sábado, 21 de diciembre de 2013

Discurso de un padre en la boda de su hija

Sólo puedo decir: Hermosoooo!!!
Que orgullo que un padre te pueda entregar así  ( Recordé que siempre soñé con ser entregada por mi padre ) Que  tremendo discurso!!!....Este video simplemente me sacó lágrimas...realmente es hermoso :´) <3


viernes, 20 de diciembre de 2013

Que difícil es aprender



Qué difícil es aprender en esta vida, aprendemos a ser buenos hijos cuando somos padres y buenos padres cuando somos abuelos. Aprendemos que la amistad es una gran virtud cuando ya hemos perdido el mejor amigo y no tenemos a quién contarle nuestros secretos y las vivencias.
Aprendemos a pedir perdón cuando nunca hemos perdonado y ya perdimos la esperanza de ser perdonados, miramos a nuestro alrededor dándonos cuenta que estamos solos. Aprendemos demasiado tarde que el más bello y hermoso de todos los sueños es muy difícil de cristalizar,
que nada en esta vida se logra sin sacrificios, porque lo que alcanzamos sin esfuerzos jamás tendrá sabor a gloria.

Aprendemos muy tarde que necesitamos mucho tiempo para hacer posible nuestros anhelos, ambiciones, porque nunca tenemos la voluntad para que nuestros deseos queden satisfechos.
Aprendemos a mirar con ternura cuando nuestros ojos no distinguen los bellos y hermosos colores del arco iris. Aprendemos que el amor es el más bello y tierno de todos los sentimientos, cuando dejamos pasar todas las oportunidades para darle cabida en nuestro pecho a un genuino y gran amor. Aprendemos a percibir las fragancias de las flores, cuando hemos destruidos todos los jardines y no tenemos espacio para cultivarlas.

Aprendemos que necesitamos el calor de un fuerte y tierno abrazo cuando nuestro cuerpo está temblando de frío y no tenemos a nadie cerca para que caliente nuestra humanidad. Aprendemos que debemos ahorrar cuando lo hemos gastado todo, sin darnos cuenta estamos arruinados y el tiempo de guardar pasó sin poder hacer nada para detenerlo o echarlo atrás.
Aprendemos la importancia de ser feliz al lado de nuestra pareja cuando ella cansada de tantas infidelidades se marchó para siempre de nuestro lado sin decirnos adiós. Aprendemos que ser honestos y sinceros es una gran virtud cuando nadie cree que somos capaces de ser leales y que hemos cambiado nuestra forma de ser y de pensar.

Aprendemos a disculparnos cuando hemos faltado, pero eso lo hace cualquiera, lo más importante es demostrar que tenemos la sana intención, que nos ha crecido el alma para pedir el perdón a sabiendas de sentirnos culpables en el momento oportuno. Debemos aprender que las cosas buenas vividas en el pasado por mucho que la recordemos jamás serán irrepetibles en la vida; lo mejor no es lo que está por llegar, sino los buenos momentos que estamos viviendo en el presente; tratando siempre de aceptar que el sol sale todos los días y brilla igual en todos los rincones de la tierra. Debemos aprender que el amor es infinito, no tiene color ni fronteras, pero hay que quererse así mismo para poder amar a nuestros semejantes; esto llenará de paz el interior de nuestras almas.

Debemos aprender que el amor y la pasión no se mide por los suspiros que brotan del pecho sino por los tiernos y ardientes momentos en que nos dejaron sin aliento.


miércoles, 4 de diciembre de 2013

Desnudando mi alma...

Exactamente el reloj marca las 12:50 am, y yo aquí de nuevo desnudando mi alma, es necesario para mí expresarlo, escribirlo, sacarlo...es que a veces me pregunto por qué duele tanto el no tener a la persona en la que piensas a diario y que misterio esconde el sentimiento de cuatro letras y cómo es que sabes que tu corazón no se ha equivocado y que él es la persona de tus sueños; con quien quisieras despertar durante todos los dias de tu vida, verle sonreír, abrazarlo, besarlo y susurrarle al oido el inmenso amor que sientes. Y me sigo cuestionando cómo es que tu corazón elige por quien sufrir, por quien esperar (porque la espera duele), cómo es que decide no importarle lo agudo del dolor y aún así sigue palpitando por esa persona...cómo logras mantener la fé, la esperanza de verte un día de la mano caminando junto a él, sin temores, sin tiempo, sin más esperas, sonriendo y con un mundo por delante para los dos...para vivir.
Es tan fuerte tal sentimiento que aunque a veces tus fuerzas se agotan y la duda te incomode y tu sueño parezca imposible, aunque pasen las estaciones, los meses, los días, las semanas, las horas, los minutos y segundos y tu mente intente engañarte escondiéndose en otros pensamientos, en actividades, siempre, siempre al final de la noche antes de dormir en quien piensas es la persona que se ha llevado tu corazón y que siempre lo incluyes en tus oraciones y le dices a Dios que lo cuide y bendiga y que todos los caminos que él elija le traigan hacia tí, si así es su voluntad. Si, así es, al final de la noche, y cuando concilias el sueño él sigue apareciendo en ellos....esta increíble persona que tiene el poder de hacerte sentir viva con sólo escuchar su voz.
Luego sigues cuestionándote cómo sabes que es amor? y te das cuenta que lo es, porque aún siendo sólo amigos, le sigues guardando respeto, sigues confiando, esperando y guardando fidelidad, porque tu fé, tus sueños, esperanzas y el amor por esa persona no te permite tener ojos para nadie más, de rechazar invitaciones de otros;  porque cuando alguien más te invita a salir...tu corazón y mente están a la defensiva, y antes de dar una respuesta, en milésimas de segundos se viene a tu mente la persona de tus sueños, su nombre, su rostro, su sonrisa, su voz, y terminas respondiendo a la otra persona con "una excusa" y terminas no aceptando...Y entonces pienso que es tan grande la razón que tiene el corazón para permanecer, y es ahí donde te das cuenta que estás enamorada y que amas, porque no existe nadie más, porque no quieres conocer a nadie mas...a nadie. 
Porque aunque tu corazón este herido por la espera, por la incertidumbre, por la agonía de no saber si tu deseo de tenerle se hará realidad, aún así el sentimiento está ahí, aferrándose a su fé.....
Y así sólo con el sonido de las agujas del reloj corriendo, marcando la 01:30 am Y con el silencio de la madrugada mi alma se desnuda una vez más y sigue cuestionándose qué tan grande sentimiento encierra esta pequeña palabra a la que llamamos amor...

