al me quiere, o no me quiere”… mientras ibas arrancando un pétalo a la desdichada margarita, que al final te decía que el que te roba el sueño no te quiere en absoluto. No se de quien ha sido este invento, pero ahora a años luz de aquello me parece un juego de los más ingenuo.
En lo cotidiano a veces en sentido figurado también estamos “Deshojando la margarita” aunque no siempre caigamos en ello.
¿Hará buen tiempo mañana, vendrán a verme los hijos, cobraré el sueldo, me quiere mi novio, me quedará tiempo para? ¿Aprobaré matemáticas? Pues mira no, si no has estudiado lo más seguro será un suspenso.
¿Me arrancará el coche? Si te has molestado en ponerle gasolina y anticongelante en la batería tienes todas las probabilidades.
Me pregunto cuanto tiempo se nos va en especulaciones inútiles, que si los empleásemos más a fondo no tendríamos que hacernos estas preguntas porque estaríamos buscando soluciones.
Resumiendo, no podemos estar mirando al cielo con los brazos cruzados esperando que caigan las respuestas a nuestras preguntas.
Lo peor es cuando se hacen las preguntas vitales y si no hubiese hecho el viaje, y si me hubiese casado con en vez de… preguntas que jamás tendrán respuesta más equivoca en nuestra mente que nos engaña con falsos cantos de sirena.
Y así con todo, lanzando preguntas al aire va a ser muy difícil que nos lleguen las soluciones, porque los adultos lo que debemos hacer es poner los medios para que las cosas que dependen de nosotros salgan de la mejor manera posible.
Ni todo pasado fue mejor ni todo el futuro lo será. Lo que realmente importa es tomar cada día nuestras decisiones responsablemente. La vida no tiene vuelta de hoja, ni deshojando margaritas
¿Le gustará a alguien esta reflexión? si-no-si-no….

jueves, 31 de julio de 2014

De Paulo Coelho

Nasrudin paseaba por el mercado cuando un hombre se le acercó. -Sé que eres un gran maestro sufí - dijo - Esta mañana mi hijo me ha pedido dinero para comprar una vaca. ¿ debo ayudarle? - Esta no es una situación de emergencia, así que aguarda una semana antes de ayudar a tu hijo. - Pero, ahora estoy en condiciones de ayudarle. ¿Qué diferencia hay entre ayudarle ahora y dentro de una semana?. - Una diferencia muy grande respondió Nasrudin - La experiencia me ha demostrado que la gente sólo aprecia las cosas cuando se les hace dudar de si conseguirán o no lo que desean. Paulo Coelho

"Da lo que tienes para que merezcas recibir lo que te falta." San Agustín

LA VIDA

Nos conformamos en vez de arriesgarnos, sin pensar que cada día que pasa, no volverá.
Nada está escrito, nada es imposible, ni siquiera posible... todo depende de nuestra voluntad, de esas fuerzas que nos salen de adentro, decir de adentro es decir que puedo afrontar cada desafío.
Tenemos el poder cuando estamos convencidos, cuando estamos decididos, cuando de verdad queremos algo.
No hay obstáculo capaz de imponerse, si queremos podemos llegar más lejos, si queremos podemos llegar más alto, si queremos podemos hacer lo que sea... "sólo hay que proponérselo"...
La vida es algo hermoso, siempre y cuando la hagas a tu manera, sin dejar que nada ni nadie opine por ti, que se meta en tus asuntos queriendo arreglarlos.
Nunca dejes que nadie te arruine la vida.
La vida es una sola, vívela paso a paso y no dejes de hacer nada, probablemente te arrepientas y cuando te des cuenta será demasiado tarde.
Tampoco dejes de vivir los sueños y las ilusiones, sin ellos , la vida no tiene sentido.
Trata de ir siempre de frente, sin vueltas...
No confíes en toda la gente que te rodea, a veces piensas que es la mejor persona del mundo, y en realidad es un verdadero enemigo.
Anda siempre con la verdad, por más dolorosa que sea, de todas formas vale mucho más que una mentira.
Si algún día te sientes solo, y tienes ganas de llorar, hazlo, muchas veces ayuda a que te desahogues.
Ante cualquier problema; no huyas por miedo a enfrentarlo, y nunca olvides esto:

LUCHA COMO SI FUERAS A VIVIR SIEMPRE
Y VIVE COMO SI FUERAS A MORIR MAÑANA

miércoles, 23 de julio de 2014

LO QUE SOMOS

Somos lo que somos en gran medida por aquellos que están a nuestro lado. Aquellos que de una u otra forma nos van moldeando. Y es un asunto sobre el cual no pensamos o nos damos cuenta. Creemos que somos algo por nosotros mismos y olvidamos los desvelos de una madre, las críticas de un padre que aunque toscas son como una lija que trata de pulir esas partes mal trechas que tenemos. Es en la adultez cuando uno aprende la importancia de aquellas palabras tan repetidas, y que quizá por la forma en que eran dichas eran rechazadas. No todos tienen la misma sutileza para decir las cosas. Ni todos la nobleza para aceptarlas.