Gabriel Garcia Marquez, 13 lineas para vivir

1. Te quiero no por quien eres, sino por quien soy cuando estoy contigo.
2. Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien se las merezca no te hará llorar.
3. Solo porque alguien no te ame como tú quieres, no significa que no te ame con todo su ser.
4. Un verdadero amigo es quien te toma de la mano y te toca el corazón.
5. La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.
6. Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa.
7. Puedes ser solamente una persona para el mundo, pero para una persona tú eres el mundo.
8. No pases el tiempo con alguien que no esté dispuesto a pasarlo contigo.
9. Quizá Dios quiera que conozcas mucha gente equivocada antes de que conozcas a la persona adecuada, para que cuando al fin la conozcas sepas estar agradecido.
10. No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió.
11. Siempre habrá gente que te lastime, así que lo que tienes que hacer es seguir confiando y solo ser más cuidadoso en quien confías dos veces.
12. Conviértete en una mejor persona y asegúrate de saber quien eres antes de conocer a alguien más y esperar que esa persona sepa quien eres.
13. No te esfuerces tanto, las mejores cosas suceden cuando menos te las esperas.


domingo, 10 de noviembre de 2013

LA ULTIMA HUMILLACION DE UN CORAZON ROTO...

Si tú piensas que: Ningún consejo será , se me está rompiendo el corazón y
lo único que quiero es recuperar a mi pareja, no importa si me pierdo a mí mismo… puedes comenzar a leer ahora.


Hay cosas que no se pueden cambiar, hay palabras que duele escucharlas...como cuando una persona está desauciada, y sabes que no se puede hacer ya nada, que duele aceptarlo pero así es, que ya esa persona está a punto de dejarnos.

Con esa misma sensibilidad de reconocer cuando algo ya está por terminar es con la que nos damos cuenta cuando el amor se está cayendo de las manos. Pero no podemos verlo, no porque no sea visible y existan pruebas, sino porque no queremos.



Creo que nadie entiende cuando estamos en ese nivel de desesperación cuando nuestro corazón nos anuncia el final de algo, cuando la respuesta de nuestra pareja es indiferente y ya lleva tiempo o peor aún, cuando sabemos que nos están poniendo el cuerno. Cuando no te quieren se siente, pero nuestro cerebro y corazón se aferran al “pero un día me quiso…” y luchamos por regresar al pasado que jamás,  jamás llegará porque está atrás y no adelante.

Invertimos unos días que se convierten en meses y en algunos casos en años. Luchamos día y noche por recuperar lo que era nuestro. Sentimos que se nos acaba el aire y creemos que él o ella es el máximo proveedor de oxígeno. Creemos que él o ella son los responsables de que nosotros estemos de pie o nos sintamos felices… y peor aún, aceptamos mantener la relación a cambio de que aquella persona no se aleje, aceptamos sus nuevas reglas y convivimos con la agonía y nuestra personalidad se transforma porque tenemos miedo y dejamos de ser esa simpática niña o ese increíble hombre y sin hacerlo consciente, perdemos a la persona, pero algo peor que eso está sucediendo: nos perdemos a nosotros mismos.

Al perdernos, perdemos nuestra fuerza y es cuando ahora sí co-dependemos bien y bonito de la otra persona y si gráficamente pudiera dibujar lo que está pasando, estamos en el suelo agarrándole una pierna diciéndole “pégame, pero no me dejes…” Literal.


Escuchamos a nuestros amigos que ven las cosas de fuera pero no entendemos lo que quieren decirnos y es que ¿Cómo poder comprender lo que está pasando si ya nos perdimos?

Aquí es cuando el camino se divide en dos. Las víctimas y los responsables los primeros se arrastran lo más que pueden, culpan a Dios por lo que pasa, culpan a su pareja y la aman-odian y se alejan de los amigos que les decían “siento que tu relación no va bien”. Los segundos se echan en llanto un día, ponen el cd de Paquita otro día y el tercero están echando una heladas con ese amigo que odiosamente les dice “te lo dije” ¡Pero lo escuchan! Porque deciden de algún modo cambiar y porque le piden a ese amigo “¿Dime qué me pasó? Tú que me conoces de toda la vida ¿Qué puedo hacer?” El amigo hará todo por consolar y regañar, por abrazar y hacer entender y sólo los responsables escucharán para poner en práctica, recordarán a través de su amigo la persona que eran y con coraje comenzarán a poner un alto y decir: “Hasta aquí”.



Con suspiritos post lloratorios comienzan a ver a través de la realidad… como la peli de 500 días con summer, cuando él ya veía lo que estaba pasando objetivamente. Descubrirán en qué momento se comenzaron a perder y la autoestima les hará sentir desprecio por aquella situación.

“No merezco esto” dice el autoestima.
- “Es un imbécil” habla el ego. – “Ojalá le vaya mal y que no se encuentre a nadie”.
- No ego, tampoco se trata de eso – interrumpe el autoestima – Aquí lo importante es que por primera vez en la vida dejes de pensar en él o ella aunque sea para desearle algo malo. Piensa en ti. Abrázate, perdónate y agradece también los momentos buenos.
- Ojalá me vea guapísima o guapísimo en la boda de no sé quién que sé que va a ir…. – agregó otra vez el ego.
- Ojalá –dijo el autoestima abrazando al ego – Ojalá que eso suceda porque es consecuencia de que estas mejor y no porque estás invirtiendo tus energías en ese proyecto que una vez más te digo, ya murió.