Luego son las amistades quienes se acercan y van también colaborando en múltiples formas a ser lo que somos. Nos ayudó desde el maestro que con insistencia procuraba que aprendiéramos ese algo que nos daba, ese compañero herido que reclamo por alguna falta cometida, y son ellos los que seguían con esa lija en la mano, puliendo la piedra tosca que se duele al quitarle esas partes rusticas.

Después será el compañero o compañera de vida quien seguirá cada día tratando de lijar más la piedra, luego un hijo quizás… Pero en fin son los otros los que nos muestran una realidad que no podemos mirar en el espejo, nadie se ha visto a sí mismo en verdad como lo ve otro.

Es bueno aceptar de vez en cuando esa lija que busca pulir, ese amigo, amiga, padre, madre, pareja, hijo. Aun sin saberlo terminamos siendo lo que somos en gran parte gracias a ellos.

Son otros los que nos van moldeando, nos van puliendo no solo con lijas también con la delicadeza de una palmada en la espalda, una sonrisa, una mirada, unas palabras de preocupación, unas palabras de aliento, un silencioso aquí estoy para ti.

Cuánto hay que dar gracias cada día por todo lo recibido desde la infancia, quizá es poco lo que retribuimos si nos damos cuenta.

Aunque no te pueda ver...

...Yo sólo quiero hacerte saber
amiga estes donde estes
que si te falta el aliento yo te lo daré, y si te sientes sola hablame,
que te estaré escuchando aunque no te pueda ver...(8)

Alex Ubago - Aunque no te pueda ver (video clip): http://youtu.be/ER9i8WGFgS8

jueves, 17 de julio de 2014

35 cosas que lamentarás cuando seas viejo.

Tarde o temprano vendrán los tiempos cuando no puedas hacer muchas cosas. Cuando algunas otras se volverán obsoletas o imposibles de realizar. Pero siempre habrá que recordar que mientras seas joven, la vida debe adquirir un sentido, un propósito. Y para llegar a ello se necesita ser proactivo, para no lamentar cosas que no hiciste o dejaste de hacer. Siempre se puede ser mejor.

Aquí una lista de las cosas que probablemente lamentarás cuando seas más grande:

1. No haber viajado cuando tuviste la oportunidad. Viajar es cada vez más difícil a medida que envejeces, pues tener una familia de 3 o más personas resulta más complicado que sostenerte a ti solo.

2. No haber aprendido otro lenguaje. Te arrepentirás cuando recuerdes que pasaste más de 4 años aprendiendo inglés en la escuela y no recuerdas nada.

3. Permanecer en una mala relación. Recuerda que “si decides estar en una relación infeliz, has decidido ser infeliz”. Créeme, nadie que haya salido de una mala relación en el pasado, ha volteado sin decir que hubieran deseado salirse antes.

4. Olvidar ponerte bloqueador solar. Arrugas, lunares, cáncer de piel son algunos de los padecimientos que pueden ser evitados si te cuidas.

5. Perderte la oportunidad de ir a conciertos de tus cantantes favoritos. “Nah!, ni me preocupo, al fin que Ricardo Arjona volverá a venir el año que viene” Oooops!

6. Tener miedo a hacer cosas. Siempre que mires al pasado te dirás: “¿Por qué le tenía tanto miedo a eso?

7. No poner “hacer ejercicio” como una prioridad. Muchísimas personas alcanzarán la plenitud física de su vida acostados en un sillón. Cuando llegues a los 40, 50 y más, lamentarás haberte quedado sin hacer nada en lugar de haberte cuidado un poquito.

8. Dejarte definir por roles de género. No hay nada más triste que escucharte decir: “es que en ese entonces esas cosas no se hacías así”. Atrévete a cambiar los paradigmas.

9. No renunciar al trabajo que odias. Ok, entendemos que hay que pagar los recibos, pero si no tienes un plan para mejorar, podrías despertar 40 años después viviendo en un infierno laboral.