Y la plática seguirá hasta reconocer que no volteamos a vernos a nosotros. Platicamos con las amigas o los amigos imaginando qué pensará aquella persona… buscamos un pretexto para volverla a ver: “Se quedó con mi ipod” o “ tiene mi película” es suficiente como para mandarle un mensaje sin agredir nuestra dignidad. Pero ¿De qué sirve? Una vez más nos levantamos y nos acostamos gastando nuestras energías en el proyecto que repito, ya murió.

Y lo sé, lo he experimentado, es horrible saber que alguien “ya no es” y tengamos que olvidar hasta sus rasgos físicos que odiábamos, porque de lejos todo nos parece adorable. Maximizamos los detalles agradables y nos vendamos ante las fregaderas que nos hicieron y peor aún, las justificamos y las entendemos.

No tiene nada de malo tener empatía y comprender que él o ella hizo tal o cual cosa porque bla bla bla (mil y un razones) pero eso no justifica que dejemos que nos dañen. ¡NADA JUSTIFICA PERMITIR QUE NOS DAÑEN!

Creo que el único amor incondicional es de una madre a sus hijos, nosotros necesitamos un dar y recibir que fomente un círculo de amor que nos lleve a madurar y crecer hasta el cielo. De otra forma: NO ACEPTO.


¿Por qué voy a aceptar? Es obvio que en la pareja hay que ser tolerantes, que no todo es perfecto que la la la la la pero en el fondo no nos hagamos tontos, en el fondo sabes si la otra persona, con todos sus errores, sigue diciendo “le apuesto a esto” todos los días o no.

Cuando una persona está ahí, va a los entrenamientos, asiste a clases (aunque no ponga atención), está presente, quiere estar, desea intentar ver hasta dónde llega la unión de esos dos elementos maravillosos, tú y la persona, entonces aquella persona, con todos sus defectos tiene el primer requisito del amor: Querer estar.

Si no quiere estar todo se viene abajo. Además tiene que estar en algún lado así que si no está contigo está con un “submundo” llámese otra persona o un sueño que no tiene que ver contigo, pero en algún lado está habitando.

Pero volviendo a lo que importa, tú mismo, mímate, abrázate y pregúntate ¿Esto es lo que quiero? Porque de verdad es una droga pero en el fondo sabemos que es nociva y entiendo perfecto cuando ves a tu alrededor y hay galanes o galanas buenas niñas o buenos niños que jamás nos harían eso pero desgraciadamente ¡NO NOS ENAMORAN! Así que nos aferramos a esa persona poquito maliciosa que nos da ese no sé qué que me encantaría descubrir… ¡ENTIENDO PERFECTO EL PUNTO! Pero – me pongo de ejemplo para que sepas que hay una luz en el camino – habiéndome pasado eso les puedo decir que el primer paso para liberarte de todo esto es encontrarte a ti mismo y el segundo querer cambiar el patrón de la pareja porque ahorita le lloras a Luisito, pero mañana será Paco, Beto, Santi, y sin querer todos tendrán el mismo patrón que no te quitas de la cabeza.

Lo mismo a los hombres. Se enamoran de Marina, de María, de Rosario  y las tres los tratan mal y no saben por qué. ¡PORQUE ESO ESTÁN BUSCANDO! El problema es ¿Por qué busco esto? Ahí sí no sé…


Lo importante de este aprendizaje es que no importa que nos hayamos humillado, ya que esté superado hasta seremos objeto de burla con los amigos y cuando lo veas en la calle dirás “¿Cómo me pudo gustar?” y aún así tu ego tratará de que te halagues cuando te lo encuentres – que no tiene nada de malo – . La cosa aquí está en aprender de esta HUMILLACIÓN DE UN CORAZÓN ROTO y aprender a decir ¡NO ACEPTO! La próxima vez que veamos una posibilidad de autodestrucción a la vista.

Y claro, nos vendrán a la mente preguntas como ¿Cómo pudo ser tan cínico? ¿Cómo es posible que existan personas tan descorazonadas que nos hagan esto? La respuesta es simple: Existen asesinos, violadores, golpeadores, mentirosos y de todo en La Viña del Señor, la pregunta es ¿Por qué dejo que entren a mi vida?



En fin, quiero concluir con una peli que amo, que amo demasiado: Orgullo y prejuicio, hay una escena cuando el papá le dice a Elizabeth: “Mira a este hombre, ¿te gusta verdad?” refiriéndose a un soldado que ella frecuentaba, entonces continuó “Es un hombre ideal para que te rompa el corazón, una mujer con el corazón roto posee gran sabiduría, deberías intentarlo…” Moraleja: no estoy diciendo que te dejes herir por alguien más, sino que una persona que aprendió de una caída es mucho más sabia y se le genera una sensibilidad inigualable capaz de crear una vacuna contra el sufrimiento próximo que pudiera generar una persona no apta para entrar a nuestro corazón. A veces los errores, cuando aprendemos de ellos, nos llevan a los lugares que queríamos llegar.



 

domingo, 3 de noviembre de 2013

ARRIESGATE...

Aunque reír es arriesgarse a parecer un tonto...

Aunque llorar es arriesgarse a parecer sentimental...

Aunque acercarse a alguien es arriesgarse a involucrarse...

Aunque mostrar tus sentimientos es arriesgar tu yo interior...

Aunque exponer tus ideas o tus sueños a una multitud es arriesgarse a perderlos...

Aunque amar es arriesgarse a no ser amado de la misma manera...

Aunque vivir es arriesgarse a morir...

Aunque desear es arriesgarse a ser defraudado...

Aunque intentar es arriesgarse a fallar...

A pesar de todo, debes arriesgarte.

Debes correr los riesgos simplemente porque el más grande de los peligros de la vida es no arriesgarse.

Las personas que no arriesgan nada o nunca tienen nada, no hacen nada.

Tal vez podrán evitar el sufrimiento y la tristeza, pero no logran aprender, sentir, cambiar, crecer o vivir.

Prisioneros de sus temores, son esclavos que han renunciado a su libertad, pues sólo cuando una persona se arriesga, es libre.

Los pesimistas se quejan del viento; los optimistas esperan confiadamente que los vientos cambien de dirección y los realistas, ajustan sus velas en la dirección correcta.

Arriésgate...

Es cierto, que puedes perder ¿Pero has pensado en lo que puedes ganar?

miércoles, 30 de octubre de 2013

Tu mayor tesoro

Cuentan que una vez un hombre caminaba por la playa en una noche de luna llena, mientras pensaba en su vida y reflexionaba…

 " Si tuviera un auto nuevo, sería feliz"
 " Si tuviera una casa grande, sería feliz"
 " Si tuviera un excelente trabajo, sería feliz"
 " Si tuviera una pareja perfecta, sería feliz"

En ese momento, tropezó con una bolsita llena de piedras y empezó a tirarlas una por una al mar cada vez que decía: "Sería feliz si tuviera..."

Así continuó pensando en todo lo que no tenía y que por lo tanto impedía su felicidad. De pronto se dio cuenta de que solo le quedaba una piedrita en la bolsa y la guardó.
Al llegar a su casa y vaciarse los bolsillos vio que aquella piedrita, era un diamante muy valioso.
¿Te imaginas cuantos diamantes arrojó al mar sin apreciarlos?

Cuántos de nosotros pasamos arrojando nuestros preciosos tesoros, por estar esperando lo que creemos perfecto, o soñando y deseando lo que no tenemos, sin darle valor a lo que tenemos cerca. 

Mira a tu alrededor y si te detienes a observar, te darás cuenta cuan afortunado eres, muy cerca de ti está tu felicidad y no le has dado la oportunidad de demostrarlo.

Observa bien lo que tienes, tal vez sea un diamante valioso.
En realidad, cada día es un diamante precioso, valioso e irremplazable.
Depende de ti aprovecharlo o lanzarlo al mar del olvido para nunca mas poder recuperarlo.

Dame Señor, lo que tú sabes que me conviene y que yo no sé pedir.
Dame un corazón alerta, un oído atento y activa mis manos y mente, para que esté siempre dispuesto a hacer tu Santa Voluntad.

Derrama Señor tu Gracia sobre todos los que amo y concédeme tu paz.


martes, 29 de octubre de 2013

Una familia y su burro

Había una vez, hace muchos años, un matrimonio que tenía un hijo de doce años y un burro. Un buen día, decidieron viajar, trabajar y conocer mundo. Así, se fueron los tres con su burro.
Al pasar por el primer pueblo, la gente comentaba: “Mira ese chico tan mal educado y comodino! El arriba del burro y sus pobres padres, ya grandes, llevándolo de las riendas!”.
Entonces, la mujer le dijo a su esposo: “No permitamos que la gente hable mal del niño”.
El esposo lo bajó y se subió él.
Al llegar al siguiente pueblo, escucharon que la gente murmuraba:
“¡Mira qué sinvergüenza ese tipo! Deja que la criatura y la pobre mujer tiren del burro, mientras él va muy cómodo encima!”.
Entonces, tomaron la decisión de que fuera ella quien se subiera al burro mientras padre e hijo tiraban de las riendas.
Al pasar por el tercer pueblo, la gente comentaba:
“¡Pobre hombre!... Después de trabajar todo el día, debe llevar a la mujer sobre el burro! ¿Y al pobre hijo? ¡qué le espera con esa madre!
Nuevamente se pusieron de acuerdo y decidieron subirse al burro los tres para reiniciar su peregrinaje.
Entonces, en el poblado siguiente, escucharon que los pobladores decían:
“¡Son unas bestias, más bestias que el burro que los lleva, van a partirle la columna!”.
Por último, decidieron bajarse los tres y caminar junto al burro... Pero al pasar por el pueblo siguiente no podían creer lo que las voces, entre sonrientes y burlonas decían de ellos:
“¡Mira a esos tres idiotas: caminan, cuando tienen un burro que podría llevarlos!”
Esta historia, concluía Chaplin, que se acerca mucho a la realidad de nuestras vidas y nos enseña que hagas lo que hagas, siempre te criticarán, hablarán mal de tí y será muy difícil que encuentres alguien que esté conforme con tus acciones y actitudes.
Entonces: ¡vive como te parezca!, haz lo que te dicte el corazón y no prestes demasiada atención a los comentarios de la gente, que invariablemente van a hablar de ti... y por lo general será mal.
Piensa que la vida, es como una obra de teatro que no permite ensayos, por eso: canta, ríe, baila, ama y vive intensamente cada momento de tu vida. Hazlo antes de que el telón baje y la obra de tu vida termine sin aplausos!.

domingo, 27 de octubre de 2013

CARTA DE UN HOMBRE

Queridas amigas:

Nos importa un carajo cuanto pesan.Es fascinante tocar, abrazar y acariciar el cuerpo de una mujer. Pesarla, no nos proporciona ningún efecto!!

No tenemos la menor idea de lo que es un talle. Nuestra evaluación es visual. Es decir, si tiene forma de guitarra, está buena. No nos importa cuánto mide en centímetros. Es una cuestión de proporción, no de medida.

Las proporciones ideales del cuerpo de una mujer son: Curvilíneas, pulposas, femeninas…Esa clase de cuerpo que de un solo golpe de vista uno identifica sin duda alguna y en una fracción de segundo.

Las flaquitas que desfilan en las pasarelas, siguen la tendencia diseñada por modistos, que dicho sea de paso, son todos maricas, y odian a las mujeres y compiten con ellas. Sus modas son, lisa y llanamente, agresiones al cuerpo que odian porque no pueden tener.

No hay belleza más irresistible en la mujer que la feminidad y la dulzura. La elegancia y el buen trato, son equivalentes a mil Viagras.

El maquillaje se inventó para que las mujeres lo usen. Úsenlo. Para andar a cara lavada, estamos nosotros.

Las faldas se inventaron para que luzcan sus magníficas piernas. ¿Para qué carajo se las tapan con pantalones anchos? ¿Para que las confundan con nosotros?

Una ola es una ola, las caderas son caderas y punto.

Si la naturaleza les dio ese aspecto curvilíneo, es por algo y reitero: a nosotros nos gustan así.