10. No haberte esforzado más en la escuela. No es que las calificaciones te hagan más valioso, pero algún día por alguna circunstancia te dirás que habrías deseado poner más atención en clase.

11. No darte cuenta lo guapo/guapa que eres. Muchos de nosotros pasamos mucho tiempo lamentándonos por no ser tan guapos y gastamos fortunas en mejorar algo que no nos parece. En realidad, somos bellos todo el tiempo.

12. Tener miedo de decir “TE AMO”. Cuando seas grande, verás que aunque tu amor no fue correspondido, siempre habrás querido expresar tus sentimientos.

13. No escuchar los consejos de tus padres. Lo sabemos, cuando eres joven no los quieres ni escuchar, pero créenos, cuando crezcas, desearás tan siquiera poder escuchar su voz, más aún un consejo. Y lo mejor es que todo lo que te dijeron era cierto.

14. Darle mucha importancia a lo que la gente piensa de ti. Te lo juro que en 20 años ni te acordarás de lo que aquella gente decía sobre ti y que tanto te importaba.

15. Apoyar el sueño de otras personas por encima de los tuyos. Si, ayudar a otros es bueno, siempre y cuando te des también el tiempo y espacio para brillar por ti mismo/a y realizar tus propios sueños.

16. Guardar rencor o resentimiento por alguien. Eso significa dejar que alguien viva en tu cabeza sin pagar renta. No vale la pena. ¿Cuál es el punto de recordar y recordar el daño que te han hecho? Déjalo ir.

17. No defenderte. La gente grande no deja que nadie les haga algo que no quieren, tu tampoco deberías.

18. No haber hecho una actividad como voluntario. Créeme, ayudar a alguien voluntariamente a hacer su vida más placentera, es algo que jamás lamentarás. Se siente increíble.

19. No cuidar tus dientes. Cepíllate, usa hilo dental, consulta a tu dentista regularmente. Cuando seas grande y te falten 3, 4 o más dientes, habrás deseado cuidarlos más.

20. No preguntarles cosas de la vida a tus abuelos antes de perderlos. Ellos ya han pasado por donde tú vas caminando y son una fuente inmensa de sabiduría. No pierdas la oportunidad de quererlos antes de que se vayan.

21. Trabajar demasiado. Nadie que vaya a morir ha deseado haber trabajado más o haber pasado más tiempo en la oficina. Por el contrario, desearon haber pasado más tiempo con su familia, amigos, pasatiempos.

22. No saber cocinar por lo menos un platillo que te guste. Siempre serás recordado por hacer “Huevos a la Hernández” o “Enchiladas de Susana” o “Pollo a la Elena”. Aprende a cocinar, tú mismo te lo agradecerás.

23. No detenerte para apreciar el momento. Sí, lo sabemos, los jóvenes siempre son muy activos, pero detenerte y admirar a tu alrededor es algo bueno, hazlo.

24. No terminar lo que empiezas. “Me molesta mucho cuando las personas no terminan correctamente los enuncia…”

25. Dejar definirte a ti mismo por expectativas culturales. Nunca dejes que te digan: “nosotros no hacemos eso”.

26. No dejar a tus amigos que hagan su propia vida. Las amistades crecen por separado. Cada quien tiene su vida y debe hacer lo que considere mejor para ellos. No dejarlos realizarse es causa de problemas y tristeza. No quieres eso.

27. No jugar más con tus hijos. Cuando seas más grande, verás cómo tu hijo pasó de “Papi porfa vamos a jugar” al “Vete de mi cuarto papá”.

28. No tomar riesgos, especialmente en el amor. Saber que te atreviste a declarar tu amor a alguien, incluso si fue el más grande fiasco de tu vida, será bien visto por ti mismo cuando eres viejo. Aplica para las cosas de la vida cotidiana. Al final lo recordarás con una risa.

29. No darte el tiempo para hacer contactos. Siempre los vas a necesitar, siempre. Así que mejor comienza a hacerlos.

30. Preocuparte demasiado por todo. Si las cosas tienen solución ¿para qué te preocupas?, y si no tienen solución, ¿para qué te preocupas?

31. Hacer más drama del necesario. ¿Para qué? Nadie lo necesita. ¡Relax man!

32. No pasar más tiempo con tus seres queridos. El tiempo que pasamos con las personas que amamos es limitado y pronto se acabará. Hazlo valer y aprovéchalo al máximo.