Ocultar esas curvas, es equivalente a tener tu mejor sillón embalado en el sótano.

Entendámoslo de una vez, traten de gustarnos a nosotros, no a ustedes, porque nunca van a tener una referencia objetiva de cuán lindas son de mujer a mujer. Ninguna mujer va a reconocer jamás delante de un tipo que otra mujer está linda.

Las jovencitas son lindas…Pero las de 40 para arriba, son el verdadero plato fuerte.

El cuerpo cambia. Crece.Una mujer de 40 o de 50 años, a la que le entra la ropa de cuando tenía 20 o 25 años, o tiene problemas de desarrollo, o se está autodestruyendo.

Nos gustan las mujeres que saben manejar su vida con equilibrio y saben manejar su natural tendencia a la culpa.

O sea: la que cuando hay que comer, come con ganas(la dieta vendrá en septiembre, no antes);cuando hay que hacer dieta, hace dieta con ganas(no se sabotea ni sufre);cuando hay que tener intimidad de pareja, la tiene con ganas; cuando hay que comprar algo que le gusta, lo compra; cuando hay que ahorrar, ahorra.

Algunas líneas en la cara, algunos puntos de sutura en el vientre, algunas marcas de estrías, no les quitan su belleza. Son heridas de guerra, testimonio de que han hecho algo con sus vidas, no han estado años en formol ni en un spa. ¡Han vivido!

El cuerpo de la mujer es la prueba de que Dios existe. Es el sagrado recinto donde nos gestaron a todos, donde nos alimentaron, nos acunaron, que nosotros sin querer las llenamos de estrías, y demás cosas que tuvieron que ocurrir para que estemos vivos.

Cuídenlo. Cuídense. Quiéranse.La belleza es todo eso, Todo junto.

Firma = los hombres


martes, 27 de agosto de 2013

Pareja ideal, ¿mito o realidad?

En nuestro entorno y en nuestras conversaciones señalamos a unas parejas como "la pareja ideal", pero ¿qué tiene esto de realidad y qué tiene de mito?, ¿acaso la pareja ideal no tiene momentos de crisis?, ¿son ideales las 24 horas?, ¿realmente existen trucos para una pareja feliz?
Todas estas preguntas son muy personales, tanto que dependen mucho de ti, de la otra persona y de las circunstancias que os rodeen. Lo importante para que alguien se convierta en tu pareja ideal es elegir bien a esa pareja.
Muchas veces nos dejamos llevar por alguien al que tenemos cariño y que nos trata bien y acabamos en una relación larga y duradera pero que tan sólo se sostiene por el cariño, el respeto y la buena convivencia, ¿es esto una pareja ideal? No. Aunque todo vaya bien y puedas aprobar con nota a tu chic@ en todos los asuntos del matrimonio, noviazgo o de la relación que estéis manteniendo una pareja ideal es mucho más que eso.

¿Qué entendemos por una pareja perfecta?

No tiene por qué ser igual que nosotros pero tampoco el contrario más opuesto, como en casi todo, el término medio es lo correcto.
Lo ideal es que en las relaciones afectivas que tengas en tu vida encuentres personas que te complementen y esto no quiere decir que suplan tus carencias, sino que te entiendas y se pongan en tu piel en todo momento.

De esta manera, si a tu pareja sólo le hace falta mirarte para saber cómo estás o escuchar tu aliento al teléfono es que te conoce bien, pero no basta sólo con esto, debe entenderte y actuar en consecuencia.

Una pareja debe ser una relación madura y lleva implícito un compromiso, no tiene que ser el mismo en todas las parejas, pero normalmente a la pareja le une algo más que el amor, ya sea un compromiso material, sentimental, sexual o moral.

Uno de los errores más graves es creernos que sólo somos nosotr@s las que tenemos que sentir esa felicidad, ¿y si nos preocupamos un poco por los demás, por el de enfrente?, ¡claro que sí! Te sentirás muy bien y muy feliz si haces feliz a los demás. Cuando alcances este punto significará que estás muy a gusto con la persona que tienes al lado y lo que más te apetece es hacerle feliz.

Si esta embriagadez no se pasa y resulta que siempre actúas para hacer feliz al otro, pensando también en ti, por supuesto, seguro que estás muy cerca de ser su pareja ideal ¡y al contrario!

No intentes buscar en una sola persona tu ideal porque es muy difícil alcanzar una fantasía de este tipo. Confeccionas en tu cabeza un modelo de persona perfecta para ti, pero en la realidad ese ideal de persona no existe sino que existen muchas personas que uniendo sus cualidades y su personalidad pueden acercarse al ideal que anhelas. Baja a la tierra y haz que los mortales lleguen a ser tu pareja ideal, depende de ti.

Fuente: Revista Cosmopolitan

jueves, 22 de agosto de 2013

BORDADOS DE LA VIDA

Cuando yo era niño, mi madre trabajaba mucho cosiendo. Yo me sentaba en el suelo, miraba y preguntaba qué es lo que estaba haciendo. Ella me contestaba que estaba bordando.
Todos los días yo hacía la misma pregunta y ella me contestaba lo mismo. Observaba su trabajo de una posición abajo de donde ella se encontraba sentada, y repetía: “Mamá, que es lo que estás haciendo?”


Le decía que, desde donde yo la miraba, lo que estaba haciendo me parecía muy extraño y confuso. Era un amontonado de nudos e hilos de diferentes colores, largos, cortos, unos gruesos y otros finos... Yo no entendía nada.



Ella sonreía, miraba hacia mí y de manera amable me decía: “Hijo, sal un poco a jugar, y en cuanto termine mi trabajo yo te llamaré y te cogeré en mis brazos y dejaré que veas el trabajo desde mí posición.
Pero yo seguía preguntándome desde abajo donde estaba: ¿Por qué ella usaba algunos hilos de colores oscuros y otros claros? ¿Por qué me parecían tan desordenados y enmarañados? ¿Por qué estaban tan llenos de nudos y puntos? ¿Por qué había tantos nudos y hilos enredados entre si? ¿Por qué no tenían aún una forma definida? ¿Por qué tardaba tanto para hacerlo?
Un día, cuando yo estaba afuera jugando, ella me llamó. “Hijo, ven aquí, que te coja en mis brazos”.