33. Nunca haber cantado o hablado frente a una audiencia. Sí, es muy difícil, suena descabellado. Pero atreverte te dará un boost de autoestima increíble. Tú puedes hacerlo, aunque creas lo contrario. Te llevarás una grata sorpresa.

34. No haber hecho el amor más veces con tu pareja. El sexo es el acto supremo de felicidad y éxtasis. Más cuando se hace con la pareja que amas. Desafortunadamente tiene una fecha de expiración. Lamentarás no haberlo hecho más seguido.

35. No haber sido agradecido a tiempo. Es difícil verlo al inicio, pero eventualmente es más claro que cada momento en este mundo, desde el más mundano hasta el más increíble, es un regalo que se nos ha dado y somos increíblemente suertudos de haberlo recibido.

viernes, 11 de julio de 2014

Sigo aquí...

No me he ido. Sigo aquí, soñando; tratando de liberar todo eso que llaman energía. Las palabras se han hecho para transformar sueños y realidades, eso es lo que a veces busco hacer. A veces a escondidas, sueño con ése único instante que me hará feliz. Ya no lamento hechos que borraron mi sonrisa, busco en ellos el mejor escudo para seguir de pie. No hay oscuridad que dure cien años, no hay tristeza que aturda para siempre. Hay encuentros y hay despedidas, hay caminos y hay desvíos  que tarde o temprano aparecen para enseñarte que no eres inmortal, sino un cuerpo lleno de fortaleza capaz de caer pero nunca rendirse.

domingo, 6 de julio de 2014

Qué es el amor?

Maestra, ¿qué es el amor?
Uno de los niños de una clase de educación infantil preguntó:
Maestra… ¿qué es el amor?
La maestra sintió que la criatura merecía una respuesta que estuviese a la altura de la pregunta inteligente que había formulado. Como ya estaban en la hora del recreo, pidió a sus alumnos que dieran una vuelta por el patio de la escuela y trajeran cosas que invitaran a amar o que despertaran en ellos ese sentimiento. Los pequeños salieron apresurados y, cuando volvieron, la maestra les dijo:

Quiero que cada uno muestre lo que ha encontrado.
El primer alumno respondió:

Yo traje esta flor… ¿no es bonita?
A continuación, otro alumno dijo:

- Yo traje este pichón de pajarito que encontré en un nido… ¿no es gracioso?

Y así los chicos, uno a uno, fueron mostrando a los demás lo que habían recogido en el patio.

Cuando terminaron, la maestra advirtió que una de las niñas no había traído nada y que había permanecido en silencio mientras sus compañeros hablaban. Se sentía avergonzada por no tener nada que enseñar.

La maestra se dirigió a ella:

Muy bien, ¿y tú?, ¿no has encontrado nada que puedas amar?
La criatura, tímidamente, respondió:

- Lo siento, seño. Vi la flor y sentí su perfume, pensé en arrancarla pero preferí dejarla para que exhalase su aroma durante más tiempo. Vi también mariposas suaves, llenas de color, pero parecían tan felices que no intenté coger ninguna. Vi también al pichoncito en su nido, pero…, al subir al árbol, noté la mirada triste de su madre y preferí dejarlo allí…

Así que traigo conmigo el perfume de la flor, la libertad de las mariposas y la gratitud que observé en los ojos de la madre del pajarito. ¿Cómo puedo enseñaros lo que he traído?

La maestra le dio las gracias a la alumna y emocionada le dijo que había sido la única en advertir que lo que amamos no es un trofeo y que al amor lo llevamos en el corazón.

El amor es algo que se siente.

Hay que tener sensibilidad para vivirlo.

sábado, 21 de junio de 2014

Las mochilas de nuestras vidas.

Reflexión acerca de las cargas que sentimos y llevamos en nuestro día a día.