Me cogió y me sorprendí al ver el bordado. “¡No me lo podía creer! ¡Desde abajo me parecía tan confuso! Pero, desde arriba, he podido ver un paisaje maravilloso.” Entonces ella me dijo:
- “Hijo, desde abajo mi bordado te parecía confuso y desordenado porque tu no veías que en la parte de arriba había un bello diseño...



...Pero, ahora, mirando el bordado desde mí posición, tu ya puedes ver qué es lo que yo he estado haciendo”.



Muchas veces, a lo largo de los años, he mirado hacia al cielo y he dicho: “Padre, ¿qué es lo que estás haciendo?” El parece responder: “Estoy bordando tú vida, hijo”.
Y yo sigo preguntando: “Pero lo veo todo tan confuso... Padre, todo está desordenado. Hay muchos nudos, situaciones difíciles que no terminan y cosas buenas que pasan rápido. Los hilos son tan oscuros... ¿Por qué no son más brillantes?”



El Padre parece decir: “Hijo mío, ocúpate de tú trabajo, relájate... confía en mí. Yo haré mí trabajo. Un día, te llevaré a ti en mis brazos, y entonces irás a ver el plan de tu vida desde mí posición”.



A veces no entendemos qué está ocurriendo en nuestras vidas. Las cosas son confusas, no encajan y parece que nada nos sale bien.
Es que estamos mirando el reverso de la vida. Del otro lado, Dios está bordando …
¡Qué Dios haga de tú vida un “bordado” precioso!

lunes, 19 de agosto de 2013

Algunas decisiones

Estuve reflexionando de lo difícil que es a veces tomar algunas decisiones. Es como cuando vamos al dentista para sacar esa muela o diente, algun@s tienen un pánico de ir al destista, sabemos que puede ser doloroso, pero que es necesario. una vez extraído el diente, queda un espacio, y ese diente nos hace falta, nos pasamos la lengua por ese espacio y sentimos un gran vacío, el vacío que quedó al quitarnos algo que sentíamos nuestro y necesario, pero con el tiempo te das cuenta que era lo mejor, y con el tiempo sale otro diente que viene a cubrir ese vacío que dejó el anterior, hasta que nos olvidamos por completo.

Así de difíciles y dolorosas son algunas decisiones, pero son necesarias...


jueves, 15 de agosto de 2013

NO TE SALVES


No te quedes inmóvil 

al borde del camino 

no congeles el júbilo 

no quieras con desgana 

no te salves ahora 
ni nunca 
no te salves 
no te llenes de calma 
no reserves del mundo 
sólo un rincón tranquilo 
no dejes caer los párpados 
pesados como juicios 
no te quedes sin labios 
no te duermas sin sueño 
no te pienses sin sangre 
no te juzgues sin tiempo 



pero si 

pese a todo 

no puedes evitarlo 

y congelas el júbilo 
y quieres con desgana 
y te salvas ahora 
y te llenas de calma 
y reservas del mundo 
sólo un rincón tranquilo 
y dejas caer los párpados 
pesados como juicios 
y te secas sin labios 
y te duermes sin sueño 
y te piensas sin sangre 
y te juzgas sin tiempo 
y te quedas inmóvil 
al borde del camino 
y te salvas 
entonces 
no te quedes conmigo.

Mario Benedetti



martes, 13 de agosto de 2013

SONRIE!


Sonríe, aunque tu corazón este dolido.
Sonríe, igual aunque este roto.

Cuando haya nubes en el cielo,
sobrevivirás.


Si sonríes
con tu miedo y tu dolor;

Sonríe y tal vez mañana
tu encontrarás esa vida que aun vale la pena, si simplemente…
Iluminas tu cara con alegría,
Escondes cualquier rastro de tristeza
aunque una lagrima tal vez esta tan cerca;
Ese es el momento en el que debes seguir intentándolo.

Sonríe, que sentido tiene llorar.
Tu encontrarás esa vida que aun vale la pena si simplemente sonríes,

Sonríe, aunque tu corazón este dolido.

Sonríe, igual aunque este roto.

Cuando haya nubes en el cielo
sobrevivirás.

Si sonríes
Con tu miedo y tu dolor.

Sonríe y tal vez mañana
Tu encontrarás esa vida que aun vale la pena si simplemente sonríes…

Ese es el momento en el que debes seguir intentándolo.
Sonríe, que sentido tiene llorar

Tu encontrarás esa vida que aun vale la pena,
si simplemente sonríes.



miércoles, 7 de agosto de 2013

He aprendido...

    Que no puedo hacer que alguien me ame, solo convertirme en alguien a quien se puede amar. El resto depende de los otros.

    Que por mucho que me preocupe por los demás, muchos de ellos no se preocuparán por mí.

    Que se pueden requerir años para construir la confianza y únicamente segundos para destruirla.
    Que lo que verdaderamente cuenta en la vida, no son las cosas.
    Que tengo alrededor, sino las personas que tengo alrededor.
    Que puedo encantar a la gente por unos 15 min. Después de eso necesito poder hacer más.
    Que no puedo compararme con lo mejor que hacen los demás, sino con lo mejor que puedo hacer yo.
    Que lo más importante no es lo que me sucede sino lo que hago al respecto.
    Que hay cosas que puedo hacer en un instante, y que pueden ocasionar dolor durante toda una vida.
    Que es importante practicar para convertirme en la persona que yo quiero ser.
    Que es mucho más fácil reaccionar que pensar… y más satisfactorio pensar que reaccionar.
    Que siempre debo despedirme de las personas que amo con palabras amorosas; podría ser la última vez que las vea.
    Que puedo llegar mucho más lejos de lo que pensé que era posible.
    Que soy responsable de lo que hago, cualquiera que sea el sentimiento que tenga.
    Que si no controlo mis actitudes ellas me controlan a mí.
    Que por apasionada que sea una relación en un principio, la pasión se desvanece y algo más debe tomar su lugar.
    Que los héroes son las personas que hacen aquello de lo que están convencidos, a pesar de las consecuencias.
    Que aprender a perdonar requiere de mucha practica.
    Que el dinero es un pésimo indicador del valor de algo o alguien.
    Que con los amigos podemos hacer cualquier cosa, o no hacer nada, y tener el mejor de los momentos.
    Que a veces las personas que creo que me van a patear cuando estoy caído, son aquellas que me ayudan a levantar, y aquellas
    Que creo que me van a levantar, son las que me patean.
    Que en muchos momentos tengo el derecho de estar enojado, más no el derecho de ser cruel.
    Que el verdadero amor y la verdadera amistad, continúan creciendo a pesar de las distancias.
    Que simplemente porque alguien no me ama de la misma manera en que yo quisiera no significa que no me ame a su manera.
    Que la madurez tiene que ver con las experiencias que he tenido y aquello que he aprendido de ellas, que con él numero de años cumplidos.
    Que nunca debo decirle a un niño que sus sueños son tontos; pocas cosas son tan humillantes y que tragedia seria si lo creyera.
    Que por bueno que sea el buen amigo, tarde o temprano me voy a sentir lastimado por él y debo saber perdonarlo por ello.
    Que no siempre es suficiente ser perdonado por los otros; a veces tengo que perdonarme a mí mismo.
    Que por más fuerte que sea mi duelo, el mundo no se detiene por mi dolor.
    Que mientras mis antecedentes y circunstancias puedan haber influenciado en lo que soy, yo soy responsable de lo que llego a ser.
    Que porque dos personas discuten no significa que no se aman; y simplemente porque dos personas no discutan no significa que se amen.
    Que no tengo que cambiar de amigos, si comprendo que los amigos cambian.
    Que dos personas pueden mirar la misma cosa y ver algo totalmente diferente.
    Que hay muchas maneras de enamorarse y permanecer enamorado.
    Que sin importar las circunstancias, cuando soy honesto conmigo, llego más lejos en la vida.
    Que muchas cosas pueden ser generadas por la mente; el truco es el autodominio.
    Que aún cuando pienso que no puedo dar más, cuando un amigo pide ayuda, logro encontrar la fuerza para ayudarlo.
    Que tanto escribir como hablar alivia los dolores emocionales.
    Que el paradigma en el que vivo no es la única opción que tengo.
    Que los títulos sobre la pared no nos convierten en seres humanos decentes.
    Que las personas se mueren demasiado pronto.
    Que aunque la palabra amor pueda tener diferentes significados, pierde su valor cuando se usa con ligereza.
    Que aunque a veces me sienta solo y abandonado, DIOS SIEMPRE ESTARÁ CONMIGO y no importa cuantas veces lo rechace, siempre me tomará en sus brazos.
    Que es muy difícil determinar dónde fijar el límite entre no herir los sentimientos de los demás y defender lo que creo.
    Y seguiré aprendiendo…

jueves, 1 de agosto de 2013

Diálogo con Dios

Yo: Dios, te puedo preguntar algo?

Dios: Claro.

Yo: Me prometes que no te enojas?

Dios: Lo prometo.

Yo: Por qué me dejaste sufrir tanto con todo lo que me pasó este día?

Dios: a qué te refieres?

Yo: Bueno, me levanté tarde.

Dios: Si.

Yo: mi carro se me descompuso.

Dios: Bien.

Yo: a la hora de la comida, mi sándwich estaba mal hecho y tuve que
esperar.

Dios: Huummm.

Yo: camino a casa, mi teléfono se descargó y no pude hacer ninguna llamada.

Dios: Correcto.

Yo: Y para colmo, cuando llegué a mi casa y quise darme un masaje de pies en
mi nuevo aparato y no funcionó!!! nada me salió bien este día! por qué
hiciste eso?

Dios: Déjame ver, el ángel de la muerte estaba en tu cama al amanecer, y
tuve que mandar a otro ángel que peleara con él por tu vida. Te dejaré que medites en eso.

Yo: OH...

Dios: No dejé que tu carro funcionara porque venía un borracho por tu camino
y le hubieras pegado si hubieras ido manejando.

Yo: (avergonzado)

Dios: La primera persona que te hizo el sándwich hoy estaba enferma, y no
quise que te contagiaras, sabía que no podías perder de trabajar por varios
días.

Yo: (avergonzado)

Dios: Tu teléfono se descargó porque la persona que te habló iba a dar
testimonio falso de tu conversación, ni siquiera te dejé hablar con él para
que no tuvieras problemas.

Yo: ( bajito ) Ya veo Dios.

Dios: Oh, y el aparato de masajes, tenía un corto que iba a cortar toda la
luz de la casa. No creí que querrías estar a obscuras.

Yo: Lo siento Dios.

Dios: No te preocupes, solo aprende a confiar en Mi...en todas las cosas,
las buenas y las malas.

Yo: Tendré confianza en ti.

Dios: Y no dudes que mi plan para tu día es mejor que el tuyo.

YO: Esta bien Dios. y déjame decirte, gracias por este día.

Dios: De nada hijo mío. fue otro día más siendo Dios para ti, y a mí me
encanta cuidar a mis hijos.

Pásalo más adelante si crees en EL.

Los ángeles se han enterado de que estas luchando contra algo.

”La vida no es solo esperar a que pase la tormenta, sino aprender a bailar
en la lluvia.”


miércoles, 31 de julio de 2013

Someday do you know - ss501 (sub esp)

Otra linda canción coreana :D...
...Las escucho ahora, las puedo ver ahora,
este tímido sentimiento es aún mas hermoso que cualquier flor,
te amo a ti y solo a tÍ...♫♪


Deja de esperar para ser feliz...