A lo largo de nuestras vidas vamos acumulando muchas cosas, penas, alegrías, tristezas, nostalgias y amores que un día fueron todo en nuestra vida y hoy por las razones que sean han quedado en sólo eso: recuerdos.
Esas mochilas con las que vamos cargando todos los días hacen que todo pese más de lo debido, por lo que convendría descargarnos de muchas de esas frustraciones y desamores para que caminemos por la vida sin tanto peso.
¿Por qué nos cuesta tanto desprendernos de esos sentimientos que sólo nos hacen daño? ¿Por qué no tiramos todas esas cosas que no nos sirven por mucho que las añoremos? Debemos soltar, aprender a no cargar con tantas tristezas sobre los hombros, al final te queda el cuerpo cansado, tu vida aniquilada, sin fuerzas.
A veces vamos por la vida mirando hacia atrás, pensando en lo que pudimos hacer y no se hizo, en sueños abandonados, ilusiones, trabajos y amores que quedaron atrás. Pero por mucho que duela, esas cosas que quedaron atrás están en su lugar correcto, el pasado. Hay que dejar esas cosas atrás, en el pasado, dejarlos ahí. No es saludable vivir con tantos recuerdos, con tantas amarguras.
Si alguna vez amaste y te amaron pero la relación sólo quedó en un hermoso o triste recuerdo, debes seguir, volver a reinventarte de nuevo, volver a tener sueños y esperanzas.
La vida siempre nos traerá muchas cosas con las que iremos llenando la mochila a lo largo de nuestras vidas. Pero esa mochila es tuya, es tu vida, y de ti depende cuanto pese la mochila con la que cargas. Tú eres quien decide qué se mete, qué permanece dentro, y qué cosas , recuerdos y sentimientos ya no tienen lugar en tu mochila. No es bueno ir ir llorando la tristeza de sueños rotos, de metas que no se lograron; al contrario trata de sacar y dejar que el viento se lleve esos dolores que nos hace pedazos el corazón.
Algunas pertenencias son muy pesadas y no debieras seguir manteniéndolas en la mochila de tu vida. Tal vez un día te diste cuenta de que todo cuanto tenías no era verdad, que el amor que soñaste no era tal, o has tenido sueños que se han visto truncados por situaciones que no has podido solucionar…
Ten valentía, levántate y planta cara a la vida, despréndete de todo lo que está allí, de esas cosas que verdaderamente pesan, cosas que pesan porque cuando las miras te hacen mal. Lanza al aire esos sentimientos atrapados en tu mochila.
No sufras por quien no supo amarte, no des más de ti de lo que ya diste. Si acabaste sintiendo un vacío, no importa, siempre habrá posibilidades de volver a empezar una mejor vida. Deja en la oscuridad todo aquello que no te deja ver el sol, respira y suelta esos malos recuerdos, libera tu alma, deja que tú corazón vuelva a estar contento, dale una oportunidad a la vida de volver a conocer el amor, de volver a ver el mundo con buenos ojos. No importa por lo que has pasado, siempre hay razones para volver a sonreír, siempre habrá un mañana para volver a recomenzar.
Libérate de esa mochila que te pesa tanto y no te deja caminar.
Puedes ser feliz, lo vas a lograr, ten buena actitud y un día te verás caminando ligera y abierta a las ventanas de una nueva vida.
Un amor no te puede disminuir, te debe fortalecer, recuerda que cada vez que no te aman no eres tú quien pierde, al contrario, ellos pierden y tú ganas.
Autor: Shoshan

martes, 27 de mayo de 2014

Sos poseedor de aquello que podés desprenderte...

Sos poseedor de aquello que podés desprenderte, de lo contrario no sos poseedor, sino poseído.

A lo largo de nuestras vidas vamos acumulando emociones que guardamos en la “mochila de la vida“. Esta mochila es invisible y muchas veces inconciente, es decir, no nos damos cuenta que la cargamos.
Hoy quiero invitarte a imaginar que toda tu vida pudiera entrar en tu mochila… absolutamente todo… tu trabajo, tus relaciones personales, tus relaciones familiares, tus sueños, tus metas, todo lo que te ponés “al hombro”…
Ahora te pido que te imagines a vos mirando esa mochila… Qué ves? Qué opinás? Está demasiado llena? Tal vez demasiado vacía? Todo lo que llevás en esa mochila es tuyo? Estás llevando “cosas de otros” y si así fuera, podés distinguir qué llevás y a quién le pertenece? Esta mochila te permite caminar libremente o funciona como “ancla”?…
Todas estas respuestas están dentro tuyo, al igual que tu mochila, te pertenecen.
Te propongo vaciar tu mochila para reordenarla y comprometerte con vos mismo a volver a guardar en ella lo que elijas para tu felicidad. Soltar las tristezas, los miedos, los “no puedo”, los “no me lo merezco”, soltar todo aquello que no te sirve para seguir adelante.


El primer paso es animarte a elegir libremente, mas allá de los “debería”, de tu inercia (todo aquello a lo que ya te acostumbraste).
Tal vez sea hora de decir adiós a muchas cosas que hoy no te permiten seguir adelante porque como escribí al principio somos poseedores de aquello que podemos desprendernos, de lo contrario no somos poseedores, si no poseídos.