Deja de esperar para ser feliz. Hace años me dijeron una frase que me pareció algo a tener en cuenta, decía: “Todo lo que tiene que pasar ya ha pasado, todos los que tienen que venir ya han venido, ahora tu verás como te las arreglas para ser feliz con lo que tienes”. Cierto es que sucederán más cosas y también que vendrá más gente, pero si no eres capaz de sacar partido a lo que tienes, ¿qué te garantiza que sabrás sacar partido a lo próximo que llegue? ¿Y si lo que esperas no llega? ¿Y si la espera solo es una excusa de la mente para seguir demorando tu satisfacción y disfrute? Mi elección es empezar a disfrutar lo mucho o poco que pueda con lo mucho o poco que tengo. Además como todo es relativo, la cantidad o calidad de lo que tengo se ve de diferente manera en base a mis expectativas o a las realidades ajenas con las que me compare. ¡Disfruta lo que hay! Deja de esperar para ser feliz.

lunes, 29 de julio de 2013

EL PERDON

El perdón es una expresión de amor. 
 El perdón libera de ataduras que amargan el alma y enferman el cuerpo.
 Muchos de nuestros intentos de perdón fracasan pues confundimos esencialmente lo que es perdonar y nos resistimos ante la posibilidad de empequeñecer los eventos ocurridos u olvidarlos. 
 El perdón no es olvido, no es olvidar lo que nos ocurrió. 
 No significa excusar o justificar un determinado evento o mal comportamiento. 
 No es aceptar lo ocurrido con resignación. 
 No es negar el dolor. 
 No es minimizar los eventos ocurridos. 
 No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes. 
 Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, 
ni darle la razón a alguien que te lastimó. 
 Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos 
que nos causaron dolor o enojo. 
 Creemos erradamente que el perdón debe de conducirnos inexorablemente
 a la reconciliación con el agresor. 
 Pensamos que perdonar es hacernos íntimos amigos de nuestro agresor y por tal motivo lo rechazamos. 
 No implica eso para nada, el perdón es UNICAMENTE PARA TI y para nadie más. 
 No hay que esperar que la persona que nos agredió cambie o modifique su conducta pues lo más probables es que ésta persona no cambie y es más, a veces se ponen hasta peor.
 El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó.
 La falta de perdón te ata a las personas desde el resentimiento. 
 Te tiene encadenado. 
 El perdón se debe de realizar "sin expectativas" sin esperar que nada suceda. 
 Si esperamos que el agresor acepte su error, 
estaremos esperando en vano y gastando nuestro tiempo
 y nuestras energías en una disculpa que jamás llegará.
 Si estamos esperando esta reacción, luego de haber perdonado, 
pues realmente no perdonamos de corazón pues 
seguimos esperando una retribución, un resarcimiento. 
 Seguimos anclados en el problema, en el ayer, queriendo que nos paguen por nuestro dolor.
 Entonces no hemos perdonado, y quien tiene el control de nuestra vida es el ego. 
 Ego que quiere a toda costa castigar o cobrar al agresor. 
 No existe nada ni nadie que pueda resarcir el dolor ocasionado en el pasado, 
 el pasado no tiene cómo ser cambiado. 
Ningún tipo de venganza o retribución podrá subsanar los momentos 
de tristeza y desolación que vivimos, lo mal que nos sentimos. 
 Al esperar una disculpa, que se acepte el error; nada de eso cambiarán los hechos, 
lo ocurrido en el pasado, sólo estaremos queriendo alimentar nuestro ego, 
nuestra sed de justicia mal enfocada.
 La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu 
ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes.
 El perdón es una declaración que podemos y debemos renovar a diario.
 Muchas veces la persona más importante a la que tienes 
que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron 
de la manera que pensabas. 
Perdonando desde nuestro corazón, logramos mirar los hechos
 tal y como sucedieron y luego decidimos dejarlos ir, dejarlos en el ayer. 
 ¡Aceptemos que somos APRENDICES! 
 Que la lección ya se encuentra aprendida y que hemos logrado 
vencer las circunstancias negativas que nos tocaron vivir. 
Perdona para que puedas ser perdonado.
 Recuerda que con la vara que mides, serás medido...
(Paulo Coelho)

domingo, 28 de julio de 2013

No sé si en la distancia, sin contacto alguno se puede seguir enamorando, lo que sé es que no puedo dejar de escribir porque te pienso a cada momento, que este sentimiento es un altibajo, cuando creía que pasaba, regresa como torrente, me aprisiona y me deja impregnada la memoria con tu aroma. 

Te quiero de todas las formas: te quiero bonito, te quiero carnal, te quiero visceral, te quiero obsesivamente, te quiero hasta en un suspiro, todo mi ser se desenvuelve porque te quiero. No creo ni entiendo en otra forma de querer. 

viernes, 26 de julio de 2013

HISTORIA SOBRE HONESTIDAD

Hubo una vez un rey que convocó a todos los solteros del reino pues era tiempo de buscar esposo para su hija. Todos los jóvenes asistieron y el rey dijo:

"Os voy a dar una semilla diferente a cada uno de vosotros. Al cabo de seis meses deberán traerme en una maceta la planta que obtengan y el que presente la mejor se casará con la princesa".

Uno de los jóvenes plantó su semilla, pero ella no germinaba. Mientras tanto, todos los demás jóvenes no dejaban de hablar y mostrar las hermosas plantas y flores que habían sembrado en sus macetas.

Pasaron los seis meses y todos los jóvenes desfilaban hacia el castillo con hermosísimas y exóticas plantas.
Con la cabeza baja y muy avergonzado, iba hacia el palacio el joven cuya semilla no germinaba, con su maceta vacía. Los demás presumían de sus plantas y al ver a nuestro amigo se reían y burlaban.

En ese momento el alboroto fue interrumpido por la llegada del rey. Hicieron sus respectivas reverencias mientras se paseaba entre todas las macetas admirando las plantas. Finalizada la inspección hizo llamar a su hija y llamó de entre todos al joven que llevó la maceta vacía. Atónitos, todos esperaban la explicación de aquella acción.

El rey dijo entonces: "Éste es el nuevo heredero. A todos ustedes se les dió una semilla infértil, y todos trataron de engañarme plantando otras plantas. Este joven tuvo el valor de presentarse y mostrar su maceta vacía, siendo HONESTO, sincero, leal y valiente, cualidades que un futuro rey debe tener y que mi hija merece"